Cuánto dinero tiene Amancio Ortega: cómo se distribuye la fortuna del hombre más rico de España

  • Amancio Ortega ha creado dos grandes imperios en dos sectores distintos. Ellos son el origen de su enorme fortuna

  • Según Forbes, Ortega ocupa el decimosegundo puesto en la lista de mayores fortunas con 111.500 millones de dólares

Amancio Ortega
3 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Amancio Ortega es, con diferencia, el millonario español más conocido dentro y fuera de España, pese a que el empresario leonés afincado en Galicia mantiene un perfil muy bajo con la prensa y se mantiene fuera del foco mediático.

De hecho, salvo por determinados rasgos que denotan su inmensa fortuna, el millonario ha expresado en numerosas ocasiones su gusto por las cosas sencillas y no es extraño verlo tomando un café en las terrazas del paseo marítimo de La Coruña, donde tiene su residencia habitual.

La fortuna de su imperio textil: Inditex

Según la lista de millonarios en tiempo real de Forbes, el millonario español de 87 años, atesora una fortuna de 111.500 millones de dólares, y ocupa el decimosegundo puesto del mundo, justo por delante del CEO de NVIDIA Jensen Huang, y por detrás del indio Mukesh Ambani.

2024 es el primer año en el que Amancio Ortega ha superado el techo de los 100.000 millones de dólares, uniéndose al selecto club del 0,5% de los millonarios con una fortuna de más de 12 cifras.

El origen de la enorme fortuna de Amancio Ortega es de sobra conocido en el mundo entero por ser uno de los mayores emporios de la moda a nivel global: Inditex.

Según datos del último Informe anual de Gobierno Corporativo de Inditex de 2023, la mayor parte del accionariado de Inditex permanece bajo el control de Amancio Ortega, que acumula el 59,29% de las acciones de la compañía. Sin embargo, su fundador no aparece como beneficiario directo de esta participación, sino que la gestiona a través de dos sociedades que él controla: Pontegadea Inversiones con el 50,010% y Partler 2006 con el 9,284% de las acciones.

Gracias a esta participación, el millonario fundador de Inditex, hoy retirado de la primera línea de mando en pos de su hija Marta Ortega, recibirá en 2024 un dividendo anual de más de 2.800 millones de euros. Inditex ha triplicado la cuantía del dividendo que ha pagado a sus accionistas en la última década. Eso implica que Amancio Ortega, sin necesidad de hacer nada, ha visto incrementada su fortuna año tras año.

Pontegadea le ha convertido en el rey del ladrillo

Levantar desde cero uno de los mayores imperios textiles del mundo es, en sí misma, una tarea más que meritoria. Pero repetir la hazaña en dos sosteniendo dos empresas milmillonarias en distintos sectores es digno de estudio.

El olfato inversor de Amancio Ortega le llevó a utilizar la sociedad Pontegadea para reinvertir los dividendos millonarios que le generaba su participación en Inditex en inmuebles selectos repartidos por todo el mundo. En principio, la sociedad de inversiones solo seleccionaba aquellos inmuebles estratégicos para el negocio de Inditex alrededor del mundo, de forma que muchas de las tiendas del holding, repartidas por todo el mundo, ocupan inmuebles propiedad de Pontegadea. Todo queda en casa de los Ortega.

No obstante, con el tiempo, estas inversiones inmobiliarias se fueron ampliando a otros sectores, acaparando muchos de los edificios emblemáticos de oficinas donde se alojaban las sedes de grandes empresas tecnológicas como Apple, Amazon, Google o Spotify, entre otros. El negocio fue viento en popa, por lo que la inmobiliaria expandió sus tentáculos al residencial de lujo, a los almacenes de logística e incluso a edificios que luego se alquilarán a cadenas hoteleras asociándose con la empresa de su hija Sandra Ortega Mera.

Pontegadea cuenta con una ventaja estratégica con respecto a otras inversoras inmobiliarias: su capital procede íntegramente del dividendo que Amancio Ortega recibe de Inditex. Eso permite a la compañía invertir en nuevos activos inmobiliarios sin necesidad de adquirir deuda de terceros inversores o entidades bancarias, por lo que el beneficio de sus inversiones es neto.

Ese flujo de inversión milmillonaria anual y libre de deuda ha hecho que Pontegadea se haya convertido en la mayor inmobiliaria de inversiones de España, superando en valoración de activos a gigantes como Colonial y Merlin e incluso El Corte Inglés.

Las estimaciones de los activos inmobiliarios de Pontegadea rondan los 20.000 millones de euros, frente a los 11.270 millones en los que se valoran los de Merlin o los 11.336 millones de euros de Colonial. Los de El Corte Inglés se estiman en unos 16.000 millones de euros.

No solo ladrillo de ladrillo vive Ortega, también de energía

Las últimas adquisiciones de Pontegadea han abierto una nueva vía de inversión: las energías renovables. Para ello, el instrumento inversor de Amancio Ortega se ha asociado con empresas energéticas españolas como Repsol, Redeia (antigua Red Eléctrica) y Enagas para participar en 12 parques eólicos y fotovoltáicos, sumando una cartera de 1.000 megavatios en renovables en España.

La inversora de Amancio Ortega también está ampliando horizontes y se ha asociado con la compañía pública francesa EDF Renouvelables para ampliar sus inversiones energética en territorio galo con 160 MW más.

Comodidades del día a día para un millonario

Más allá de las milmillonarias inversiones de los dos imperios creados por Amancio Ortega, el millonario leonés no hace gran ostentación de su fortuna. En el día a día, prefiere pasar inadvertido viviendo como un vecino más, aunque en su caso, lo hace en un dúplex con vistas al puerto de La Coruña y cercano a la playa de Orzán.

Su segunda residencia, algo más amplia, se encuentra unos kilómetros más hacia el interior: el Pazo de Drozo, un palacio del siglo XVII en una finca de 4.500 metros cuadrados que cuenta con su propia granja y huerta. Este palacete ha servido de escenario para numerosos eventos familiares. Entre ellos, la boda de su hija Marta Ortega o las segundas nupcias de Amancio Ortega con su actual esposa Flora Pérez. También se le reconoce la propiedad de un edificio de cuatro plantas y 3.000 metros cuadrados en el centro de La Coruña.

Valoria B, uno de los yates de Amancio Ortega Valoria B, uno de los yates de Amancio Ortega

Sin embargo, el magnate es un apasionado del mar y es propietario del yate Valoria B, un “pequeño” yate de 47 metros de eslora que pone a disposición de su familia y amigos.

Hasta hace poco, Ortega disfrutaba del ‘Drizzle’, un imponente superyate de lujo de 69 metros de eslora con capacidad para alojar a 12 invitados en siete camarotes para invitados y nueve para tripulantes. Ortega vendió esta embarcación por 76 millones de euros y ahora está a la espera del Project 2024, su nuevo superyate que debería recibir en breve.

Además de varios yates, el millonario afincado en La Coruña tiene a su nombre un Bombardier Global Express. Un jet privado de larga distancia valorado en unos 35 millones de euros.

En Xataka | Quiénes son los mayores millonarios de España: el listado de las diez personas más ricas del país

Imagen | Feadship

Inicio