Freepik tiene un plan para convertirse en la gran suite de los creativos. Uno que incluye la compra de Videvo

Freepik tiene un plan para convertirse en la gran suite de los creativos. Uno que incluye la compra de Videvo
2 comentarios

Los primeros meses de la pandemia fueron tiempos de una tremenda incertidumbre económica para muchos negocios, pero no para Freepik, que en su décimo aniversario logró el exit al vender al fondo sueco EQT una participación mayoritaria por unos 250 millones de euros. Se colocó así como el cuarto mayor exit de una startup española por detrás de Ya.com, Privalia y AlienVault.

Un par de años después de aquello, esta startup malagueña, ya evolucionada a empresa con todas las letras, es una de las mayores del mundo en el sector de los recursos gráficos, y ahora se hace con la británica Videvo, que le permitirá añadir más de medio millón de vídeos, audios y clips de motion graphics a su colección por un importe que no se ha hecho público.

Vídeos y audios para un ecosistema creativo

Freepik sufre el mismo "problema" que empresas como Facebook antes del cambio de nombre a Meta: su marca coincide con la de su producto principal, pero tiene más. Algo así le ocurre a esta empresa andaluza: se le conoce sobre todo por su producto principal, del mismo nombre, pero también tiene otros productos como Flaticon, un gran banco de iconos; Slidesgo, que ofrece plantillas de diapositivas; o Wepik, un editor sencillo de diseños de creatividades orientadas a negocios. Ahora se suma esta otra empresa de Oxford, que cuenta con 650.000 usuarios, principalmente de Estados Unidos, Canadá, Australia y Reino Unido.

Carlos Marin

Sobre esta operación, que deja a Freepik en mejor posición para ofrecer un ecosistema completo en torno a los recursos para profesionales creativos, hemos conversado con Carlos Marín, su director de estrategia, quien nos ha hablado de planes con Videvo: "Nos gustó mucho como empresa porque tiene una filosofía muy similar a la nuestra, nació con fondos propios y es muy eficiente. Nuestra idea es integrar Videvo a nivel tecnológico en nuestros servidores, buscador, pricing, etc para aprovechar las economías de escala y la seguiremos desarrollando en paralelo al mismo tiempo que metemos vídeo en Freepik". Es decir, mantener el producto independiente pero integrar también vídeos en el producto principal.

Hay algunas diferencias que recortar en torno a la monetización de ambos productos, que han tenido trayectorias muy similares en ese sentido: son productos freemium que ingresan dinero gracias a las suscripciones, a la publicidad y al marketing de afiliación. Quieren eliminar estas dos últimas patas para centrarse en la primera. En el caso de Videvo, las suscripciones suponen un 60% de sus ingresos. En Freepik, el 80%. La idea es que ambas acaben alcanzado el 100%. La era de las suscripciones.

Con Videvo se consiguen los recursos en vídeo, pero también en audio, algo que obedece al mercado en auge del podcasting y sobre todo a la gran explosión de las retransmisiones en directo y la creación de contenidos en plataformas como Twitch o TikTok.

Planes para el futuro

Cuando preguntamos a Carlos por planes de futuro en Freepik, comenta una posible incorporación futura al catálogo actual de servicios: "Estamos trabajando en otras líneas que quizás no estén todavía tan explotadas, pero mediante mucha personalización podremos aportar valor. Por ejemplo, el 3D, creemos que tendrá aún más peso. Es algo complejo de trabajar y crear, y pondremos el foco ahí para democratizarlo. Invertiremos también en tipografías. Y nos especializaremos en lo que ya tenemos. Por ejemplo, dentro de los iconos hay muchos verticales que podemos reforzar, como los iconos animados, los de interfaces para páginas web...".

Otra pregunta que hacemos a la empresa es cómo contempla una paquetización de sus servicios para ofrecer experiencias conjuntas en lugar de separadas. Hay planes en camino: "Lo vamos a presentar dentro de poco, una integración de nuestros assets bajo la principal marca si es para un mismo tipo de usuario y vemos que tiene sentido unificar. Tanto en pricing, haciendo un bundling con descuentos frente a las compras por separado, como dando un paso más allá. Por ejemplo para perfiles educativos, otros más creativos, etc".

Una de las incógnitas del sector creativo para los próximos años es cómo afectará a sus trabajos y realidades la llegada de sistemas de Inteligencia Artificial que puedan reemplazar a los ilustradores, al menos hasta cierto punto. Los casos más sonados en los últimos tiempos son los de DALL-E 2 o su versión gratuita y de libre acceso, DALL-E Mini.

En Freepik ven un posible cambio de paradigma: "Con la IA hay ciertos tipos de assets que quizás no tengan tanto valor como antes. Con el avance de la tecnología tenemos que ir revalorizando. Antes por ejemplo se priorizaba una capacidad para dibujar, para trasladar ideas al papel; ahora quizás se ponga más de moda la parte de copywriting, el ingenio para pedir esas ilustraciones a una inteligencia artificial. También buscaremos la forma de perfeccionar. Si algo sale bien al 90%, tenemos la oportunidad de hacer que se pueda llegar hasta el 100% de corrección".

Mientras ese momento llega, Freepik se consolida desde Málaga como uno de los grandes actores globales en este sector y ahora también abarca a profesionales del vídeo y el audio.

Temas
Inicio