Compartir
Publicidad

Intel Edison es el triunfo de la miniaturización para una nueva era de los "wearables"

Intel Edison es el triunfo de la miniaturización para una nueva era de los "wearables"
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana Intel ha presentado un curioso dispositivo: Intel Edison, que puede definirse como un PC completo del tamaño de una tarjeta SD estándar, unos 32x24x2,1 milímetros. Un PC en miniatura enfocado a un mercado muy concreto: según Intel, quieren que Edison sea el centro de toda la informática "para llevar puesta", una categoría que ellos mismos bautizan como wearable technology.

Dentro de ese mínimo espacio nos encontraremos con un SoC Quark, presentado hace unos meses y que ya comentamos iba a ser de vital importancia para el futuro de Intel: se empieza a atisbar un importante cambio de rumbo en la compañía americana, que aunque continuará en el mercado clásico de las CPU va poco a poco abriéndose a otro tipo de usos de la tecnología. Galileo y Edison son productos con Quark como común denominador, y ambos son muy diferentes de lo que Intel acostumbraba a lanzar al mercado.

Características sencillas, pero suficientes para lo que quieren hacer con él

Dejad de lado las ideas de que Intel Edison vaya a sustituir a vuestros actuales equipos. No es un sustituto de la tecnología actual, si no un complemento de lo que nuestros PC, smartphones, tablets y demás parafernalia tecnológica. Se basa en el uso de un SoC Quark de segunda generación, construido en 22 nanómetros -- en vez de los 32 nanómetros del usado en Galileo -- y con una CPU x86 de un núcleo trabajando a 400 MHz.

Un núcleo de 22 nanómetros a 400 MHz., LPDDR2, WiFi y Bluetooth LE. Pero sobre todo, con la posibilidad de añadir sensores

El resto de características que se conocen son muy concisas. Se sabe que trabajará con memoria RAM LPDDR2 -- del mismo tipo que la de los smartphones --, que tendrá conectividad WiFi y Bluetooth LE integrada sin necesidad de adaptadores externos y que disfrutará de memoria NAND integrada, con el hardware suficiente para permitir otro tipo de expansiones en caso de ser necesario. También encontraremos la posibilidad de añadir sensores, lo cual es uno de sus puntos más interesantes: según lo que necesites medir o estudiar, podrás añadirle el hardware a Edison.

Intel Edison

¿Y la salida de vídeo? Precisamente ésta es una de sus grandes diferencias. Intel no quiere que Edison sea un simple PC miniaturizado como tal, si no un intermediario entre lo no tecnológico y lo digital. Aquí debemos recordar lo que la gente de Intel nos comentó hace no mucho, hablando precisamente sobre Quark y su futuro:

Intel quiere que Quark sea la base del 'Internet de las cosas', una nueva era en la tecnología en la que 'todo' tendrá un procesador con capacidades digitales -- Nuestro artículo sobre el Research @ Intel Europe, en Niza en octubre de 2013

¿Y qué hacemos con Intel Edison?

Ésta es precisamente una de las incógnitas, y aunque es cierto que Intel ha propuesto algunas ideas y diseños lo que realmente pueden llevar al mercado está aún por ser creado. La idea es precisamente lo que comentábamos al cerrar el anterior apartado: Edison es una nueva iteración que acerca a Intel a su misión, la segunda que hace uso de Quark tras Galileo.

Lo que han mostrado que puede hacerse con Edison -- y en extensión con su corazón, Quark -- es, por ejemplo, monitorizar a un bebé. A este concepto lo llaman Mimo y trata de que el chip, unido a la ropa a modo de accesorio, envía de forma inalámbrica (ya dijimos antes, WiFi o Bluetooth) información relativa a las constantes del infante. Ritmo cardiaco o temperatura y humedad de la habitación donde se encuentre, por ejemplo, donde sensores se encuentran en la propia prenda. Toda esta información puede ser registrada y procesada por el smartphone/tablet/ordenador/pongaaquísudispositivo para crear ciertas estadísticas útiles como puede ser el tiempo de descanso, determinado con un sencillo estudio del funcionamiento del corazón.

Intel Edison

Utiliza WiFi o Bluetooth LE, dos estándares ampliamente utilizados que ya tenemos en nuestros smartphones o tablets

Como veis no es un PC al uso, si no un puente entre un conjunto de sensores y otros dispositivos de mayor calado que todos tenemos en nuestros bolsillos o en la mesa del salón. Smartphones o tablets, preferiblemente dada su disponibilidad y sencillez de uso. La compatibilidad es muy alta en el sentido en el que se hace uso de estándares ampliamente implementados como WiFi o Bluetooth LE, y aunque se desconocen los protocolos que Intel utiliza para la transmisión de la información (esto es, las estructuras de datos, lenguajes y demás) damos por hecho que formarán parte de un SDK que Intel liberará en un futuro.

Decíamos que los posibles usos de Intel Edison están aún por desvelar. Añadíamos, también, que quieren llevar Quark a todo tipo de campos no tecnológicos. Y se abre la veda: ropa, juguetes, mesas, sillas, semáforos, luces, libros, electrodomésticos, puertas, instalaciones eléctricas o vehículos, son todos elementos que pueden ofrecer algún tipo de interacción gracias a la medición de ciertos parámetros. Los sensores son esenciales, pues son los que determinarán 'qué' medir y, con ello, 'qué' podemos hacer.

Intel Edison

Una vez más, el límite lo marcará la imaginación. Intel ha iniciado un programa al que denominan Make It Wearable Challenge, y con el que precisamente buscan ideas que llevar al mercado en un futuro. Por supuesto, el mercado es también el que dictará las posibilidades de las diferentes invenciones, donde precio y utilidad real serán, como siempre, muy importantes.

Intel Edison

Galileo, Edison, Quark: una nueva era de la tecnología

Con todos estos productos Intel quiere liderar una nueva era de la tecnología. Ciertamente no hay una empresa de su envergadura que esté poniéndole el mismo énfasis a este sector, pero sí muchos pequeños productos independientes que siguen la misma línea de pensamiento. Tal vez Nike FuelBand haya sido el germen de los wearables, si bien la idea que tiene Intel es ir un paso más atrás para que las posibilidades estén de la mano de los desarrolladores y el público en general.

CES 2014 ha sido la primera edición en la que no hemos visto nada de Intel Core; ¿supone esto un importante cambio de rumbo?

Pero hay mucho más escondido. CES 2014 ha sido la primera edición en la que no hemos visto nada de Intel Core, sus CPU, digamos, 'tradicionales'. Típicamente Intel nos mostraba un pequeño aperitivo de lo que lanzarían al mercado a mediados de año, sus nuevas tecnologías y posibilidades. Este año nada, absolutamente nada de Intel Core, y toda su presencia en la feria ha estado centrada en otros productos. Sin duda alguna, de todos ellos el más llamativo y el que más énfasis ha recibido ha sido Edison.

En varias ocasiones hemos comentado que el mercado del hardware está en pleno proceso de cambio. Desde aproximadamente el año 2007 ARM ha crecido enormemente con la aparición de nuevos formatos de dispositivos (smartphones, tablets) y la era post-PC es para muchos una realidad palpable. Ésta no significa tanto la desaparición del ordenador clásico (el de sobremesa o el portátil), si no la adición de otros nuevos sistemas informáticos al mercado. Es algo que hemos visto claramente en el CES 2014, con múltiples pulseras y relojes que pertenecen a esta categoría de wearables y que se lanzarán al mercado durante el año. Es cierto que todos son el mismo tipo de producto (relojes o pulseras para llevar en la muñeca, con una serie de sensores que registran información que más tarde se procesa en otro dispositivo, con más o menos funcionalidades... pero la misma base), pero no es más que la primera versión de esta nueva era.

Intel Edison

Intel Edison tiene futuro. Olvidad su formato de tarjeta SD, que no es más que una representación visual con la que Intel quiere que entendamos fácilmente el tamaño que tiene. Quitémosle la carcasa y veamos sus posibilidades: interacción entre lo analógico y lo digital. Sensores, medición, envío de datos y su procesamiento mediante otros dispositivos de mayor envergadura. Todo esto es real e Intel quiere poner el hardware para que cada uno determine en qué quiere usarlo, desarrolle el software y lo lleve al mercado.

Intel ha puesto la primera piedra de su proyecto de futuro con el que quieren ser los líderes de la wearable technology

Por supuesto, Edison y el concepto de la wearable technology está en sus primeras fases de vida. Las pulseras y relojes 'inteligentes' ya están al alcance de cualquiera a precios que son más o menos atractivos, pero no dejan de ser, en la mayoría de los casos, juguetes para geeks. Intel ha puesto la primera piedra de su proyecto de futuro, pero no deja de ser aún algo ceñido a sus laboratorios. A lo largo de 2014 lo abrirán poco a poco, mostrarán nuevos conceptos con su tecnología y quizá anuncien también las creaciones de terceras empresas. En lo referente a llevarlo al mercado, no parece que vaya a ocurrir de forma rápida: yo no esperaría que los consumidores finales podamos adquirir tecnología con Edison a lo largo del presente año.

¿Y la competencia? Ya existe y está principalmente liderada por ARM, con quien también lucha en el hardware de smartphones y tablets. AMD, que históricamente ha sido su gran competidor, ni está ni se la espera a un corto o medio plazo. La maquinaria y las posibilidades de Intel en lo referente a la innovación, a la creación de formatos o a su introducción en nuevos mercados son infinitamente superiores a las que tiene AMD. En otras palabras: no hay color.

En definitiva, Edison es la gran apuesta de Intel en 2014. Un muy importante cambio de rumbo que supone no tanto el olvido de su negocio clásico (los microprocesadores Intel Core que con toda seguridad seguirán manteniendo, aunque dándoles menor importancia) si no la creación de nuevas posibilidades para nuestros gadgets y, para Intel, el inicio de una nueva era de la tecnología.

Más información | Intel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos