Los españoles cada vez confían menos en la homeopatía. El problema: los tratamientos aprobados no dejan de crecer

Los españoles cada vez confían menos en la homeopatía. El problema: los tratamientos aprobados no dejan de crecer
41 comentarios

Muchas de las noticias que hablan de nuevos medicamentos o tratamientos lo hacen refiriéndose a los numerosos pasos que tienen que dar antes de llegar a farmacias y centros de salud. No todos los tratamientos compiten, eso sí, en igualdad de condiciones. Tanto es así que en España ya se han aprobado más de un millar de tratamientos homeopáticos.

1.100 productos aprobados.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) cuenta ya con una base de datos que incluye más de 1.100 productos homeopáticos aprobados. El que esta lista haya ido conformándose en los últimos meses no está relacionado con ninguna avalancha de productos homeopáticos llegando a nuestras farmacias sino a cambios en el panorama administrativo.

Años de incertidumbre. Esto puede apreciarse en el hecho de que los productos homeopáticos nunca han dejado de esta presentes en algunas farmacias. Su presencia venía dada por una suerte de vacío a la hora de aplicar las leyes y regulaciones vigentes.

El camino hasta llegar ahí fue largo. Ya en 1994 el Estado trató de regular este tipo de tratamientos con escaso éxito. En 2018, el Gobierno trató de lidiar con los problemas derivados del descontrol facilitando a las empresas la regulación de sus productos.

Una industria millonaria. La homeopatía es una pseudociencia que se basa en la hipótesis promulgada a finales del siglo XVIII por el médico alemán del siglo Samuel Hahnemann. Se basa en la idea de la memoria que tendrían compuestos como el agua cuentan con una forma de “memoria” que permite transmitir propiedades de una molécula a una persona.

Las moléculas cuyas propiedades se desean extraer son diluidas sucesivamente en agua hasta que su presencia pasa a ser irrelevante. Decir que su funcionamiento es acientífico sería una exageración: el efecto placebo está, al fin y al cabo, bien documentado científicamente. Más allá de este fenómeno, aún no se han encontrado evidencias científicas de su capacidad para tratar enfermedades o dolencias.

A pesar de ello el negocio de la homeopatía es considerable. El valor de las ventas de productos homeopáticos en España se acercaba a decenas de millones de euros anuales entre 2017 y 2018, aunque la tendencia era ya entonces a la baja.

Cada vez menos convencidos. Esto ocurre en un contexto en el que la homeopatía convence cada vez a menos españoles. Según las encuestas de percepción social de la ciencia que elabora la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT), las personas que dan relevancia a esta forma de tratar enfermedades es cada vez menos.

En la encuesta en la que basó su último informe, 2020, un 17,2% de los encuestados aseguraron que confiaban bastante o mucho en esta técnica, frente a un 50,9% que confiaba poco o nada. El cambio con respecto a 2018 fue notable, cuando existían un 25,4% de encuestados que confiaban en estas técnicas.

Queda por ver cómo estas nuevas regularizaciones afectarán a la percepción de la homeopatía. Aunque los productos homeopáticos siembre hayan estado presentes en numerosas farmacias, es posible que esta regularización los acerque a los consumidores y con ello afecte a su percepción. Es probable que tengamos que esperar mucho para averiguarlo.

Imagen | Julie Viken

Temas
Inicio