Compartir
Publicidad

Cómo añadir una cámara de marcha atrás a tu coche si no la trae de serie. Guía de compra y modelos destacados

Cómo añadir una cámara de marcha atrás a tu coche si no la trae de serie. Guía de compra y modelos destacados
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque conozcas las dimensiones de tu coche al dedillo y el volante sea una extensión de tus manos, las distancias a veces nos juegan una mala pasada. Y es que los retrovisores engañan y los ángulos muertos siguen siendo un peligro para todo lo que está a nuestro alrededor. Precisamente para ayudarnos en esa tarea de aparcar, muchos coches actuales integran cámaras de marcha atrás que nos permiten ver qué hay en la zona trasera del vehículo.

Pero, ¿qué pasa si tu coche ya tiene unos años? Solo te quedará tu pericia al volante y los espejos retrovisores. Olvídate del feo hábito de aparcar al toque y actualiza tu coche con una cámara marcha atrás que podrás montar tú mismo. A continuación, os mostramos algunos factores que hemos de tener en cuenta a la hora de elegir una cámara marcha atrás para el coche y modelos recomendados.

Cámaras de marcha atrás. ¿Qué tienes que mirar?

Campo de visión

El campo de visión de una cámara marcha atrás está determinado por el tamaño del sensor de imagen, la apertura focal de la lente y el tipo de lente que sea. En general, cuanto más grande sea el sensor, mejor será la calidad de imagen, mayor campo de vista y por supuesto, mejor se comportará en situaciones de luz baja.

En el mercado encontramos sensores que proporcionan un ángulo de visión que va desde los 60 grados hasta los 120 grados, con algunos de gran angular que alcanzan hasta los 180 o 210 grados. Aunque parezca una buena idea, habrá que tener cuidado con el efecto ojo de pez, muy bonito para la fotografía artística pero peligroso a la hora de aparcar.

Monitores: tecnología de pantalla y tamaño

Si tu coche ya tiene un monitor integrado, no hará falta que adquieras otro, bastará con que lo conectes con la toma auxiliar. Si no es así, tendrás que prestar atención tanto al tamaño de la pantalla como al tipo de pantalla.

Como sucede con los monitores de los ordenadores, no todos los monitores de cámaras marcha atrás emplean la misma tecnología de pantalla. La mayoría son LCD y TFT, si bien podemos encontrar todavía algunos CRT antiguos con peor calidad de imagen.

El tamaño de pantalla es una elección personal, pero lógicamente cuanto más grande, mejor. Lo más frecuente es encontrar diagonales de 5, 7, 9 y hasta 10 pulgadas. En los coches actuales, esta pantalla suele venir integrada de serie en el salpicadero y nos proporciona entre otras cosas la imagen del navegador GPS.

Montaje y ubicación

En el mercado podemos encontrar cámaras de marcha atrás que en función de su apariencia, sujeción y resistencia estarán diseñadas para montarse en un sitio o en otro. También las hay universales y otras otras llevarán una broca de corona para taladrar la chapa de la carrocería. Antes de elegir dónde hacerlo, mejor echarle un vistazo al coche para saber dónde podría ir montada y tener en cuenta varios aspectos fundamentales.

El primero es que una cámara de marcha atrás debe estar situada en una zona que nos proporcione un punto de vista adecuado, es decir, que esté centrado y nos ayude a ver la profundidad. Lo ideal es que se ubique en el centro y en una zona elevada para tener mejor perspectiva. Hemos de ser capaces de ver lo que hay detrás.

Por otro lado, también es importante que la cámara esté protegida, tanto frente a golpes o la intemperie como de miradas ajenas. Finalmente deberemos tener en cuenta que la ubicación no altere visualmente nuestro vehículo, ya que de lo contrario podría no pasar la ITV.

  • En la zona de la matrícula. Algunas cámaras traseras pueden integrarse en las luces de la matrícula o en portamatrículas homologados. Eso sí, su posición dependerá de dónde tengas tu matrícula. Especial atención a esta ubicación, ya que en algunas ITV pueden poner pegas.

  • En la carrocería: Si la carrocería de tu auto tiene recovecos, puedes usarlos para incrustar la cámara y dejarla protegida y discretamente en esa zona. Otra opción será hacer un agujero para encastrarla.

  • En el parachoques: Algunas cámaras se pueden montar en cualquier superficie plana como el parachoques, bien sea en la superficie o en su interior - ubicación preferible para protegerla de choques y no alterar el exterior del vehículo - . Desde esta posición hay una excelente percepción de profundidad. Si dispones de un vehículo largo, es la mejor opción.

  • En la puerta del maletero: Este tipo de cámara se monta mediante un ajuste universal de fácil montaje que deja la cámara oculta en un lugar discreto y protegido.

  • En la tercera luz de freno, sustituyendo la pieza original por una que incluya la cámara de marcha atrás.

En cualquier caso, al montar una cámara de marcha atrás en el coche se recomienda pasar por la ITV para incluirlo en la ficha técnica del vehículo.

Regulación

Otra característica importante es si la cámara de marcha atrás dispone de regulación de ángulo de giro del objetivo de la cámara. Es decir, que además de girar sobre si mismas, permiten ajustar el encuadre.

Sensores de imagen

Los sensores de las cámaras marcha atrás son o CCD o CMOS, mientras que el primero es analógico, el segundo es digital. Las diferencias entre CMOS y CCD van mucho más allá y han sido discutidas largamente en el ámbito de la fotografía, puedes ampliar sobre el tema de las diferencias CCV vs CMOS aquí, pero para una cámara de marcha atrás el decantarse entre uno y otro no es tan importante dada la calidad de imagen y uso.

A modo de resumen práctico: El CMOS consume menos energía, funciona mejor en situaciones de baja luz y es más barato. Por otro lado, el sensor CCD proporciona proporciona mejor calidad de imagen, se adapta mejor en situaciones de movimiento y es más caro.

Visión nocturna con infrarrojos

Una característica a tener en cuenta es la visión nocturna mediante infrarrojos que proporcionarán imagen incluso en total oscuridad. No hacen milagros, podrás ver como máximo unos pocos metros y en un solo color.

¿Alámbrico o inalámbrico?

Mientras que las cámaras de marcha atrás inalámbricas sufren interferencias y no proporcionan la misma calidad de vídeo - a veces veremos rayas -, a cambio su montaje es mucho más cómodo al evitar el cableado entre la pantalla y la cámara. No obstante, recuerda que en todo caso tendrás que realizar una conexión entre la cámara y una fuente de corriente.

Efecto espejo

Si quieres ver exactamente lo mismo que verías en tu retrovisor, el sistema debe ser capaz de invertir la imagen como si de un espejo se tratara. Parece una tontería, pero nuestro cerebro está acostumbrado a procesar la experiencia del aparcado de este modo, por lo que es interesante que la cámara de marcha atrás integre esta opción.

Guías de aparcado

Ciertos modelos de cámaras de marcha atrás proporcionan guías para ayudarte a aparcar en forma de líneas, especialmente útiles en zonas donde hay poco espacio o muchos obstáculos.

Se trata de una configuración opcional que se puede activar o desactivar, pero que en todo caso es interesante que esté incluida en la cámara que compres.

Encendido y apagado automático

La mayoría de los sistemas de más alta gama integran esta función, que simplemente funciona conectando la cámara de marcha atrás a las luces correspondientes para que cuando estas se enciendan, el sistema se conecte de forma automática.

Y es que es bastante incómodo tener que activar el sistema manualmente cada vez que quieres usarlo.

Monitorización de audio

Algunas cámaras cuentan además un micrófono que puede ser útil en ciertas situaciones.

Suministro de corriente

Los coches normales funcionan con un sistema eléctrico de 12 voltios, no así los camiones y autobuses que son de 24 voltios, así que lo primero de todo será conocer qué tipo de sistema emplea nuestro vehículo.

Resistencia al agua

Obviamente, tanto la cámara de marcha atrás como los conectores estarán a la intemperie, expuesta a los elementos como el sol, lluvia, nieve, humedad... por tanto, es fundamental que sean resistentes al agua.

Cámaras de marcha atrás recomendadas

Cámara AEG Automotive 97152 Sistema Inalámbrico

De acuerdo con las especificaciones del fabricante, la cámara marcha atrás AEG cuenta con las siguientes características:

AEG Automotive 97152

Aeg

El kit incluye

Placa de montaje, cableado, bridas, tornillos, monitor, cámara.

Montaje

Sencillo. En la zona de la matrícula

Pantalla

LCD a color de 3,5". Resolución: 320 x 240 píxeles.

Cámara

Resolución: 652 x 582 píxeles. Visión nocturna: 7 LED de infrarrojos. Ángulo de visión: 110 °. Sensor Color: 1/3" color CMOS. Ángulo de visión ajustable

Conexión pantalla - cámara

Inalámbrico. Transmisión: 2.4 GHz. Alcance: máx. 10 m

Alimentación

12 V y DC

Precio

189,06 euros

Lo mejor: Marca reconocida, sencillez de montaje, visión nocturna, guías de aparcamiento y buena calidad de imagen.

Lo peor: Es inalámbrico, su pantalla es pequeña y que sea inalámbrico puede provocar interferencias.

Garmin BC 30

Según el fabricante, la cámara Garmin BC 30 dispone de las siguientes especificaciones:

Garmin BC 30

Garmin

El kit incluye

Cámara, transmisor, cable de alimentación.

Montaje

Universal

Pantalla

No incluida (compatible con navegador GPS Garmin)

Cámara

Sensor CMOS tipo 1/3,7. Resolución 640 x 480 píxeles. Ángulo de la cámara: 115 grados (vertical) y 140 grados (horizontal)

Conexión pantalla - cámara

Inalámbrico. Banda de radio de 2,4 GHz ISM. Radio de distancia: 10 metros

Alimentación

12V DC

Precio

169 euros

Lo mejor: gran calidad de imagen, sistema de montaje universal, inalámbrica, con guías de aparcamiento, conexión a las luces traseras, resistencia al agua IPX7, fiabilidad de la marca y gran catálogo de dispositivos compatibles en el ecosistema Garmin.

Lo peor: El monitor no está incluido en el precio y la posibilidad de interferencias al ser wireless.

Alpine HCE HC200R

Alpine HCE HC200R

Alpine

El kit incluye...

Cámara, cables de alimentación y conexión, sujeciones.

Montaje

Universal.

Pantalla

No incluida. Salida estándar RCA.

Cámara

1/3,7 pulgadas sensor de imagen CMOS. Ángulos: 131°horizontal y 103° vertical. Con efecto espejo y modo nocturno. Relación aspecto 4:3

Conexión pantalla - cámara

Con cable

Alimentación

12V DC

Precio

99 euros

Lo mejor: fiabilidad de la marca, el cable de transmisión reduce interferencias, montaje universal, efecto espejo y modo nocturno.

Lo peor: Montaje más complicado y monitor no incluido. No especifica resistencia a la intemperie.

PIONEER ND-BC8

PIONEER ND-BC8

Pioneer

El kit incluye

Cámara, cableado de alimentación y de conexión con el monitor

Montaje

Universal

Pantalla

No incluida.

Cámara

Sensor CMOS de 0.31MP de 1/4". Ángulo de visión: 129° (horizontal) y 105° (vertical). Visión nocturna. Ajuste brillo y sobreexposición.

Alimentación

12 V DC

Conexión pantalla - cámara

Con cable

Precio

94,89 euros

Lo mejor: fiabilidad de la marca, cámara de gran calidad que reduce manchas, con modo nocturno e impermeable.

Lo peor: Montaje con cable y monitor no incluido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio