Publicidad

La impresión 3D da un paso más, pero ahora fuera de nuestro planeta

La impresión 3D da un paso más, pero ahora fuera de nuestro planeta
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde sus primeros desarrollos y prototipos, hemos sido testigos de las posibilidades infinitas que nos trae la impresión 3D, mismas que van desde el entretenimiento hasta aspectos más serios que apuntan a cosas sorprendentes, es así como hemos vistos desarrollos en medicina con todo tipo de prótesis, libros para personas invidentes, hasta copias de nosotros a pequeña escala.

Por lo mismo, cada vez hay más campos que utilizan la impresión 3D en sus propios desarrollos, siendo ahora la NASA quien busca aprovechar esta nueva tecnología llevando el día de hoy, después de tantas pruebas, la primera impresora 3D hacia la Estación Espacial Internacional, misma que estará incluida dentro del cohete Space X-4 Dragon, que es el que abastece a la estación.

Una nueva forma de abastecimiento

Bajo la misión 3D Printing in Zero-G Technology Demonstration es como la pequeña empresa de nombre Made in Space ha trabajado durante los últimos meses con la NASA para enviar la Portal 3D, la primera impresora 3D que ha pasado por más de 30 mil horas de impresión en 400 vuelos parabólicos, esto con la intención de probar su funcionamiento bajo microgravedad, pero esto al final son pruebas, ya que su momento llegará al estar en la Estación Internacional, que es cuando sabremos si de verdad está hecha para estas condiciones.

Con esta impresora los astronautas podrán fabricar refacciones y herramientas bajo demanda, y así no depender de las misiones de abastecimiento, con esto reducirán costes y tiempo. En caso de que todo sea un éxito abre la posibilidad de montar todo un taller para futuras misiones a ciertos asteroides e incluso a Marte.

impresion_3d_nasa

Otra de las ventajas es que su uso puede ser supervisado y con órdenes desde la tierra, lo que no requerirá de la intervención de los astronautas. Desde la tierra podrán pre-cargar los diseños de acuerdo a las necesidades, lo que da opción incluso a tener todo un almacén de abastecimiento de las piezas que más se requieren.

Esta impresora ha sido todo un desafío tanto para la NASA como para Made in Space, ya que no se trata de una impresora común y corriente, no, ésta ha sido diseñada especialmente para que el calor y los materiales de impresión trabajen en gravedad cero, por lo que casi no existe convección al contar con una nueva gestión de la temperatura. De igual forma, esta impresora no emite vapores, ya que éstos podrían contaminar las condiciones con las que viven dentro de la estación espacial.

Vía | Gizmodo
En Xataka | La NASA publica modelos 3D de sus naves y sondas, ¿tienes una impresora 3D?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir