Compartir
Publicidad

Así es Kryptos, el juego de puzzles al que está enganchado todo el mundo en la CIA

Así es Kryptos, el juego de puzzles al que está enganchado todo el mundo en la CIA
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace 24 años Jim Sanborn instaló en el cuartel general de la CIA una escultura singular. Hecha de metal, esta pieza que se dobla en el aire fue perforada con la forma de 865 letras. Puede parecer un objeto artístico sin más pero desde su inauguración hasta el día de hoy ha sido el juego al que todos los que trabajan en esta agencia estatal están enganchados.

Entre esas letras, se esconde con la ayuda de la criptografía cuatro mensajes. Tres ya han sido descubiertos desde su inauguración en los noventa pero el cuarto y último todavía no tiene respuesta. Su creador, cansado de esperar, ha soltado una pequeña pista para ayudar a quienes están intentando resolver el misterio de Kryptos.

87 letras ocultan un misterio sin resolver

Hace cuatro años se conoció la primera palabras del último mensaje, Berlin, y ahora Sanborn, nos revela que la segunda es Clock. El resto de la frase lo encontramos en 87 letras restantes de la escultura. Suena fácil pero de momento ningún experto en criptografía ha logrado completar el juego de Kyptos.

Curiosamente Berlin clock es también el nombre de un icono de la capital alemana donde un conjunto de 24 luces cuentan las horas y minutos del día en una serie de filas divididas en casillas donde en las dos primeras se cuentan las horas, en las dos últimos los minutos y una luz circular en la parte superior marca los segundos. De hecho, alrededor de este objeto hay unas cuantas teorías de la conspiración relacionadas con la muerte de su creador.

Sanborn dice que aunque este reloj es interesante, no es el único que existe en Berlín y anima a que el resto sigamos investigando entre esas 87 letras para adivinar qué nos quiere decir esta famosa escultura. Hace cuatro años creó una web para animar a la gente a resolver su enigma pero tuvo que empezar a cobrar 50 dólares por persona ante el número de solicitudes que tenía.

A día de hoy, y con la nueva pista sobre la mesa, muchos siguen buscando la respuesta. Hay incluso hasta grupos online dedicados a la investigación de esta escultura. Veremos si con esta nueva palabra la investigación avanza pero con ya casi 25 años a sus espaldas, Kryptos sigue siendo uno de los grandes desafíos de la criptografía que no han sido resueltos, todavía.

Vía | Kill Screen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio