La mejor forma de dotar a tus fotos de personalidad propia es con tu propio preset: así puedes crearlo

La mejor forma de dotar a tus fotos de personalidad propia es con tu propio preset: así puedes crearlo
1 comentario

Seguro que si la fotografía te ha enganchado estás buscando la forma de mejorar. El camino fácil es fijarse en los resultados de los demás, de los fotógrafos más populares para hacer lo mismo. Y ese es el problema, que tenemos que enseñar nuestra propia forma de mirar, para marcar diferencias. Y una buena forma de conseguirlo es creando un preset personal con la ayuda de Adobe Lightroom.

No conozco a ningún fotógrafo que haya triunfado copiando a los demás. Los buenos fotógrafos son los que tienen personalidad propia, los que consiguen imágenes que ves y enseguida las identificas como suyas. Ahí tenemos a Isabel Muñoz, a Tino Soriano, a Michael Kenna o a los grandes clásicos… Si quieres conseguir un estilo propio tienes que buscar tus señas de identidad. Y una de ellas puede ser perfectamente el revelado.

Conseguir un estilo propio con la ayuda de los preset

Todos los programas y aplicaciones de revelado tienen preset o ajustes preestablecidos. Como su propio nombre indica, son una serie de ajustes automatizados que permiten igualar el aspecto de nuestras fotografías. Son muy populares en las redes sociales y muchos los siguen para tratar de desmarcarse. El problema es que al final se convierte en una moda. Y eso es lo que tratas de evitar si estás leyendo este artículo.

No es la única forma de diferenciarse (de hecho hay mucho más importantes) pero revelar nuestras fotografías de una forma u otra nos va a ayudar a buscar nuestro estilo personal. Así que vamos a conocer cómo hacerlo con Adobe Lightroom, con la ventaja de que los pasos que daremos son exactamente iguales en la aplicación del programa.

Preset Lightroom
Grabando el preset

El preset que vamos a crear tiene una serie de ajustes que se pueden copiar exactamente iguales en todos nuestros disparos. La exposición, el control de los blancos y los negros, dependen de cómo hayamos expuesto el disparo, pero el contraste, la saturación o la luminosidad sí que pueden ser los mismos en todo nuestro archivo.

Y lo mejor de todo es que cualquiera de los ajustes que hagamos se pueden modificar para lograr el mejor resultado en cada fotografía. Desde luego no son parámetros cerrados. Para explicarlo, voy a inventarme un preset. Igual a ti te sirve o puede que se convierta en una inspiración para hacer exactamente lo contrario.

Preset Lightroom
Antes/después

Abrimos la fotografía en Adobe Lightroom y nos aseguramos de que todos los ajustes están a 0 en el menú Ajustes>Restaurar ajustes. Ahora pensamos en lo que podemos ajustar para lograr que la fotografía tenga ese estilo que buscamos. Por ejemplo, quiero un contraste alto, una saturación media y que las sombras tengan un toque azulado y las luces más cálidas, además de una nitidez extrema.

Así que en la pestaña Básicos ajusto el Perfil a Adobe Neutro y el Equilibrio de Blancos a Luz día. En Curva de tonos selecciono una curva en S muy marcada y subo el valor de Textura a 100.

El siguiente paso es ir a Gradación del color y ajustar el color de las sombras y luces por separado, como hacen en los filtros de Instagram. En esta ocasión he apostado por las luces frías y saturadas, las iluminaciones más cálidas y el Equilibro a -10, para que predomine el frío en la imagen.

Una vez hechos estos ajustes, tenemos que ir la pestaña Ajustes preestablecidos y hacer clic en el icono + para elegir la opción Crear ajuste preestablecido. Así abrimos una ventana donde ponemos el nombre del preset, el grupo donde lo queremos guardar y en el que marcamos los parámetros que hemos modificado. Solo nos queda dar al botón Crear.

Preset Lightroom
El resultado final

Y lo mejor de todo es que en el Lightroom para móviles es exactamente igual. Solo tenemos que revelar la fotografía según nuestro estilo, ir a Ajustes preestablecidos, hacer clic en los tres puntos de la esquina superior derecha y seguir los mismos pasos que hemos visto.

La próxima vez que revelemos una fotografía, podemos ir a la misma pestaña Ajustes preestablecidos y hacer clic en el nombre que hemos puesto. Así tendremos en todas las imágenes nuestro toque personal. No puede ser más sencillo.

En Xataka| Nueve libros de fotografía indispensables para aprender y hacer mejores fotos

Temas
Inicio