Los nuevos cartuchos de hidrógeno con los que Toyota quiere que alimentemos la casa y el coche

Los nuevos cartuchos de hidrógeno con los que Toyota quiere que alimentemos la casa y el coche
31 comentarios

Toyota cree que el hidrógeno ayudará a las ciudades a ser más sostenibles. La compañía imagina un futuro en el que nuestros coches o nuestras casas se alimentarán con cartuchos de hidrógeno, unos dispositivos portátiles diseñados para hacer frente a algunos de los desafíos de este combustible alternativo: el transporte y el uso diario.

En esa dirección, Toyota junto a Woven Planet ha presentado su primer prototipo de cartucho de hidrógeno portátil. Se trata de un cilindro de 400 mm de largo y 180 mm de diámetro. Pesa 5 kg cuando está lleno, tiene una pequeña asa de agarre para que sea más fácil llevarlo de un lugar a otro, y promete almacenar 3,3 kilovatios-hora de energía.

Cómo funciona el sistema

Toyota dice que una de las ventajas de su sistema es que no requiere de una compleja infraestructura para funcionar. Como se trata de cartuchos intercambiables, cuando se agota uno puede ser reemplazado fácilmente por otro en cuestión de segundos. 

Bajo esta premisa, se espera que este tipo de cartuchos de hidrógeno pueda ser utilizado para alimentar coches, motos, drones, sistemas de calefacción y hasta casas que no están conectadas a la red eléctrica, "primero en Japón y después en todo el mundo".

Woven City Toyota Hidrogeno 3

La compañía, no obstante, aún se encuentra en una etapa temprana del desarrollo de su proyecto. De momento no ha brindado detalles sobre cómo funcionarán las estaciones de repostaje o si los cartuchos funcionarán con combustión de hidrógeno o con pilas de combustible.

En cualquier caso, Toyota parece comprometida con el desarrollo de esta tecnología. Tal es así que en la prefectura japonesa de Shizuoka ha comenzado la construcción de Woven City, una ciudad en la que probará varios de sus proyectos, incluidos los cartuchos de hidrógeno.

Woven City Toyota Hidrogeno 2 W

Cabe señalar que si bien el uso del hidrógeno no genera emisiones de dióxido de carbono (CO2), su obtención puede ser contaminante. Por lo general, en la actualidad se obtiene de los combustibles fósiles utilizando compuestos químicos, procesos que son dañinos para el medio ambiente.

No obstante, también existen métodos alternativos, como el de "electrólisis", que utiliza la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua. Si se utiliza electricidad proveniente de fuentes renovables, el proceso de obtención de hidrógeno se realiza sin emitir CO2.

¿El problema? Este método, como muchos otros alternativos, está muy poco desarrollado. Actualmente requiere un mayor gasto energético que los métodos tradicionales que utilizan hidrocarburos, una desventaja que se traduce en un mayor coste de producción de hidrógeno.

Como podemos ver, el camino de la sostenibilidad tiene muchos desafíos que superar, incluso el coche eléctrico. ¿Viviremos entonces un futuro en el que en lugar de ir a la gasolinera cambiaremos el cartucho de hidrógeno? No lo sabemos, pero las "pilas intercambiables" parecen muy prometedoras.

En Xataka | España es una potencia de la energía eólica, pero tiene una gran deuda con la offshore: así aspira a corregirla

Temas
Inicio