Publicidad

Los océanos más allá de la Tierra: grandes masas de agua de las que tenemos evidencia en el Sistema Solar

Los océanos más allá de la Tierra: grandes masas de agua de las que tenemos evidencia en el Sistema Solar
2 comentarios

Generalmente cuando pensamos en planetas con agua líquida pensamos en la Tierra, es el planeta del sistema solar que alberga ese componente esencial para la vida como la conocemos. Sin embargo, más allá de la Tierra hay también agua líquida en el Sistema Solar, o por lo menos eso nos han dado a entender las investigaciones espaciales realizadas. ¿El problema? Está bien oculta.

Pacífico, Atlántico, Índico, Ártico y Antártico. Esos son los cinco océanos y grandes masas de agua que aprendemos de pequeños en la escuela porque son los océanos que comprenden la Tierra. Dado que nos encontramos a una distancia idónea del Sol el agua consigue mantenerse en estado líquido sin llegar a evaporarse o congelarse. Pero sólo hay que irse hasta Marte para dar con agua líquida bajo su superficie, como vimos estos últimos días. Es más, aquí en la Tierra tenemos cosas extrañas como el lago Vostok subterráneo en la Antártida. Así pues, es momento de repasar qué lugares sabemos o creemos haber encontrado agua líquida en nuestro Sistema Solar.

Plutón, al borde del Sistema Solar

Comenzamos desde el límite del Sistema Solar, desde el objeto más alejado del que tenemos evidencia de agua líquida. El planeta enano Plutón se cree que alberga agua subterránea. Se cree esto debido a los datos que nos ha enviado la sonda New Horizons, la que mejor ha estudiado a Plutón desde su sobrevuelo en 2015.

Pluton

La idea es que en sus orígenes el planeta pudo tener agua líquida en su superficie cuando las temperaturas tras su formación aún eran suficientemente altas. Con el tiempo y la reducción de la temperatura el planeta se pudo haber congelado, aunque aún podría haber agua líquida en su interior.

Encélado, luna de Saturno

Una de las tantas lunas de Saturno, Encélado es uno de los astros más activos del Sistema Solar. Esto se debe en gran parte a su superficie congelada que refleja casi toda la luz proveniente del Sol. Cassini, al pasar cerca de Encélado en 2005, pudo observar géiseres en la superficie del satélite. La superficie helada también presenta fracturas llamadas rayas de tigre, por las que se escapa el agua a menudo.

sd

Según la NASA, Encélado dispone de un océano subsuperficial que podría estar cubriendo prácticamente todo el satélite. Esta masa de agua podría tener una profundidad de entre 8 a 10 kilómetros. Como una especie de capa más que recubre el núcleo y es recubierta por la superficie congelada. La actividad y composición de su núcleo es lo que consigue mantener temperaturas lo suficientemente altas como para que el agua se mantenga en estad líquido.

Europa y Ganímedes, lunas de Júpiter

Europa, la luna más prometedora de Júpiter, se cree que tiene agua cálida debajo de su helada superficie. Debido a la fuera que realiza la gravedad de Júpiter sobre la luna el agua consigue mantenerse en estado líquido, porque la luna de por sí está demasiado lejos del Sol como para que este la caliente.

Fue en 2011 cuando el Hubble detectó una serie de géiseres saliendo de su superficie, evidencia suficiente para la NASA. Estos géiseres, al igual que en Encélado, demuestran que debajo de la superficie hay agua líquida que sale a presión siempre que puede. Los géiseres en Europa son particularmente altos, según los datos del Hubble llegan hasta los 200 kilómetros de altura. Por otro lado, es relevante también su actividad tectónica, que se cree que se debe justamente por el líquido que hay debajo de su capa superficial.

Ganímedes por su parte, la luna más grande de Júpiter, también parece contener agua líquida en su interior. En este caso la NASA cree que hay agua líquido por una serie de movimientos tectónicos que se descubrieron en 2015, evidencia de que podría haber un océano subterráneo ahí también. Por datos recogidos esta masa de agua líquida podría tener una profundidad de unos 100 kilómetros, 10 veces más que los océanos de la Tierra.

Screenshot

Ceres, en el cinturón de asteroides

Dejamos los planetas gaseosos y sus lunas para llegar al cinturón de asteroides. En este cinturón el astro más importante de todos es el planeta enano Ceres. Ceres al igual que Plutón se cree que alberga agua líquida porque está estuvo presente cuando se formó y las temperaturas eran más altas. Por su salinidad podría conseguir que no se congele dicha agua y a menudo se han observado reflejos muy brillantes en su superficie y cerca del cráter Occator.

Ceres

Marte, como planeta vecino

Acabamos con el planeta vecino al nuestro, Marte. diversas sondas que hemos enviado ahí han analizado con radar la superficie de Marte en busca de evidencias de agua líquida. Y las han encontrado, en 2018 la NASA anunció la presencia de agua en un gran lago en el polo sur del planeta. Por la actividad geotermal del interior del planeta y la protección que ofrece la superficie, se cree que el agua se mantiene líquida en su interior. Además de que podría tener mucha más salinidad, bajando así más el punto de congelación de los 0 grados centígrados a los que se congela el agua dulce.

Marte

Esta misma semana hemos visto también cómo nuevos datos de la ESA han confirmado el descubrimiento del lago de 2018 y añaden tres más a su alrededor. En el caso de Marte, por su relativa cercanía a nosotros, podemos estudiarlo mejor en el futuro e incluso algún día, quié sabe, llegar a él y verlo en persona.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios