Compartir
Publicidad

Canon 60D y Sony A55, dos formas de ver el vídeo en las réflex

Canon 60D y Sony A55, dos formas de ver el vídeo en las réflex
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con permiso de la Nikon D7000, para mí una de las cámaras no profesionales más a seguir de cara a una futura compra como franquicia (me refiero a esa cámara con la que uno debe asentarse y empezar a invertir en objetivos olvidándose por un tiempo de las novedades en los cuerpos), la Canon 60D y la Sony A55 son las dos cámaras más relevantes en lo que llevamos de año para el consumidor que busca una cámara de fotos réflex de iniciación-gama media con función avanzada de vídeo.

Obviando el tema fotográfico, donde la Canon 60D aporta músculo y fiabilidad marca de la casa, y la Sony A55 el enfoque veloz gracias a su innovador sistema de espejo translúcido que tanto nos gustó cuando la probamos en Berlín, vamos a pensar en un momento en estas cámaras solamente pensando en su función de vídeo.

Sobre el papel y mirando su hoja de características por encima, las prestaciones de ambas cámaras cuando grabamos vídeo son similares, incluso con la pantalla abatible como elemento extra. Pero en el fondo, son dos cámaras que conciben el vídeo de manera muy diferente, dejando muy claro de qué marca proviene cada una.

Sony A55, con vosotros una videocámara con forma de réflex digital

Tanto tiempo esperando el modo de vídeo en las cámaras réflex de la compañía japonesa se nos ha hecho eterno. Y mirando las prestaciones de esta nueva Sony A55 entendemos lo que la gente de Sony nos decía cada vez que le preguntábamos por esta función en su gama alpha: llegará cuando la experiencia sea similar a la de una videocámara, porque somos una empresa de vídeo.

Dicho y hecho. Con el sistema de espejo translúcido como arma secreta, las Sony A55 y A33 como hermana pequeña, traen el vídeo a las réflex de la compañía. Pero lejos de integrarse en su gama Alpha, a pesar del nombre, estas dos cámaras inauguran una nueva zona dedicada a las réflex que no son réflex. Cuidado, solo me refiero al modo vídeo.

Porque tras las pruebas que hemos realizado a la Sony A55, nos ha quedado demostrado que esta cámara, en su modo de vídeo, se acerca más a la experiencia con una videocámara que a las réflex que hasta ahora habíamos usado para imágenes en movimiento. El enfoque continuo es una maravilla, y no hay duda en comparar el resultado con la de una videocámara de consumo en facilidad de uso y rendimiento. Pero, ¿no era el vídeo en las réflex algo más creativo?

sony-a555-y-a33.jpg

En el modo de vídeo de la Sony A55, las grabaciones están limitadas a 29 minutos y podemos hacerlo en el formato AVCHD o en MP4, permitiendo la relación de aspecto 16:9 o 3:2. La calidad, pese a ser de 1080i, solo llega a los 17 Mbps, exactamente lo mismo que alcanza la Sony NEX 5 que acabamos de probar.

Como hemos dicho, el modo de enfoque es espectacular, y detecta los cambios de plano al instante, pero sin embargo, las funciones manuales brillan por su ausencia. Apenas podemos variar la apertura del diafragma durante la grabación. Ni la exposición ni el modo de enfoque admite modificación (solo el continuo total o el manual sencillo). Con ello queda claro que la Sony A55 mantiene el espíritu de réflex de iniciación incluso para el modo de vídeo.

Canon 60D, creatividad en los dedos

Si bien la Sony A55 quería ponernos fácil el modo de grabación de vídeo con ella, la Canon 60D no vamos a decir que lo complica, porque sería mentir, sino que nos lo deja a nuestro control. Eso es bueno para el que busca la potencia creativa de las cámaras réflex y una pesadilla para el que, proveniente del mundo de las videocámara o la compacta, quiere apretar el botón de vídeo y grabar todo de un tirón.

La Canon 60D no puede presumir de un enfoque similar al de las videocámaras, así que tiene que conformarse con el enfoque por contraste mejorado y que poco a poco queda bajo control en su modo continuo en las réflex más serias. Las diferencias con la Sony A55 la encontramos ya en los formatos y calidad del vídeo. La Canon 60D opta por el .mov con resolución máxima de 1080p a 30, 25 y 24 fps, con un bitrate de 48 Mbps, muy por encima del vídeo de la Sony A55.

Canon 60D y su modo de vídeo

Pero la mayor diferencia y motivo de este post es su modo de control manual de todos los parámetros de la cámara, dejando en manos del fotógrafo (en este caso videógrafo) lo que puede dar de sí la Canon 60 D y su pantalla abatible.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos