Publicidad

Apple pide al Gobierno de Trump que detenga su guerra comercial contra China porque afectará a las empresas y la economía de EEUU

Apple pide al Gobierno de Trump que detenga su guerra comercial contra China porque afectará a las empresas y la economía de EEUU
47 comentarios

Publicidad

Publicidad

En medio de la guerra comercial que están librando Estados Unidos y China, algunas compañías estadounidenses ya han salido a expresar su descontento pidiendo al Gobierno del presidente Trump que abandone esta batalla por los efectos desastrosos que podría provocar a la economía de Estados Unidos.

La más reciente en sumarse a este reclamo es Apple, quien envió una carta a Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos. En dicha carta se exponen las posibles consecuencias a las que se enfrentará Apple tras el aumento de aranceles a China, lo cual derivará en que la compañía tenga que disminuir su inversión en Estados Unidos.

Los aranceles a China provocarán que las empresas inviertan menos en EEUU

En la carta, Apple afirma que los nuevos aranceles afectarán a todos sus productos principales, como el iPhone, iPad y Mac, así como AirPods, Apple TV, baterías y piezas utilizadas para reparar sus productos en Estados Unidos. Incluso los accesorios como teclados y pantallas también se verían afectados.

Apple asegura que hoy día es una de las empresas que más contribuye a la economía de Estados Unidos, e hizo mención a su agresivo plan de inversión de 350.000 millones de dólares, anunciado en 2018. También mencionan que actualmente son uno de los mayores empleadores del país con más de dos millones de trabajadores en los 50 estados.

China Apple

La compañía de Tim Cook advierte que en caso de que entren en vigor los nuevos aranceles a China, esto "resultará en una reducción de la contribución económica de Apple a la economía estadounidense", ya que esto afectará su competitividad global.

Además, señalan que ellos y otras compañías estadounidenses estarán en desventaja ante el resto de competidores globales, ya que ellos no tienen "una presencia significativa en el mercado estadounidense y, por lo tanto, no se verán afectados por los aranceles a los productos de Estados Unidos".

La carta concluye con Apple pidiendo al Gobierno de Trump a "no proceder con estos aranceles". De hecho, ayer surgió el rumor de que Apple está investigando el coste de trasladar parte de su producción fuera de China, ya que los imposición de nuevos aranceles afectará de sobremanera su negocio.

Las miradas puestas en el G20 en Japón

Junto a Apple, está Dell, HP, Intel, Microsoft, Walmart, Keurig Dr Pepper y Dollar Tree, quienes también están ejerciendo presión al Gobierno de Trump para que abandone sus planes de imponer aranceles de hasta el 25% a China.

Hace unos días, Donald Trump mencionó que piensa ampliar los aranceles más allá del 25% y sumar otros 300.000 millones de dólares a productos chinos, esto si su reunión con el presidente chino Xi Jinping no llega a ningún acuerdo.

Ahora mismo todas las miradas están puestas en la reunión del G20 que se llevará a cabo la siguiente semana en Japón, donde se reanudarán las negociaciones entre Estados Unidos y China después de más de un mes. En caso de que las negociaciones fracasen, el 2 de julio entrarán en vigor estos nuevos aranceles y la lista de los productos de consumo afectados.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir