Compartir
Publicidad

De las noticias falsas a los libros falsos: en Amazon se encuentran obras de Orwell falsificadas y editadas por terceros

De las noticias falsas a los libros falsos: en Amazon se encuentran obras de Orwell falsificadas y editadas por terceros
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la época de la proliferación de las noticias falsas, The New York Times ha publicado un reportaje sobre cómo algunos libros de George Orwell, y otros autores, a la venta en Amazon, llegan plagados de malas traducciones, mala maquetación y modificaciones que pueden llegar a introducir matices que hacen variar partes relativamente relevantes, como mensajes del autor a los lectores.

Esto habrá hecho al autor británico revolverse en su tumba, pues precisamente en '1984', una de las obras más falsificadas según el reportaje, describía la "neolengua". Con ella, a través de modificaciones del lenguaje, el régimen hegemónico controlaba el pensamiento. La obra también es característica por cómo sus dirigentes reescribían literalmente la historia para borrar el pasado "real" y oficialmente crear un nuevo pasado.

Se venden libros de Orwell editados por personas "del futuro" o estudiantes de instituto

Libros

A lo largo del artículo, se repasa un comportamiento que se está dando en países donde Orwell (y habrá muchos otros casos) es de dominio público, como la India, y no es otro que en el que lo se vende como sus obras de puño y letra, realmente son libros repletas de errores, fallos tipográficos, o directamente libros editados por terceras personas (como Moira Propreat, editora en el año 2105 de un libro de 1933) o grupos como estudiantes de instituto. En algunos casos, aparecen incluso personas que reclaman los derechos de la obra como suyos, registrando los libros a su nombre.

David Streitfeld, autor del reportaje, ha estado repasando muchos de estos libros a la venta en Amazon en Estados Unidos, donde se pueden obtener obras de este tipo (procedentes de mercados como el dicho, India), pese a que las falsificaciones en la plataforma están prohibidas y es algo que se intenta controlar. Once de los libros problemáticos son vendidos directamente por Amazon como nuevos y enviados desde sus almacenes, y generalmente son más baratos que las ediciones legítimas bien editadas.

La mala edición de libros parece que responde más a desconocimiento y malas traducciones que a interés por vender una obra manipulada

La mayoría de libros que se venden bajo estas prácticas no presentan (de momento) manipulación ideológica o grandes sesgos en direcciones opuestas al pensamiento del autor, sino que esta realidad se debe a falta de conocimiento de la obra cuando, por escaneos o traducciones, se desconocen palabras o frases.

Para evitar esto, que Amazon no tiene por qué conocer a nivel de cada libro que vende, haría falta revisión manual por parte de muchos más empleados de los que la compañía de Jeff Bezos dispone, pero como vendedor de obras, es su deber asegurar que pagamos por títulos originales, como ocurre en una librería. Según el autor, no existe un botón claro en el que denunciar que una obra es falsificada.

Modificaciones "inocentes" de obras de dominio público que asustan si se piensa en lo que pueden llegar a convertirse

Ebook

Además de la evidente pérdida de calidad literaria, en este fenómeno, que afecta tanto a libros impresos como eBooks, el problema son los matices que se introducen y cómo se modifica el significado de lo que se pretendía transmitir.

Por ejemplo, en el apartado de copyright de una versión editada de 'Rebelión en la Granja' se recoge que "El autor respeta a todas las personas, organizaciones y comunidades, y no hay intención en esta novela de herir a ninguna persona, organización o comunidad". Esto, que es algo que claramente no está presente en la versión original de la obra, sí está en la versión falsa, que además ni siquiera establece que fuera escrita en 1945.

La situación más preocupante es que con el paso de muchos años, todo esto pueda darse a escala masiva y con otros fines más políticos que de traducción perezosa o de generación de pequeños ingresos. Como decíamos al comienzo, esta es la era de las notificas falsas, y se antoja difícil pensar en un futuro en que podamos saber a 100% que la obra, tal y como la estamos leyendo, es la que escribió el autor, o al menos, que es como fue bien traducida por una persona experta y bienintencionada.

Nos hemos puesto en contacto con Amazon para conocer su postura ante este hecho y actualizaremos el artículo cuando obtengamos respuesta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio