Materia programable: la técnica que permite tener objetos que cambian de color y se rediseñan con un rápido golpe de luz

Materia programable: la técnica que permite tener objetos que cambian de color y se rediseñan con un rápido golpe de luz
2 comentarios

Imaginad que pudiéramos cambiar el color del coche al mismo tiempo que pasamos por el túnel de lavado o que nuestros zapatos o la funda del móvil cambiaran de diseño de forma sencilla. Son algunas de las posibilidades de lo que desde el MIT han catalogado como "materia programable". Un material que combinado con un golpe de luz es posible modificar su color en unos minutos o añadir imágenes con todo tipo de detalles.

Hace unos años, desde el equipo de Inteligencia Artificial del MIT crearon una primera versión de estos materiales programables. En vez de robots, era posible hacer que la materia de los objetos cambiase a nuestro criterio. En aquel entonces se pudo modificar la dureza y la elasticidad, pero ahora adquiere una nueva dimensión pudiendo alterar los colores y añadir imágenes a tazas, fundas para móvil, zapatos u otros objetos.

ChromoUpdate: cuando los objetos pueden tener varios diseños al mismo tiempo

Cambiar el color a un objeto es sencillo. Solo tenemos que pintarlo. Sin embargo, en muchas ocasiones eso requiere materiales, tiempo y recursos que no siempre disponemos o creemos que vale la pena. Con este nuevo sistema de "materia programable" todo cambia, pues se trabaja con la luz y no requiere de mucho tiempo.

El nuevo sistema se denomina ChromoUpdate y combina un proyector de luz ultravioleta con tintes activados por luz. La luz se proyecta sobre el objeto y altera las propiedades reflectantes del tinte creando nuevas imágenes en unos minutos. Los investigadores explican que pueden conseguir todo tipo de imágenes en 20 minutos, pero explican que pueden acelerar el proceso fácilmente.

Michael Wessley, autor principal del estudio y postdoctorado en el Laboratorio de Inteligencia Artificial y Ciencias de la Computación del MIT explica que la nueva técnica "aprovecha los ciclos rápidos de programación, cosa que antes no hubiera sido posible". El anterior método, PhotoChromeleon, fue el primero en demostrar que se pueden tener texturas multicolor de alta resolución programables para adoptar una forma u otra. En aquel entonces se utilizaba un sistema con tintes cian, magenta y amarillo. Pero el nuevo sistema permite adoptar imágenes y tonos mucho más complejos.

Es decir, no es que estemos "pintando" el objeto, sino que el material del objeto puede adoptar las distintas formas y con la luz lo que estamos es "diciéndole" a la materia qué forma debe tener.

Al utilizar una luz ultravioleta que puede variar los niveles de luz, se tiene el control pixel a pixel sobre el nivel de saturación y por ende se puede aprovechar para incorporar el patrón exacto. Un mecanismo que a la práctica es como una impresión 3D, pero con luz y sin necesidad de borrar el patrón previo.

Con la colaboración de Ford

Los investigadores ya trabajan con un grupo de fabricantes textiles en París, para ver cómo se podría aprovechar esta técnica para experimentar con distintos diseños. La investigación también ha sido financiada con Ford, previsiblemente para ver cómo se podría utilizar esta técnica a la hora de modificar los tonos de los vehículos en un futuro.

Por el momento, el grupo del MIT muestra su técnica en tazas de café, donde pueden modificar el diseño de esta para que muestre un calendario con distintos días y horas. O una funda móvil capaz de intercambiar entre varias imágenes.

"Puedes tener un prototipo físico para ver si el diseño realmente funciona. Para conocer cómo se ve cuando la luz del sol brilla sobre él o cuando se proyectan sombras", explican los responsables de la investigación. En vez de trabajar con los diseños siempre en el ordenador, con esta materia programable pueden llevar rápidamente los prototipos a la realidad y bajo un golpe de luz intercambiar de una a otra de las opciones del diseño. Una técnica que abre grandes posibilidades a nivel de diseño y que nos anticipa un futuro donde podamos tener objetos con distintos colores o imágenes.

Vía | SciTechDaily

Temas
Inicio