Compartir
Publicidad

El próximo producto de Nintendo no es una consola sino un monitor de sueño

El próximo producto de Nintendo no es una consola sino un monitor de sueño
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de la salud, desde una perspectiva más orientada a los centros de salud, se ha convertido en una vía de negocio más para empresas tecnológicas grandes. Philips y Samsung son dos buenos ejemplos de cómo parte de su trabajo pasa por crear equipos para hospitales. Dentro de poco será Nintendo quien se usa a este nicho.

Satoru Iwata confirmó esta semana que han llegado a un acuerdo con ResMed para desarrollar un monitor de sueño. Esta compañía dedicada al mundo de la salud ya tiene un equipo parecido (el S+) pero la introducción de Nintendo en la ecuación parece que será clave para universalizar más el uso de esta tecnología.

El problema con los monitores de sueño es que necesitan una configuración previa por parte del usuario haciendo que el uso regular no siempre sea fácil de conseguir. El objetivo de Nintendo pasa por crear una solución que sea sencilla y no haya que configurar, simplemente instalar al lado de la cama donde el sujeto va a dormir.

Según explica el máximo responsable de Nintendo, quieren crear un gadget capaz de medir el movimiento del cuerpo, las pulsaciones y la respiración usando frequencias de radio y sensores que no requieren contacto alguno. A esto hay que sumarle lo que ya consigue Resmed con sus sensores: medir la luz, el ruido y la temperatura de la habitación.

Lo cierto es que el interés de Nintendo por la tecnología de la salud no es nuevo. En la parte que más conocemos, ya intentó varias veces aproximarse a su manera con proyectos como el Balance Board de WiiFit o el sensor de pulsaciones que nunca terminó de llegar para Wii. Además, a principios de año explicaron que su estrategia a medio y largo plazo pasaba por este sector.

¿Para cuando New Nintendo 3DS en Europa?

De momento los de Kyoto no han querido dar más detalles al respecto pero todo apunta a que su próxima creación en hardware será este monitor de sueño. Hablando de gadgets, Iwata también aprovechó para explicar por qué la nueva Nintendo 3DS va a tardar un poco más en llegar por tierras europeas.

Según explican, las ventas de Nintendo 3DS en Japón están descendiendo y necesitan un producto nuevo para atraer a los consumidores. Es decir, todavía hay margen para seguir creciendo en Europa y Estados Unidos con los modelos actuales sin necesidad de meter la versión con mejor procesador y un segundo stick.

Vía | Bloomberg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio