Compartir
Publicidad

De '2001' a 'Interstellar' y el Big Bang de la ciencia ficción tal y como la conocemos

De '2001' a 'Interstellar' y el Big Bang de la ciencia ficción tal y como la conocemos
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

1977 fue un año muy importante para la historia del cine contemporáneo. No tanto porque se estrenaran ‘Annie Hall’ o ‘Fiebre del sábado noche’, sino porque fue el año en el que llegó a los cines una película, entonces aún no muy grande, llamada ‘Star Wars’. El enorme éxito que tuvo, prácticamente de modo inmediato, llevó a que se renovara el interés de Hollywood por la ciencia ficción y el espacio, y entre los diferentes proyectos que salieron de aquel nuevo boom no sólo figuraba la largamente acariciada adaptación a la gran pantalla de ‘Star Trek’ (en 1979), sino el reestreno en cines de ‘2001. Una odisea del espacio’.

En las entrevistas promocionales que Christopher Nolan dio ante el estreno de ‘Interstellar’, el pasado mes de noviembre, reconocía que haber visto ‘2001’ en aquel reestreno le marcó para siempre. Habían pasado diez años desde la primera vez que la nave Discovery había iniciado su viaje a Júpiter por primera vez, pero la conjunción de su regreso a los cines, el estreno de ‘Star Wars’ y otros películas inspiradas por ella, como ‘Encuentros en la tercera fase’, le otorgaron quizás el empujón definitivo para que alcanzara el estatus de clásico indiscutible del que disfruta ahora.

El legado de '2001'

La influencia de ‘2001’ es muy alargada, y no sólo en el cine. La estrecha colaboración entre Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke hizo que la cinta adelantara algunos de los avances tecnológicos que se hicieron realidad décadas más tarde, desde la inteligencia artificial a las tablets, y también mostró en el cine las teorías existentes sobre la generación de gravedad artificial en misiones espaciales de larga duración, o la posibilidad de establecer estaciones en órbita de la Tierra (la NASA no pondría en órbita el complejo Skylab hasta 1973, por ejemplo).

'2001' rompió con la ciencia ficción de aventuras e invasiones alienígenas que se hacía hasta aquel momento en Hollywood

Sin embargo, donde la sombra de "2001" se ha notado más es, evidentemente, en las películas que llegaron después de ella. La cinta de Kubrick representaba, por ejemplo, un cambio en las películas espaciales que se habían producido hasta aquel momento. En los 50, aquellos títulos eran o de invasiones extraterrestres (tipo 'Ultimátum a la Tierra' o 'La invasión de los ladrones de cuerpos', muy influidas por el clima de Guerra Fría del momento) o space operas de las que el mejor ejemplo es 'Planeta prohibido'.

'2001' representaba el paso a la pantalla de la ciencia ficción pura y dura, de la basada en conceptos científicos e ideas plausibles, de la que Clarke era uno de sus grandes representantes en la literatura. Esto no era lo habitual en Hollywood, así que la mezcla de este tipo de hard sci-fi, de la maestría de Kubrick para crear atmósferas muy específicas e imágenes muy potentes (e icónicas) y del subtexto filosófico y abstracto por debajo de todo convirtió a la película en una obra muy especial y muy influyente. Hasta la última temporada de 'Mad Men' referencia a la cinta, más allá de tener un capítulo llamado 'El monolito'.

La influencia en 'Interstellar'

Interstellar

Ver '2001. Una odisea del espacio' no es sencillo, pero quien cae ante su influjo, lo hace por completo. Los cineastas que la vieron en su momento reconocen que, como Nolan, les ha influido mucho. Uno de los primeros fue Andrei Tarkovsky, quye rodó 'Solaris' como una respuesta más humanista a '2001', que consideraba demasiado intelectual. Spielberg hizo 'Encuentros en la tercera fase' mostrando cómo sería la respuesta científica al contacto con una civilización extraterrestre, por ejemplo, y en general, lo que mostró Kubrick a los directores interesados en la ciencia ficción es que podía hacerse una película del género que fuera seria, y que tuviera éxito comercial. El propio George Lucas decía, en 1977, que:

"Stanley Kubrick hizo la película de ciencia ficción última, y va a ser muy difícil que alguien llegue y haga una película mejor, así es como lo veo. A nivel técnico, ('Star Wars') puede compararse, pero personalmente creo que '2001' es muy superior".

La sombra de '2001' puede rastrearse en la película de 'Star Trek' dirigida por Robert Wise, que optaba por un tono más intelectual y de resolución de un enigma casi filosófico que por las aventuras de 'Star Wars', está también en 'Alien' y en su tono y ritmo, y ha sido homenajeada hasta en un capítulo de 'Los Simpson' en el que Homer va al espacio y come patatas fritas en ingravidez a los sones de 'El danubio azul'. Las historias posteriores de misiones espaciales que parten en búsqueda de naves que nunca regresaron, tipo 'Horizonte final', también tienen una deuda con '2001'. Y luego está 'Interstellar'.

Christopher Nolan ha reconocido que, al igual que Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke, quería hacer una película de ciencia ficción que se tomara en serio los conceptos científicos, aunque se tomara algunas libertades con ellos, que mostrara a los seres humanos ante una inteligencia superior que quiere dirigirlos hacia algo mejor, hacia un estadio superior de la evolución. El agujero de gusano es muy parecido al monolito, y la última "aventura" de Cooper no puede evitar recordar, en parte, a la última peripecia de David Bowman.

Kubrick y las conspiraciones

De todos modos, la parte más curiosa del legado de '2001' bien puede ser la involuntaria participación de Stanley Kubrick en el bulo más conocido sobre el alunizaje del Apolo XI, ése que afirma que la llegada a la Luna de Neil Armstrong y Buzz Aldrin fue rodada en realidad por Kubrick en un plató. Esto, en realidad, no es más que el argumento de un falso documental que parodiaba todas estas conspiraciones, pero caló entre estos supuestos escépticos.

Con el reestreno de la película en cines, el pasado mes de noviembre, el interés por '2001' ha vuelto a renacer. Sus imágenes siguen fascinando a los espectadores, y su historia sobre la evolución del hombre y su aspiración por explorar el espacio no se ha pasado de moda. La influencia de la cinta se encuentra hasta en videojuegos como 'Metal Gear Solid', y no parece tener visos de agotarse. La imagen del mono lanzando el hueso, y la elipsis de ese hueso a una nave espacial, forma parte de la historia de la cultura popular por derecho propio.

En Xataka | ¿Por qué la ciencia ficción pura lo tiene muy difícil para triunfar en cine?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio