Publicidad

En China los deepfakes se vuelven ilegales y distribuirlos será un delito penal a partir del 1 de enero de 2020

En China los deepfakes se vuelven ilegales y distribuirlos será un delito penal a partir del 1 de enero de 2020
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

En China se ponen serios ante la proliferación de los deepfakes, los famosos vídeos que ponen el rostro y hasta la voz de personas dentro de situaciones que no son reales. Como sabemos, todo inició con el porno, pero poco a poco se han ido extendiendo a más escenarios, como la política. Por tal motivo, algunas regiones ya buscan regular su uso, como el caso de California y ahora China.

China se está convirtiendo en el primer país del mundo en clasificar a los deepfakes como ilegales, donde aquellos que los distribuyan incurrirán en un delito de carácter penal que los llevará directo a prisión. Esto forma parte de una nueva ley con la que China busca erradicar las 'fake news' y el uso de deepfakes en cualquier escenario.

China es el primer país del mundo que toma estas medidas

De acuerdo a información de Reuters, la Administración del Ciberespacio de China (CAC) ha anunciado nuevas reglas para todo el contenido de audio y vídeo compartido en línea. Esto forma parte de una modificación a la actual ley de contenido multimedia, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2020.

Las modificaciones a ley mencionan que a partir del primer minuto de 2020, todos los distribuidores de vídeo, como plataformas de streaming, cadenas de televisión, agencias de publicidad, y cualquier compañía que comparta vídeo de forma masiva, deberán indicar "claramente" cuando su contenido haya sido creado usando inteligencia artificial o realidad virtual.

Esto también está dirigido a todos los ciudadanos que compartan contenido en redes sociales. Sólo que en este caso queda completamente prohibido el publicar vídeos deepfake de creación propia. Es decir, las compañías sí podrán publicar vídeos falsos siempre y cuando se indique que no es real, mientras que los ciudadanos no podrán hacerlo.

En caso de no cumplir estas nuevas reglas, dicha acción será considerada un delito penal.

"La tecnología deepfake podría poner en peligro la seguridad nacional, perturbar la estabilidad social, perturbar el orden social e infringir los derechos e intereses legítimos de otros."

Dichas modificaciones a la ley fueron informadas a los proveedores la semana pasada, donde se incluyen compañías como Tencent Video, Youku, iQIYI, propiedad de Alibaba, así como plataformas de vídeo de corta duración como Kuaishou y Douyin, propiedad de ByteDance.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir