Si eres informático, te libras de la guerra: Rusia afronta un "apagón tecnológico" en verano y los necesita en casa

Si eres informático, te libras de la guerra: Rusia afronta un "apagón tecnológico" en verano y los necesita en casa
43 comentarios

Los informáticos de Rusia están abandonando en masa su país desde que comenzó la guerra de Ucrania. Según estimaciones de la Asociación Rusa de Comunicaciones Electrónicas, recogidas por The Moscow Times, entre 50.000 y 70.000 de estos profesionales ya se habrían marchado al extranjero, y otros 100.000 planean hacerlo durante el próximo mes.

Los motivos son diversos, desde la amenaza de ser reclutados hasta el deterioro de la situación económica de Rusia, aunque Natalya Kaspersky, dueña del antivirus al que da nombre su apellido, apuntó el pasado 22 de marzo a motivaciones fundamentalmente morales en una intervención en la Duma rusa, que recoge El País: “Son jóvenes, están conectados en muchos aspectos a Occidente, trabajan con software occidental y esta ruptura les ha hecho temblar”.

Frenar la sangría. Este éxodo masivo ha hecho que el Gobierno de Rusia haya decidido no reclutar a informáticos para tratar de contener la preocupante sangría de profesionales. Así, el primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, ha decretado esta misma semana que no tendrán que acudir al servicio militar obligatorio los ciudadanos que hayan completado una formación superior y trabajen en una empresa tecnológica desde hace al menos un año, o aquellos que tengan al menos un año de experiencia laboral en el sector, aunque estén en paro.

En Rusia el servicio militar es obligatorio entre los 18 y los 27 años, y el próximo llamamiento a filas será el próximo mes de abril. Esto habría motivado que muchos de los profesionales que pueden escapar lo hayan hecho ante la amenaza de ser reclutados, a pesar de que la ley rusa prohíbe enviar al frente a estos reclutas a menos que firmen un contrato con las Fuerzas Armadas.

Ayuda a las empresas. La medida también estaría dirigida a ayudar a las empresas tecnológicas rusas, que ya están acusando el éxodo y a las que cada vez les cuesta más desarrollar su actividad ante la falta de mano de obra. La exención del servicio militar afecta, además de los informáticos, a profesionales de otras 60 disciplinas consideradas esenciales, muchas de ellas técnicas, como las matemáticas, la cartografía, la electrónica, la robótica, la ingeniería naval o la ingeniería aeronáutica.

Escasez de componentes. Pero el éxodo de profesionales no es el único problema al que se enfrenta el sector tecnológico ruso como consecuencia de la guerra de Ucrania. Las sanciones están haciendo que los componentes que utilizan para mantener su infraestructura empiecen a escasear, según ha informado la Unión de los Empresarios e Industrias de Telecomunicaciones de Rusia y recoge El País, por lo que las compañías advierten que sus servicios podrían empezar a fallar a partir del próximo verano, pues sólo disponen de reemplazos en stock para cuatro o seis meses.

Un problema que no sólo tiene que ver con los suministros de Occidente, ya que, según la citada unión de empresarios, tampoco los proveedores chinos están enviando sus productos. Al parecer, los mayores fabricantes de equipamientos de telecomunicaciones y electrónica de todo el mundo han suspendido el envío de material sine die.

Escasas y caras. Otro problema que denuncia el sector es que las pocas piezas que todavía pueden comprar han alcanzado precios muy superiores a los que tenían antes de la guerra, ya que la demanda se ha disparado ante la escasez de oferta y la devaluación del rublo y la falta de divisas extranjeras en Rusia las está encareciendo enormemente.

Imagen | Vadim Ghirda/AP

Temas
Comentarios cerrados
Inicio