Compartir
Publicidad

Desarrollan el primer sistema de almacenamiento basado en ADN

Desarrollan el primer sistema de almacenamiento basado en ADN
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

17 zettabytes. Ese será el tamaño que, según nuestros cálculos, tendrá el mundo digital en 2017. No hace falta que lo diga, pero eso es una cantidad brutal de datos. Muchos datos. Muchísimos. Y esto hace que, de una forma u otra, la demanda de espacio para almacenarlos crezca a un ritmo endiablado.

Hemos hablado de cómo almacenar datos a largo plazo pero, si somos realistas, las opciones se acaban. Un grupo de científicos de la Universidad de Washington junto con Microsoft han sentado las bases y la arquitectura de un sistema de almacenamiento basado en ADN. Y en temas de almacenaje, no hay nada como el ADN

Cuando llevas los datos literalmente en el ADN

Screen Shot 2016 04 08 At 4 04 26 Pm 1024x711 1024x711

El procedimiento (gracias al cual han sido capaces de almacenar y leer fotografías sin perder información) convierte los datos binarios en bases nitrogenadas (que en el argot llamamos 'letras'). Estas letras, posteriormente, se organizan en una secuencia de ADN sintético. Si dejamos los glóbulos rojos a un lado, cada célula del cuerpo humano contiene una secuencia de 3.200 millones de letras de longitud. Eso son, si lo pusiéramos en línea recta, dos metros de ADN.

La idea no es nueva, claro. En 2012, un equipo de la Facultad de Medicina de Harvard fue capaz de codificar un libro de 53.000 palabras y 11 imágenes en ADN. El año pasado, investigadores francesas lograron codificar información digital en ADN sintético. La novedad es que por primera vez tenemos algo más que técnicas desconectadas: la estructura de todo un sistema de almacenamiento basado en ADN.

Aunque como dice nuestro compañero Sergio Parra es prematuro para hablar de algo como un disco duro de ADN, este es un proceso en marcha. Este sistema no sólo puede reducir exponencialmente el espacio necesario para contener información, sino que además es un sistema muy estable, compacto y resistente. No en vano la media vida observada del ADN es de 500 años y hemos encontrado ADN de más 400.000 años de antigüedad.

Imágenes | Andy Leppard

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos