Publicidad

Elon Musk reabre su fábrica de Tesla en Fremont y desafía el confinamiento: "si alguien es arrestado, pido ser solo yo"

Elon Musk reabre su fábrica de Tesla en Fremont y desafía el confinamiento: "si alguien es arrestado, pido ser solo yo"
86 comentarios

El condado de Alameda, en California, es donde se encuentra una de las fábrica de Tesla. En Fremont, para ser exactos. Debido a la pandemia del coronavirus, Alameda (y gran parte de la zona de la Bahía de San Francisco) se encuentra en cuarentena y, si bien se esperaba que el confinamiento acabase el 3 de mayo, este ha sido extendido hasta finales de mes. Eso significa que los trabajadores de Tesla no pueden volver a trabajar a la fábrica de Fremont hasta entonces, pero a Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, no le parece bien y ha ordenado reabrir la planta.

Así lo ha hecho saber el CEO de la compañía a través de su perfil de Twitter, donde afirma que "Tesla va a retomar hoy [11 de mayo] la producción contra las reglas del condado de Alameda". Asegura que él también estará en la planta y que "si alguien es arrestado, pido ser solo yo". Esta decisión llega justo un día después de que Tesla demandase al condado de Alameda por impedir a la empresa volver al trabajo a pesar de que, según Tesla, la fábrica de Fremont entra dentro de la descripción de "negocios esenciales". En concreto, Tesla cita este apartado:

"Mi empresa instala sistemas de distribución de energía solar, de almacenamiento y/o de carga de vehículos eléctricos, ¿puede seguir funcionando?

Sí, es una actividad de construcción permitida y debe cumplir con los protocolos de seguridad del proyecto de construcción en el apéndice B de la orden. Las empresas también pueden operar para fabricar componentes de recursos energéticos distribuidos, como paneles solares".

Condado de Alameda vs Elon Musk

Fabrica De Fremont Interior de la fábrica de Fremont.

Es un asunto algo complejo, así que vamos a empezar por el principio. Cuando se estableció el confinamiento en la Bahía de San Francisco el 16 de marzo, Tesla siguió funcionando al ser considerada una "empresa esencial". Sin embargo, la oficina del Sheriff de Alameda dijo que no, que no lo era, y que si bien podía mantener unas "operaciones mínimas básicas" (inventario, nóminas y facilitar el teletrabajo, por ejemplo), no podía montar nuevos coches.

Aparentemente, según un correo de Valerie Workman (Recursos Humanos de Tesla), "las personas necesitan acceso al transporte y la energía, y somos esenciales para proporcionarlo", así que, "como resultado, Tesla y nuestra red de proveedores continuarán las operaciones que respaldan directamente la producción en fábrica, las entregas de vehículos y el servicio". Sea como fuere, la empresa terminó cerrando la fábrica.

Elon Musk ha infravalorado la pandemia en diferentes ocasiones, hasta el punto de que en su perfil de Twitter llegó a decir que "el pánico al coronavirus es tonto". También ha comparado las muertes producidas por el virus con los accidentes de tráfico, asegurando que el riesgo de morir por COVID-19 "es mucho menor que el riesgo de muerte por conducir tu coche de vuelta a casa".

El 7 de mayo Gavin Newsom, Gobernador de California, dijo que el estado de California permitiría a algunas industrias comenzar a operar, incluyendo las fábricas y la logística asociada. Elon Musk respondió al mensaje de Newsom con un "Yeah!!". El problema es que Newsom dijo que las autoridades locales podrían mantenerse más restrictivas que el Estado, y ya sabemos que los condados del área de la Bahía de San Francisco extendieron el confinamiento hasta finales de mayo.

Eso incluye al condado de Alameda, donde se encuentra la fábrica de Tesla, por lo que Tesla, por ahora, no puede retomar la producción. Sin embargo, el pasado 8 de mayo Elon Musk le dijo a sus empleados en un correo interno que Tesla iba a intentar retomar la producción con un 30% de los trabajadores que normalmente trabajan en cada turno. Eso sí, Musk dijo a sus empleados que si sentían "incómodos" al volver a trabajar en este momento, no tenían que sentirse obligados a hacerlo.

El mismo 8 de mayo, Erica Pan, oficial interina del Departamento de Salud Pública del condado de Alameda, dijo que a pesar de que California había relajado las restricciones a nivel estatal, "si hay órdenes locales, lo que prevalece es lo que sea más estricto". Además, afirmó que "no hemos dado luz verde [a Tesla para volver a la producción] y que "hemos estado trabajando con ellos mirando algunos de sus planes de seguridad. Pero no, no hemos dicho que sea apropiado avanzar".

Ante estas palabras, Elon Musk atacó a la propia oficial a través de su Twitter y anunció que iba a demandar al condado de Alameda. El tweet dice lo siguiente: "Tesla va a presentar una demanda contra el condado de Alameda de inmediato. ¡El ‘Oficial interino de Salud’ no electo e ignorante de Alameda está actuando en contra del Gobernador, el Presidente, nuestras libertades constitucionales y simplemente el sentido común!". Añadió que "Tesla sabe mucho más sobre lo que se debe hacer para estar seguro a través de nuestra experiencia en la fábrica de Tesla en China que un funcionario interino (no electo) en el condado de Alameda". La demanda puede leerse aquí.

Pero fue más allá. Contestando a un usuario en Twitter, Musk dijo que "esto es el colmo" y que "Tesla trasladará ahora su sede y sus futuros programas a Texas/Nevada inmediatamente. Si mantenemos la actividad de fabricación de Fremont, dependerá de cómo se trate a Tesla en el futuro" porque "Tesla es el último fabricante de coches que queda en California". Cabe destacar que la fábrica de Tesla ubicada en el condado de San Joaquin, ubicado al Este de Alameda, sí está funcionando, pero volvemos a lo mismo, las restricciones pueden variar entre condados de un mismo Estado.

Empleados

El 9 de mayo, Tesla publicó en su blog corporativo un post titulado "De vuelta al trabajo" en el que afirma que:

"Tesla no es un caso atípico, ni vamos contracorriente. Desde la primera solicitud de confinamiento del estado, la infraestructura crítica nacional, incluida la fabricación de vehículos como la fábrica de Tesla en Fremont, se consideró vital y se le dio permiso para continuar operando. El gobernador repitió esta dirección esta semana cuando dejó claro que la fabricación debería reanudarse.

Además, al menos tres condados vecinos en la misma situación ya han reiniciado sus economías, incluida la fabricación, incluidos los condados de Solano, Napa y San Joaquín. Mientras tanto, el condado de Alameda, donde reside nuestra fábrica, y el condado de Santa Clara, al lado, han declarado en sus preguntas frecuentes sobre el regreso al trabajo que la fabricación de recursos de energía distribuida (que se define en la ley estatal para incluir vehículos eléctricos, almacenamiento de energía solar y baterías) se puede reanudar".

Asegura que "contrariamente a la reciente orientación y apoyo del gobernador de la ciudad de Fremont, el condado de Alameda insiste en que no debemos reanudar las operaciones". Explica la empresa que ha mantenido contacto con el Oficial de Salud Pública del Condado, pero que no les ha devuelto las llamadas y correos electrónicos, y que "continuaremos haciendo que las personas vuelvan a trabajar de manera segura y responsable". Concluye, recordando que debido a la "posición del Condado" presentaron una demanda el 9 de mayo "pidiéndole al tribunal que invalide las órdenes" del mismo.

Este post está acompañado por un manual en el que se detallan todas las medidas de seguridad que Tesla va a tomar, como entrenar a los empleados, hacer controles de temperatura, aumentar la limpieza y desinfección de zonas comunes y de trabajo, suspender las visitas a la fábrica, fomentar la distancia social, proveer desinfectantes de manos o implementar sistemas "touchless".

Medidas Resumen de las medidas de seguridad que tomará Tesla.

Llegamos así al 11 de mayo, cuando Elon Musk publicó en su perfil de Twitter que Tesla va a retomar la producción "contra las reglas del condado de Alameda". Asegura que él estará en la planta con todos los demás y que "si alguien es arrestado, pido ser solo yo". De acuerdo a las FAQ del condado de Alameda, es un delito violar la orden y puede ser castigado con una multa o incluso encarcelamiento.

El condado de Alameda, por su parte, emitió un comunicado el mismo día diciendo que Tesla solo puede mantener unas "operaciones mínimas básicas" y que está afrontando esta situación de la misma forma que lo ha hecho con otras empresas que han violado la orden en el pasado. "Esperamos que Tesla pueda cumplir sin más medidas de aplicación de la ley", aseguran. Con todo, medios locales como FOX KTVU aseguran que el parking de la fábrica ha aparecido esta mañana lleno de coches, por lo que parece que Musk ha cumplido su palabra. Habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los hechos.

Imagen | Daniel Oberhaus

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios