Publicidad

La reacción en EE.UU. a los tiroteos en colegios: vigilancia masiva y reconocimiento de armas y "actitudes sospechosas"

La reacción en EE.UU. a los tiroteos en colegios: vigilancia masiva y reconocimiento de armas y "actitudes sospechosas"
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde hace un tiempo, la mayor parte de los titulares relativos a la aplicación de la inteligencia artificial a la videovigilancia han estado relacionados con el régimen chino y su iniciativa de "crédito social".

Sin embargo, los cada vez más frecuentes incidentes de tiroteos en campus e institutos de los EE.UU están dando pie a la adopción de tecnologías de 'videovigilancia inteligente' en las instituciones educativas.

IA para detectar "comportamientos inusuales" y el sonido de disparos

Hace 11 meses, la escuela secundaria Stoneman Douglas de Parkland (Florida) fue escenario de la mayor masacre en un centro de secundaria en toda la historia de los Estados Unidos cuando un antiguo alumno tiroteó a 17 personas.

A lo largo de 2018, las autoridades del condado de Broward (donde se encuentra Parkland) gastaron más de 11 millones de dólares en cámaras de seguridad, hasta instalar un total de 12.500.

Ahora, esas mismas autoridades han anunciado que darán un nuevo paso en esta dirección compartiendo las grabaciones en tiempo real con la Oficina del Sheriff y adquiriendo un sistema de vigilancia de nueva generación por valor de 600.000 dólares.

Cámara

Esta nueva tecnología está destinada a seguir a la gente por sus instalaciones y detectar cualquier tipo de comportamiento inusual (como estar andando por una zona que suele estar vacía a esa hora).

El proveedor de esta tecnología, la compañía Avigilon, ya está trabajando con varios condados y distritos escolares más para proporcionarles soluciones de vigilancia similares.

Se pretende acabar así con ese cliché tan visto en las películas del vigilante despreocupado mientras ocurre algo en alguna de la docena de cámaras que tiene que supervisar: a partir de ahora, la IA le avisará cuando se detecten situaciones fuera de lo común.

La escuela elemental Hermosa (en Artesia, Nuevo Méjico) también ha inaugurado el año instalando una nueva tecnología de vigilancia: en su caso ha sido una red de micrófonos inalámbricos capaces de detectar la firma de audio característica de los disparos, de reconocer marca y modelo de las armas, y de informar a las autoridades sobre su ubicación en los 20 segundos siguientes a su realización. Es un sistema similar al usado por la policía de Nueva York.

Peligros: la falta de privacidad y las decisiones poco 'inteligentes'

En el caso de la tecnología usada en el condado de Broward, las autoridades han querido dejar claro que no se recurre al reconocimiento facial ("requeriría la adquisición de hardware adicional", han explicado) pero, como era inevitable, todo esto está generando polémica entre los defensores de la privacidad.

Según ha explicado a Axios Jay Stanley, de la Unión Americana por las Libertades Civiles,

"Solemos comprobar que las nuevas tecnologías de vigilancia se aplican en primer lugar a las poblaciones sin capacidad de objetar: presos, niños, inmigrantes... Tenemos que preguntarnos si lo que queremos es criar una generación acostumbrada a crecer en entornos donde la inteligencia artificial la vigile electrónicamente".

Pero no es el único aspecto potencialmente polémico de esta nueva ola de sistemas de vigilancia: existe el peligro de que la automatización excesiva derive en decisiones dramáticas: otra de las funciones del citado sistema de Hermosa es el de activar automáticamente las alarmas del centro... y bloquear sus puertas.

De modo que, si el sistema no es capaz de detectar adecuadamente cuándo ha finalizado la evacuación de las aulas, se corre el riesgo (reconocido por la empresa proveedora, EAGL Technology) de que termine encerrando a los estudiantes junto a los tiradores.

Imagen principal | Jimlaneyjr (vía Wikipedia) Fuente | Axios

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir