Menos del 10% de los europeos tienen aire acondicionado en sus casas. Las olas de calor lo van a cambiar

Menos del 10% de los europeos tienen aire acondicionado en sus casas. Las olas de calor lo van a cambiar
34 Comentarios

Europa no utiliza prácticamente el aire acondicionado. Según un informe de la Agencia Internacional de la Energía, menos del 10% de los hogares europeos tienen uno. Una situación que hasta ahora no había sido tan llamativa, pero que con las constantes olas de calor que se están viviendo en Europa está empezando a ser un problema.

Menos del 10% en Europa, más del 90% en Estados Unidos. El uso del aire acondicionado en Europa contrasta enormemente con el de otras partes del mundo. Según datos del censo de EEUU, el 91% de las casas estadounidenses tienen aire acondicionado. El economista Gwyn Prins de Cambridge lo definía bien: "la adicción física al aire acondicionado es la epidemia más generalizada y menos notada en la América moderna".

El contraste con Europa es enorme. Según datos del fabricante Inaba Denko, menos del 3% de los hogares en Alemania tienen aire acondicionado. Mientras que en Reino Unido o Francia tampoco alcanzan el 5%.

Las ventas están desatadas. Este verano las ventas han llegado a crecer una barbaridad en algunas ciudades. Países como Reino Unido no estaban acostumbrados a estas temperaturas. Esto ha provocado que en ciudades como Sainsbury las ventas hayan crecido un 2.420% de una semana a otra, convirtiéndose los aires acondicionados entre los diez productos más vendidos de Amazon.

Según datos de la IEA, entre 1990 y 2016 las ventas de aires acondicionados se han triplicado y se espera que el gasto energético para enfriar los hogares vuelva a triplicarse antes de 2050. En la Unión Europea, se espera que de los 110 millones de aires acondicionados que había en 2019 se pase a unos 275 millones en 2050.

Un pez que se muerde la cola. El uso del aire acondicionado es contraproducente, sobre todo en aquellos modelos que no son tan eficientes. Resulta que los aires realizan emisiones que contribuyen al cambio climático. Si el número de aires acondicionados continúa creciendo, esto favorecerá al cambio climático y de paso facilitará que las olas de calor sean más habituales.

Los expertos alertan que están preocupados por encontrar un equilibrio entre protegerse del calor con los aires acondicionados y evitar que su uso se multiplique en exceso y continúe la escalada de temperaturas.

Ante esto, personalidades como Bill Gates están intentando encontrar una solución. Con su proyecto Blue Frontier invertirá unos 20 millones de euros en las startups más prometedoras.

Responsables del 20% de la electricidad en edificios. Los aires acondicionados son una máquina de gastar energía. De media, según el IEA, suponen el 20% del consumo eléctrico de los hogares en el mundo. Teniendo en cuenta el elevado precio de la energía actualmente, también supone un desafío energético. Lamentablemente ante tanta calor, los aires acondicionados se están convirtiendo más en una necesidad que no un lujo.

¿Habrá para todos?. Con el auge de los aires acondicionados surge la duda si los fabricantes están preparados para abastecer la demanda. Habrá que ver si hay suficientes componentes para ellos y a qué precios finalmente se venden los aires acondicionados. Del mismo modo que lo hemos visto en sectores como el automovilístico, el verano que viene puede haber un nuevo cuello de botella, esta vez con el objetivo de refrescar el hogar y enfrentarse mejor a unas olas de calor que parece que estarán con nosotros bastante tiempo.

Temas
Inicio