Compartir
Publicidad
La UE multa a Qualcomm con 997 millones por "comprar" la fidelidad de Apple: qué ha pasado y qué puede pasar ahora
Legislación y Derechos

La UE multa a Qualcomm con 997 millones por "comprar" la fidelidad de Apple: qué ha pasado y qué puede pasar ahora

Publicidad
Publicidad

La Comisión Europea acaba de anunciar una multa de 997 millones de euros a Qualcomm por abusar de su posición dominante en el mercado de chips LTE. Según explica la Comisión, la empresa impidió que sus rivales pudieran competir llegando a un acuerdo millonario con un fabricante clave, Apple, para que este utilizase sólo sus chips, algo ilegal según las normas antimonopolio de la UE.

En 2011 Qualcomm firmó un acuerdo de con Apple comprometiéndose a pagarle sustanciales cantidades de dinero a cambio de que utilizasen sólo sus chips LTE en los iPhone e iPad. El acuerdo fue extendido en 2013 hasta finales del 2016, y en él Qualcomm no sólo dejaba claro que los pagos terminarían si Apple lanzaba algún producto con chipsets de sus rivales, sino que los de Cupertino debería devolver parte del dinero recibido si decidieran hacerlo.

"Qualcomm bloqueó ilegalmente a sus rivales del mercado de chipsets de banda de base LTE durante más de cinco años, consolidando así su dominio en el mercado", ha declarado en el comunicado la comisaria Margrethe Vestager. "Qualcomm pagó miles de millones de dólares estadounidenses a un cliente clave, Apple, para que no le comprara a sus rivales. Estos pagos no fueron solo reducciones de precio, sino que se hicieron con la condición de que Apple utilizara exclusivamente los conjuntos de chips de banda base de Qualcomm en todos sus iPhones y iPads".

La importancia de este acuerdo reside en que Apple es uno de los fabricantes más importantes del mercado. Por lo tanto, con contratos de exclusividad como este, Qualcomm se aseguraba de que a competidores como Intel se les denegase la posibilidad de poder utilizar sus propios chips en alguno de los productos de la empresa de Tim Cook.

"Esto significaba que ningún rival podría desafiar efectivamente a Qualcomm en este mercado, sin importar lo buenos que fueran sus productos", ha explicado Vestager. "El comportamiento de Qualcomm les negó a los consumidores y otras compañías más opciones e innovación, y esto en un sector con una gran demanda y potencial para tecnologías innovadoras. Esto es ilegal según las normas antimonopolio de la UE y por qué hemos tomado la decisión de hoy".

Por ello, la Comisión ha decidido ponerle a Qualcomm una multa de 997.439.000 euros, la cual tiene en cuenta la duración y la gravedad del acuerdo alcanzado con Apple, y representa un 4,9% de la facturación del fabricante de chips en 2017.

El acuerdo impidió que Apple apostase por Intel

La nota de prensa emitida, también apunta a que en los documentos aportados por Apple han comprobado que la empresa estuvo pensando muy seriamente cambiar de proveedor y apostar por Intel, pero que el acuerdo de exclusividad con Qualcomm fue un factor importante por el que finalmente decidieron no hacerlo. De esta manera era el dinero, y no la calidad de los productos, los que hicieron que Qualcomm mantuviese su posición.

Los argumentos de Qualcomm no han convencido

La Comisión también explica que evaluó y rechazó una prueba de "precio-coste" presentada por Qualcomm. Con ello, concluyeron que los resultados de dicha prueba no respaldaron la afirmación de Qualcomm de que sus pagos de exclusividad no podían tener efectos anticompetitivos entre sus rivales.

Las leyes antimonopolio de la UE no ven como ilegal dominar el mercado. Sin embargo, como explican, sí que dejan claro que las empresas dominantes tienen una responsabilidad especial de no abusar de su posición dominante en el mercado restringiendo a la competencia, ya sea en el propio mercado que dominan como en otros mercados.

Nuevo capítulo de la batalla "Apple vs Qualcomm"

Apple Qualcomm

La multa europea no es ninguna casualidad, y de hecho casi podríamos considerarla como un nuevo capítulo en la particular batalla que Apple y Qualcomm llevan librando varios meses. Tampoco es la primera multa para el fabricante de chips, que a finales del 2016 recibió otra de 853 millones de dólares por prácticas desleales impuesta por el gobierno surcoreano.

Apple demandó a Qualcomm por retención de pagos y aumento de royalities.

A esto se le sumó una demanda en EEUU por forzar a los fabricantes de dispositivos a adquirir licencias sobre su tecnología si quieren hacer conocidos sus chips. Este conjunto de acciones judiciales desencadenó una guerra entre Apple y Qualcomm cuando los de Cupertino demandaron al fabricante de chips por retención de pagos y aumento de royalities.

Qualcomm respondió a la demanda diciendo que Apple no tenía bases para justificarla, y que todo surgía por malas interpretaciones donde además se están disfrazando hechos y ocultando información. Apple no sólo no se desdijo, sino que llevó su caso a los tribunales chinos y ante la Unión Europea.

Las hostilidades entre ambas empresas llegaron hasta tal punto que Qualcomm intentó prohibir la venta de iPhones en Estados Unidos. Apple por su parte, durante una presentación de resultados financieros el año pasado, tocó el tema mencionando que esto no se trata de dinero, sino de términos comerciales donde Qualcomm está abusando de su posición.

El mercado de módens puede empezar a cambiar

Aunque la mayor popularidad de Qualcomm se debe principalmente a sus procesadores móviles, sus módem LTE también le otorgan una importante suma de dinero a sus arcas. Actualmente, en la generación de módems 4G son los líderes indiscutibles del mercado, pero esta condena puede cambiar bastante las cosas de cara a la inminente llegada del 5G.

Con la decisión, el mercado de módems para móviles se puede abrir notablemente

Por lo tanto, la consecuencia más inmediata va a ser que el mercado de módems se va a abrir notablemente. A finales del 2016 Qualcomm era dueño de la mitad del mercado, y ahora la decisión de la Comisión Europea hará que siga viendo cómo se influencia se reduce. Esto no sólo beneficiará a Intel, sino también a MediaTek, un perseguidor inmediato que puede ser el mayor beneficiado de este freno a las prácticas de Qualcomm.

Hasta qué punto se puede abrir todavía está por ver, ya que tenemos que esperar a comprobar cómo se posicionan el resto de competidores y cuales son sus estrategias a partir de ahora. Tampoco sabemos si Qualcomm estará haciendo algo parecido con otros fabricantes, una práctica que de realizarse también podría llegar a su fin ante la posibilidad de recibir nuevas sanciones.

Pero el golpe más duro se lo llevará en el caso de que Apple decida prescindir de los chips de Qualcomm como se ha venido rumoreando. La venta de chips a Apple supuso en 2017 el 20% de las ventas totales de chips de módem para Qualcomm, por lo que si los de Cupertino confirmasen el rumor de que podrían prescindir de ellos para apostar por Intel se quedarían en una posición muy delicada.

La multa llega en uno de los peores momentos de Qualcomm

También cabe mencionar que esta multa llega en uno de los peores momentos para la empresa. En su última presentación de resultados financieros, la empresa anunció una caída del 90% en sus ganancias durante el último trimestre de 2017, provocando a su vez una caída del 16% en sus acciones.

En cualquier caso, estas cuestiones todavía están en el aire ante las muchas incógnitas que quedan por delante. Primero hay que ver cómo se posiciona la competencia ante esta sentencia y la pérdida de reputación de Qualcomm. Después habrá que ver cómo quedan sus relaciones con Apple, aunque teniendo en cuenta que en noviembre los de Tim Cook les volvieron a demandar por infligir patentes en sus procesadores, no parece que vaya a ser fácil reconciliarse.

Vía | Comisión Europea
En Xataka Móvil | La multa de la UE a Qualcomm: un paso más hacia el fin de su dominio del mercado de módems

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos