Compartir
Publicidad

30 segundos y un poco de presión: un equipo de científicos japoneses descubren, por accidente, un vidrio capaz de autorrepararse

30 segundos y un poco de presión: un equipo de científicos japoneses descubren, por accidente, un vidrio capaz de autorrepararse
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No voy a dar muchos detalles, pero durante los premios Xataka, el iPhone X de uno de los miembros del equipo de WSL se pegó un cacharrazo que dejó la pantalla partida en dos. Aunque estoy casi seguro de que se puede ver en el video, fue algo sutil. También fue doloroso, pero lo que no fue es raro. En el Reino Unido (la estadística más reciente que tengo a mano), un 21% de los usuarios de smartphones, van por la vida con la pantalla rota.

Un drama que puede tener solución antes de lo que pensamos y todo gracias a un estudiante de posgrado japonés que cortó por accidente un polímero diseñado para usarse de pegamento. Demos la bienvenida a un nuevo tipo de vidrio capaz de repararse a sí mismo.

¡Eureka!: versión pantallas de cristal

K10011259351 1712150043 1712150512 01 03

Hace unos meses, Yu Yanagisawa estaba preparando un polímero de bajo peso para usarlo como pegamento. Yanagisawa, que es estudiante de posgrado en la Universidad de Tokio, cortó por accidente la superficie del polímero y mientras maldecía en japonés la mala suerte que había tenido, se dio cuenta de que los bordes se adherían ante sí. Con 30 segundos de presión manual, el material acabó "cicatrizando" para formar una lámina con la misma resistencia que el original. A 21 grados.

La temperatura es importante porque los materiales que se han encontrado tienen que calentarse a “temperaturas del orden de los 120ºC o más para reorganizar sus redes reticuladas y reparar las fracturas”. No era el caso. Yanagisawa no se lo creyó y tuvo que repetirlo varias veces antes de preguntar a su director.

Un material sorprendente y, con suerte, revolucionario

fhfhf IngaMun

La sorpresa era muy lógica, como digo. La alta robustez mecánica y la capacidad de curación tienden a ser mutuamente excluyentes, este material es realmente sorprendente. Tanto que Takuso Aida, el director del proyecto, asegura que todas las pruebas hasta el momento sugieren que se podrá usar en pantallas de teléfonos y otros dispositivos frágiles.

Ya tenemos plásticos autocurativos, pero los vidrios que se curan solos se nos resistían porque, aunque se han propuesto polímeros para construir pantallas de vidrio autorreparables, los resultados han sido bastante pobres hasta el momento. Los resultados de Science son prometedores, aunque van tarde para el iPhone roto de los premios Xataka.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos