Compartir
Publicidad

Las iGafas para hacer turismo con olores y sabores virtuales se desarrollan en España

Las iGafas para hacer turismo con olores y sabores virtuales se desarrollan en España
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gafas interactivas con olores, sonidos y también sabores como promoción del turismo en España. Es la idea que están desarrollando en el departamento de Ingeniería informática del campus de Orihuela de la Universidad Miguel Hernández de Elche, trabajo que se está llevando a cabo en colaboración con la Keio University de Tokyo y la National University de Singapur, donde se han establecido las bases científicas de las iGafas (la i es por interactiva, no por nada relacionado con Apple), centradas por el momento en la posibilidad de reconocer a otra persona mediante la transmisión de olores y sonidos, tal y como recogen en New Scientist.

La versión que se ha encargado a la universidad española y en la que colabora Xataka con su banco de pruebas va un poco más allá e incorpora un tercer sentido, el gusto, clave para el desarrollo de las gafas comerciales y aplicaciones que serían compradas por comunidades, denominaciones de origen y entidades que quieren promocionarse y colaboran con la financiación de este producto.

De las gafas de olores y sonido a la de sabores

La idea inicial de las universidades asiáticas tiene un funcionamiento sencillo que se ha traspasado a la versión cañí. Unos sensores de infrarrojos en las gafas detectan cuando estamos frente a una persona que usa el mismo sistema que nosotros, identifica su olor y al instante recibimos su nombre, teléfono, datos personales y sonidos y olores preferidos por la otra persona.

Como se indica en el artículo de New Scientist, esa aproximación por medio del olor y los sonidos familiares debería ayudar a socializar a las personas que más dificultades presentan.

igafas-software.jpg

El modelo que se desarrolla en España introduce la variable sabor con el objetivo de incluir esa sensación entre las que podría experimentar un turista o visitante al pasear por unos viñedos de La Rioja, ver cuadros en El Prado o entrar a un bar con especialidad en pescaito frito.

SDK y API para el desarrollo de aplicaciones

Con corazón Android y basada en la plataforma Arduino, las gafas interactivas #gp, que es como se llaman por el momento los primeros prototipos, dejan abierta la puerta a que desarrolladores independientes creen aplicaciones y nuevas funcionalidades mediante un SDK y liberación de la API.

arduino-campus-3.jpg
Primer prototipo del receptor de las gafas #gf basado en la plataforma Arduino

Las primeras aplicaciones serán desarrolladas por entidades públicas y denominaciones de origen, una de ellas relacionada con el jamón, y que se promocionará a partir del año que viene en el país origen de la idea, Japón. Sus turistas, cuando visiten diferentes zonas de España en turismo gastronómico, podrán usar las nuevas gafas para detectar y sentir sin gastarse un euro el jamón del bueno.

En el futuro, las gafas se podrán comprar de forma directa por el consumidor, que tendrá una serie de aplicaciones a su disposición con guías olorosas, sonoras y de sabores de bares, ciudades o zonas de España.

El contacto con el centro de los sentidos, clave en su diseño

El diseño bastante peculiar de las gafas #gp no es aleatorio. En el departamento de tecnobiología del campus de Orihuela se desarrolló una forma para las gafas que concentrara la patilla secundaria en el punto exacto en que convergen todos los sentidos presentes en el rostro del ser humano: oído, vista, olfato y gusto.

Según la aplicación que esté en ese momento ejecutándose en las gafas, la patilla secundaria, acabada en un emisor con tecnología NFC, envía la señal a ese centro de los sentidos que se comunica directamente con la parte del cerebro responsable de cada uno de los sentidos que queremos potenciar y a los que vamos a engañar.

diseno-centrado.jpg
La patilla inferior es la encargada de conectar la realidad virtual del software con el cerebro para provocar sensaciones reales

Xataka ya las ha probado

Como parte de una iniciativa de colaboración con diferentes empresas tecnológicas y universidades españolas mediante la cual los editores de Xataka se ofrecen como conejillos de indias para diferentes desarrollos tecnológicos, las gafas interactivas #gp ya han pasado por nuestras manos o más bien cabeza. La idea final es que en Xataka pasemos de hablar de gadgets a ayudar a las marcas españolas (con el apoyo de las Universidades públicas) a sacar productos que contarían en algunos casos con la marca Xataka en su nombre.

Las gafas #gp han sido las primeras, pero no serán las últimas. Como parte de la prueba las llevamos a la fiesta de los Premios Xataka, donde un programa en fase pre-Alpha se encargaba se hacernos sentir de una manera diferente la visita por los stands de las diferentes marcas presentes mediante sonidos, olores y sabores exclusivos.

6399235283_ddd41edef8_z.jpg
Javier Penalva, coordinador de Xataka, con el primer modelo funcional de las iGafas

Si estuvisteis en la fiesta seguro que las recuerdas. Las llevaba el coordinador de Xataka, aunque era un modelo ya casi comercial que se conectaba sin cables vía bluetooth con los camerinos, donde el receptor enviaba los datos a las gafas. Si visteis muchas visitas de Penalva a los camerinos era precisamente porque la autonomía todavía no se ha resuelto correctamente y necesitaba cambios de batería frecuentes.

Sin nombre comercial todavía, tanto la Universidad Miguel Hernández como las diferentes empresas interesadas en su puesta a la venta o distribución, están considerando recoger como nombre el casi trending topic que fue el hashtag #gafasdepenalva en los Premios Xataka.

La idea es que las GafasdePenalva puedan estar en la calle antes de la segunda mitad de 2012, momento en el que sabemos que llegarán las iGlasses de Apple, modelo con tienda de olores, sabores y hasta experiencias que podremos comprar para sentir vidas de otros en nuestra carne, eso sí, en formato propietario de la empresa de la manzana.

Como casi todos ya habéis deducido, pues no se trataba de engañar ni “colar” nada falso sino pasar un raro agradable, estas iGafas son una inocentada por el día de ayer, 28 de diciembre en España. Pero cuidado porque las iGlasses quién sabe ….

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos