Compartir
Publicidad

La justicia condena por primera vez a Deliveroo y considera que uno de sus 'riders' es falso autónomo

La justicia condena por primera vez a Deliveroo y considera que uno de sus 'riders' es falso autónomo
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La magistrada titular del juzgado de lo Social nº 6 de Valencia ha condenado a Deliveroo porque considera que el trabajo del rider Víctor Sánchez fue como "falso autónomo" y que la multinacional debería haber costeado sus cuotas a la Seguridad Social, según informa 'eldiario.es' citando a Marcos Llerena, abogado del reclamante.

La jueza, Ana Belén Díez Farto, ha dictado su sentencia basándose en las conclusiones que la Inspección de Trabajo de Valencia plasmó en un expediente abierto a la compañía de comida a domicilio, según el letrado.

En él, el órgano dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social asegura que "la relación civil que [la empresa] pretende crear esconde una relación laboral". Por tanto, no era autónomo sino un asalariado.

"Rasgos que solo son concebibles en el trabajo dependiente y por cuenta ajena"

Deliveroo y Víctor Sánchez llegaron a juicio después de que la compañía prescindiera de los servicios del rider justo cuando se planteaba montar un colectivo que combatiese "la precariedad laboral" dentro de la plataforma digital, según el relato del trabajador. La decisión se explicaba, por parte de la compañía, aludiendo motivos laborales.

Lo que hace el fallo judicial es establecer la relación existente entre el trabajador y la empresa como laboral y no mercantil, como la define Roofoodos Spain, para declarar el despido de este trabajador como improcedente. "No puede sino concluirse que se dan [...] las notas características de la relación laboral", dice el texto de la magistrada Díez Farto, según señala 'El País'. "[La relación] presenta rasgos que solo son concebibles en el trabajo dependiente y por cuenta ajena".

"No puede sino concluirse que se dan [...] las notas características de la relación laboral", dice la sentencia

Según el abogado de Víctor Sánchez, la sentencia podría obligar a Deliveroo a convertir en trabajadores por cuenta ajena a los riders con los que mantiene una relación mercantil según su consideración. Y, además, podría tener que pagar a la Seguridad Social las cuotas no satisfechas con anterioridad. En el caso de Valencia se les exigió el abono de unos 160.000 euros por cotizaciones impagadas tras el expediente abierto por la denuncia de Riders por Derechos.

En Madrid, la Inspección de Trabajo mantuvo la misma postura que tuvo en Valencia: los riders de Deliveroo son asalariados, no autónomos. Deliveroo, entonces, anunció que recurriría a la justicia y aseguró que la decisión del órgano laboral no tenía efectos jurídicos. Asimismo, sindicatos como UGT denunciaron ante la Inspección de Trabajo la situación de fraude en Deliveroo, Glovo, Uber Eats y Stuart.

Esta sentencia del juzgado de lo Social nº 6 de Valencia puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Imagen | Akuppa John Wigham (CC BY 2.0)
En Genbeta | #DeliverooExplota: ¿Qué está pasando con la empresa de reparto de comidas?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos