Problemas para Artemis I: la NASA retrasa una prueba crítica del SLS por complicaciones técnicas [Actualizado]

Problemas para Artemis I: la NASA retrasa una prueba crítica del SLS por complicaciones técnicas [Actualizado]
13 comentarios

actualización (4/4/2022 23:24): tras una serie de dificultades técnicas, la nasa ha decidido cancelar la prueba de hoy lunes. detalles en el artículo.

La NASA ha suspendido una prueba crítica del gigantesco Space Launch System (SLS). El domingo, la agencia espacial estadounidense tenía planeado cargar de combustible el cohete y hacer una cuenta atrás, dos procedimientos que se replicarán el día del lanzamiento de la esperada misión Artemis I, pero ha tenido que retrasar su cronograma debido a complicaciones técnicas. Volverá a intentarlo más tarde este lunes.

Antes de que empezara el proceso de carga de 700.000 galones (unos 2,7 millones de litros) de oxígeno líquido e hidrógeno líquido al SLS, la NASA descubrió que el sistema de lanzador móvil había perdido capacidad de presurización. El fallo, según explica la agencia, radicaba en un sistema de ventiladores vital para la seguridad el cohete, que se utiliza para la presurización y evita la entrada de gases peligrosos.

Fin de semana con varios problemas

Tras detectar el mencionado fallo, los equipos de la NASA llegaron a la conclusión de que el personal no podía trabajar de forma segura con la carga de los propulsores en la etapa central del cohete y la etapa de propulsión criogénica provisional (ICPS). "Los equipos se reunirán para determinar los próximos pasos y establecer un plan de avance. El siguiente intento para llenar el tanque será el lunes 4 de abril", dijo la agencia.

Al momento de escribir este artículo, el equipo de administración de la misión ha dado el visto bueno para proceder con el llenado del tanque. No obstante, la reanudación de la carga está sujeta a otros procesos complementarios, como el restablecimiento del sistema de nitrógeno gaseoso que se encarga de propiciar un entorno no inflamable dentro del cohete SLS. Una vez que todo esté listo, se reanudará la cuenta atrás.

Cuando comiencen las operaciones de carga de propulsor, el oxígeno líquido y el hidrógeno líquido fluirán hacia la etapa central del cohete y hacia los tanques de la etapa de propulsión criogénica provisional. El equipo, tras el problema que surgió el domingo, también realizará verificaciones de fugas para garantizar que la carga de propulsor se realice según lo esperado y podrá evaluar la efectividad total de la prueba.

Complicaciones técnicas y cancelación de la prueba

Tras resolver el problema del mal funcionamiento de los ventiladores, la NASA también abordó con éxito un inconveniente que había interrumpido el funcionamiento sistema de nitrógeno gaseoso y reanudó la cuenta atrás.

Más tarde se detectó un "límite de temperatura" en el oxígeno líquido (que debe ser de -297 ºC -297 ºF). El problema obligó a volver a configurar los procedimientos de carga.

"Los equipos todavía están trabajando para actualizar los procedimientos. Hay muchas discusiones técnicas para hacerlo bien, y también estamos buscando ver qué trabajo de LH2 se puede realizar en paralelo", indicó la agencia en ese momento.

El equipo de Sistemas de Exploración Terrestre de la NASA confirmó que se habían solucionados los problemas y que la carga de oxígeno líquido ha comenzado había comenzado.

No obstante, antes de comenzar con la carga de hidrógeno líquido, el equipo no pudo abrir una válvula de ventilación en la torre de lanzamiento móvil. Y tras evaluar diferentes soluciones decidió cancelar la prueba de hoy lunes.

El director de lanzamiento junto a los otros miembros del equipo de Artemis aún no han definido cuándo harán el próximo intento. Por lo pronto han comenzado a descargar el tanque de oxígeno líquido del SLS.

Las últimas horas han sido particularmente intensas para los equipos de la NASA involucrados en las pruebas del SLS. El pasado sábado, una fuerte tormenta eléctrica azotó el Centro Espacial John F. Kennedy, en Florida.

El complejo tiene seis torres de 180 metros que forman parte de su sistema de protección contra rayos, explican. Este fue efectivo cuando, durante la noche, cayeron cuatro rayos cerca de la plataforma de lanzamiento 39B.

La NASA aprovechó para remarcar horas antes que las simulaciones por ordenador no pueden reemplazar a las físicas y que los eventos ocurridos en las últimas horas son prueba de ello.

En Xataka | Durante años, la NASA mantuvo un férreo monopolio sobre el polvo lunar. Hasta que ha salido a subasta

Temas
Inicio