Publicidad

Colgate tiene un nuevo tubo de pasta de dientes que promete aprovechar hasta la última gota: el secreto está en LiquiGlide

Colgate tiene un nuevo tubo de pasta de dientes que promete aprovechar hasta la última gota: el secreto está en LiquiGlide
17 comentarios

Uno de los problemas que tienen los tubos de pasta de dientes es que no permiten aprovechar todo el contenido. Hay que estrujarlos y hacer malabares para exprimirlos al máximo debido, principalmente, a la densidad del contenido y al material del tubo. Pues Colgate parece haber dado con la solución: un tubo hecho de un material deslizante que hace que todo el contenido, absolutamente todo, se deslice por el tubo y no se pegue.

Se trata de los nuevos productos de la gama Colgate Elixir. Más allá de las especificaciones del dentífrico, lo más interesante se encuentra en los materiales del propio bote. Y es que Colgate se ha aliado con LiquiGlide, una tecnología desarrollada por el MIT que conocemos desde 2012 y que, finalmente, comienza a llegar a productos comerciales (porque ya se aplicaba la industria biomédica).

Hasta la última gota

Pasta De Dientes

LiquiGlide fue inventado por Dave Smith y Kripa Varanasi, que demostraron su potencial en una serie de vídeos en los que mostraban un bote de ketchup, de mostaza y de mayonesa que deslizaban por completo el contenido almacenado en su interior. Esta semana la compañía ha anunciado una nueva ronda de financiación de 13,5 millones de dólares, por lo que ya suma 50 millones de dólares de financiación total.

Según explica LiquiGlide en un comunicado, Colgate ha lanzado un envase de pasta de dientes transformable, transparente, de PET, reciclable y desarrollado en asociación con LiquiGlide. Este bote, aseguran, permite que la pasta de dientes se dispense mucho más rápido y, por supuesto, permite aprovechar mucho mejor el contenido.

¿Cómo funciona? Se aplica un patrón texturizado a la superficie y luego se añade un líquido con una fórmula personalizada que rellena los espacios huecos entre las texturas y, además, crea una fina capa muy resbaladiza en la superficie. El contenido del envase no toca el bote, sino que hace contacto con esa capa resbaladiza. Esa capa puede hacerse de materiales comestibles o con otros capaces de soportar entornos industriales hostiles.

De esa forma, la pasta de dientes puede sacarse del bote con solo apretarlo un poquito y, como podemos ver el en GIF sobre estas líneas, el contenido no se queda pegado en el bote, sino que sale por completo. Colgate no es la única marca que va a usar esta tecnología, sino que LiquiGlide se ha asociado también con Mibelle Group (cosméticos) e Yves Béhar (diseñador).

Más información | PRNewsWire

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio