Publicidad

El cómic de 'Akira' se podrá disfrutar en su versión original 30 años después: repasamos la historia de sus múltiples adaptaciones
Literatura, comics y juegos

El cómic de 'Akira' se podrá disfrutar en su versión original 30 años después: repasamos la historia de sus múltiples adaptaciones

Publicidad

Publicidad

A estas alturas no creemos que valga mucho la pena comentar gran cosa sobre 'Akira', la obra de Katsuhiro Ōtomo conocida a lo largo y ancho del mundo. No obstante, lo más seguro es que quienes conozcan esta obra lo hagan gracias a la película de animación de 1988, que forma parte, por derecho propio, de la historia de la animación japonesa y mundial.

Lo que no es tan conocido es que, como ocurre con un porcentaje muy alto de las producciones animadas japonesas, esa película estaba basada en un manga que el mismo Katsuhiro Ōtomo empezó a finales de 1982 y en el cual siguió trabajando en su conclusión a mediados de 1990. Por cierto, no es nada frecuente que un mangaka se encargue de dirigir, él mismo, la adaptación animada de su manga. En este sentido, Ōtomo no solo realizó una auténtica proeza nada habitual, sino que lo hizo paralelamente a su trabajo en la misma serie de manga.

Static1 Squarespace Com

Como la película de 'Akira' se estrenó antes del final del manga, su desarrollo y, sobre todo, su final, son bastante diferentes. De hecho, por la gran magnitud de la obra y las características del mundo en el que se circunscribe, resulta bastante complicado entender en su totalidad la película de 'Akira' si uno no ha leído previamente el manga original, y desde aquí te animamos a hacerlo. El manga de 'Akira' es una obra imprescindible de ciencia ficción y acción que, más de 35 años después de haber sido creada, sigue teniendo tanta potencia y validez como en su momento.

Pero no vamos a hablar aquí sobre el argumento del manga ni de la película, sino de las diferentes ediciones que esta obra ha tenido en el mercado español. Porque, aunque parezca mentira, hasta que Norma Editorial no lance al mercado la nueva edición en cuestión de pocas semanas, nunca hasta este momento hemos podido leer realmente la obra original tal y como la concibió Ōtomo. ¡Pese a (o debido a) que el manga de 'Akira' está en español desde el año 1990, lo que lo convierte en uno de los primeros cómics japoneses en publicarse en España!

Por la gran magnitud de la obra y las características del mundo en el que se circunscribe, resulta bastante complicado entender en su totalidad la película de 'Akira' si uno no ha leído previamente el manga original

¿Una adaptación casi perfecta?

'Akira' llegó por primera vez a España en 1990, aprovechando la estela de la película, cuyo impacto fue enorme, de la mano de Ediciones B (aunque los logos en portada hablaban de Dragon Comics –división de cómics de Ediciones B en la época– y Glénat –la sede central francesa, puesto que la ya desaparecida subdivisión española aún no existía–). Esta edición se basaba en la edición estadounidense y la traducción se realizó desde el inglés.

Sin embargo, esta edición era especial por varios motivos. Primeramente, los seis gruesos tomos originales japoneses fueron subdivididos en 38 números.

No es nada nuevo, pero por si acaso recordamos que los cómics japoneses se publican originalmente, en su aplastante mayoría, en blanco y negro y en sentido de lectura oriental (es decir, se leen “al revés”). Además, al escribirse el japonés con grafías propias, tanto los textos como las onomatopeyas están escritas en dicho idioma.

Libro Akira Japones1

Si desde hace ya casi dos décadas casi todo el manga que aparece en el mercado español se publica en su formato original de tomo en blanco y negro, sin invertir y con las onomatopeyas mantenidas tal cual o “subtituladas”, en 1990 era impensable hacer algo así. En una época en la que los cómics que se publicaban en España eran básicamente europeos (álbum de tapa dura) o americanos (comic book), nadie habría aceptado grandes tomos publicados en blanco y negro, “al revés” y con onomatopeyas en japonés. Así que la editorial estadounidense que se encargó de la adaptación –Marvel nada menos, bajo su sello Epic Comics– hizo lo lógico en la época: no solo dividió el contenido en fascículos de unas 64 páginas, sino que también invirtió las planchas y las coloreó.

Akira Montaje 1

El trabajo de adaptación fue realizado por Steve Oliff con gran tino, un trabajo por el que incluso llegó a recibir un premio Eisner. Cabe decir que Oliff hizo un auténtico trabajo de orfebrería y su coloreado y adaptación, que al parecer contó con la supervisión y el beneplácito de Ōtomo, es magnífico. Aquí tenemos un ejemplo en el que se añade la cara entera de uno de los personajes (¿lo haría Ōtomo u Oliff?)

Akira Montaje 2

Sin embargo, sí que hay algún que otro gazapo o, mejor dicho, chapuza, probablemente causado por el cansancio y/o la premura de las fechas de entrega. Esta de aquí es de lejos la más notoria.

Akira Montaje 3

Hay que decir que el ejemplo anterior es, de muy lejos, el más flagrante. El resto del trabajo raya la perfección, aunque por aquí y por allá podemos encontrar algunos fallos como por ejemplo el de la siguiente imagen, en la que se confunde el efecto de la ráfaga de la metralleta por un bocadillo de texto.

Akira Montaje 4

Y no podía faltar, claro, la típica moralina estadounidense y la censura en cuestión de aspectos de tipo sexual (aunque también hay que afirmar que existe una ley japonesa que prohíbe la reproducción o representación gráfica de los órganos sexuales, que deben o bien censurarse o bien taparse o, en el caso del manga, disimularse de una u otra forma, y aquí Ōtomo se lo saltó un poco). Observemos cómo en la edición occidental se tapa el pene del personaje.

Akira Montaje 5

En cuestión textual ya hemos ido viendo unas pinceladas, sobre todo en el ejemplo del texto incluido por error dentro de la ráfaga de metralleta. Por algún motivo, seguramente comercial, los editores estadounidenses no realizaron una adaptación fidedigna de los textos. No podemos decir que la traducción de esa primera adaptación occidental de 'Akira' sea “inventada” porque no es eso, pero sí que algunos giros u adaptaciones son bastante sui géneris y, sobre todo, añadieron y quitaron (pero sobre todo añadieron) muchos textos por doquier, aparte de cambiar algunas cosas, quitar y poner bocadillos de texto, etcétera. ¿Por qué? No lo sabemos, pero seguramente los editores pensaron que el público occidental de la época necesitaría más referencias textuales. Estos dos ejemplos, con los que empieza el manga, son paradigmáticos.

Akira Montaje 6
Akira Montaje 7

Hasta aquí, todo puede resultar bastante comprensible debido a la época y a las circunstancias de la publicación. Es normal que se decidiera subdividir la obra en fascículos, que se invirtieran las planchas para adaptarlas al sentido de lectura occidental e incluso que se colorearan las páginas.

Si no contamos los retapados de los comic book en formato tomo de tapa dura, que sencillamente recopilaba tres números de los comic books en cada uno de los tomos, la siguiente edición de 'Akira' que pudimos tener sí respetaba el formato original de seis gruesos volúmenes en blanco y negro, editados también por Ediciones B entre 1999 y 2000.

La única diferencia de esta edición con respecto a la de comic books era no solo el formato, sino también el hecho de que por primera vez pudimos disfrutar del dibujo original de Katsuhiro Ōtomo en blanco y negro, sin los retoques de color de Oliff. No obstante, las planchas se invirtieron también para adaptarlas al sentido de lectura original y, sobre todo, todos los retoques, onomatopeyas occidentalizadas, alteraciones, y añadidos textuales se mantuvieron exactamente igual que antes y se aprovechó la misma traducción española.

Entre los años 2005-07, para sorpresa de muchos, Norma lanzó al mercado la edición coloreada que Ediciones B ya había descatalogado, también en formato de seis gruesos volúmenes. La “sorpresa” viene de que lo habitual en el trato con las editoriales japonesas es que una serie va siempre al mismo editor local, incluso cuando después de haberla tenido descatalogada durante años la quieren reeditar: la prioridad casi siempre va a ser para la editorial que publicó originalmente la serie, salvo que esta decline hacerlo. Por eso, este caso resulta tan excepcional.

Dejando de lado condicionantes técnicos sobre licencias, la edición de Norma fue traducida del japonés. Por primera vez, pues, podíamos leer 'Akira' sin pasar por un idioma puente, en este caso el inglés. Peeero... La cosa tiene “trampa”. La editorial japonesa original, Kōdansha, decidió en el año 2000 rescatar la versión coloreada estadounidense y presentarla a los lectores japoneses en lo que tuvieron a bien llamar la “Republication Version”. Esta fue la edición por la que Norma Editorial se interesó y para cuya licencia recibió un inesperado “sí, los derechos están libres si te interesan”. De ahí que durante bastantes años hayan convivido en el mercado español dos versiones diferentes de 'Akira': la blanco y negro, por Ediciones B, y la color, por Norma Editorial. Y sin embargo ninguna de ellas era todavía la “buena”.

Akira Color Jp

Nos explicamos: la versión coloreada que publicó Norma sí estaba traducida desde el japonés, pero (y este es un gran pero), cuando Kōdansha decidió publicar la edición a color para el mercado japonés, como los retoques de Oliff habían no solo alterado la forma y tamaño de los bocadillos, sino que también se habían añadido numerosos textos y bocadillos que no estaban en la versión original, aparte de estar todas las onomatopeyas retocadas, decidieron que, en vez de rescatar los textos originales de Ōtomo, traducirían la adaptación inglesa al japonés. Sí, es un poco esperpéntico pero es así, y la consecuencia de todo es que Norma publicó una versión castellana traducida desde el japonés, que a su vez había sido traducida desde el inglés, que a su vez había sido adaptada y ampliamente retocada desde el original japonés.

Luz verde a la versión tal como la concibió Ōtomo

Ahora, Norma Editorial ha conseguido los derechos de publicación de la versión original de 'Akira' después de que Ediciones B, después de muchos años de tener la licencia congelada, la dejara pasar. Y va a ser, por fin, la primera vez que podamos disfrutar de la obra de Ōtomo sin ninguna alteración más que la propia traducción de los textos, realizada, obviamente, desde el japonés.

Además, el sentido de lectura será el oriental y las onomatopeyas japonesas no serán retocadas sino “subtituladas” discretamente para que no solo no se pierda el trazo de Ōtomo (las onomatopeyas en el manga suelen formar parte del mismo dibujo y son parte fundamental de su arte) sino también para que los que no saben leer las grafías japonesas puedan interpretarlas correctamente, sin perder ni una sola porción de información.

La salida al mercado de esta edición está prevista, según el director general de Norma Editorial, Óscar Valiente, para esta primavera. Así pues, ¡por fin vamos a poder leer, en español, 'Akira' tal y como la concibió su autor!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir