Europa vive una fiebre de "unicornios" en la industria startup. Y España está perdiendo el tren

Europa vive una fiebre de "unicornios" en la industria startup. Y España está perdiendo el tren
30 comentarios

España no es tierra de unicornios. O no tanto, al menos, como buena parte de sus vecinos. Un informe publicado por Credit Suisse sobre este tipo de compañías, jóvenes y con una alta valoración, muestra que nuestro país se sitúa en la parte media baja del ranking europeo: ocupa la posición 12º con datos bastante alejados de Reino Unido, Alemania o Francia, que a finales del año pasado lideraban la lista con más de una decena y media de empresas cada una.

El estudio revela además otra tendencia clara: aunque son rara avis, los unicornios son cada vez más frecuentes en la economía europea. Su presencia casi se ha duplicado desde 2014.

¿Qué son las compañías unicornios? La metáfora quizás resulte un poco literaria, pero es bastante gráfica y da en el clavo. Un unicornio es una empresa con unas condiciones casi igual de extraordinarias que las que tendrían los caballos con cuerno si existieran: son jóvenes, startups lanzadas habitualmente por empresarios que no han soplado aún las 40 velas y —lo realmente importante— superan los 1.000 millones de dólares de valoración antes de salir a bolsa.

Quizás no resulte tan difícil encontrarse con una como ver unicornios trotando libremente por el campo, pero desde luego no es un perfil fácil de alcanzar. Se calcula que apenas el 10% de las startups logran superar su primera etapa, la más compleja, y pasar de los tres años de vida.

¿Están creciendo? Sí, al menos así lo apunta el informe elaborado por Credit Suisse, que demuestra que en los últimos años su número ha aumentado de forma notable. Sus datos son elocuentes. A cierre de 2021 Europa acogía casi el doble de compañías unicornio que en 2014. En total sumaba 106 firmas con un valor de alrededor de 410.000 millones de euros, lo que representa una cuota del 11% a nivel global en el sector. “Como ya se ha visto en otras regiones, los unicornios están redefiniendo rápidamente el entorno competitivo en Europa”, señala el informe.

El líder es en cualquier caso EEUU, donde se concentran más del 50% de las compañías. En el podio le siguen China y Europa. Eso sí, aunque han crecido, las rondas de financiación no alcanzan ni en número de operaciones ni en dimensión a las que se registran en otras latitudes.

¿Y qué lugar ocupa España? Pues uno no especialmente boyante. En la lista de Credit Suisse ocupábamos el puesto 12º a finales de 2021. El balance nos sitúa de hecho bastante por debajo de Reino Unido, Alemania y Francia, países que encabezan el ranking con, respectivamente, 31, 22 y 18 startups. En la “fotografía” tomada por el banco suizo, España se coloca también por detrás de Suiza, Países Bajos, Suecia, Noruega, Austria, Dinamarca, Finlandia e Irlanda. Aventajaríamos a Turquía, Bélgica, Croacia, República Checa, Estonia, Lituania o Luxemburgo, países todos —salvo Turquía— con un volumen de población considerablemente inferior al de España.

Los datos de Statista de 2021 dejan una “instantánea” con ligeras variaciones, pero con un reparto de posiciones más o menos similar y en la que España tampoco sale particularmente bien parada. En el ranking internacional, que Statista abre también con EEUU, China, India, Reino Unido, Alemania y Francia, España estaría en el puesto 18 con tres unicornios, los mismos que Países Bajos.

Austin Distel Wawefydpkag Unsplash

¿No hay motivos para el optimismo, entonces? En justicia, sí los hay. Aunque España está claramente por debajo de Alemania, Francia, Reino Unido, Países Bajos o Suiza, el año pasado la inversión en startups españolas experimentó un crecimiento notable: de 984,7 millones de euros en 2020 pasamos a 4.207,3. A comienzos de 2022, de hecho, el tejido empresarial contaba con once unicornios, algunos más de los identificados por Credit Suisse en el cuarto trimestre de 2021: Glovo, Jobandtalent, eDreams, Wallbox, Cabify, Idealista, Devo, Domestika, Travelperk, Flywire y Fever.

¿Y el sector tecnológico? Si el informe de Credit Suisse deja dos ideas claras una es el incremento en el número de startups unicornios a lo largo de los últimos años y la segunda, desde luego, el peso que tiene el sector tecnológico, en el que se encuadran la mitad de las compañías.

En el saco “tech” se incluyen empresas de los subsectores fintech, inteligencia artificial (IA), servicios de nube o software, entre otras. Estas últimas suman 14 con un valor conjunto de 39.000 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2021. En su análisis, Credit Suisse ha detectado además un papel importante de las fintech y compañías de productos de consumo y servicios, lo que incluye negocios de reparto a domicilio o las plataformas de movilidad y venta de bienes de segunda mano.

“Casi una cuarta parte de los unicornios está relacionada con la IA, blockchain o la industria de los pagos y son una parte clave para promover el crecimiento de todo el ecosistema de unicornios”, señala el banco suizo. En lo que se refiere a nombres concretos, destacan Klarna, con una valoración de 45.600 millones de dólares; Checkout.com, de 40.000; y Revolut, de 33.000.

Imágenes | Ant Rozetsky (Unsplash) y Austin Distel (Unsplash)

Temas
Inicio