Publicidad

Musk ofrece un premio de 100 millones de dólares a quien desarrolle la mejor tecnología para capturar emisiones de CO2

Musk ofrece un premio de 100 millones de dólares a quien desarrolle la mejor tecnología para capturar emisiones de CO2
70 comentarios

El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, reveló hace unas horas en Twitter su intención de premiar con 100 millones de dólares el proyecto que desarrolle la mejor tecnología para capturar emisiones de dióxido de carbono.

Musk ofrecerá más detalles sobre esta singular convocatoria "la semana que viene". Aunque por sus respuestas parece querer destinar esa tecnología a SpaceX y a "cohetes con energía totalmente renovable", sus aplicaciones irían mucho más allá y podrían acelerar los objetivos de reducción de emisiones que la mayoría de los países han anunciado para luchar contra el cambio climático.

La tecnología sigue sin solucionar este problema

Lograr capturar las emisiones de CO2 se ha convertido en uno de los pilares de muchos proyectos para evitar o al menos minimizar los efectos del cambio climático, pero curiosamente los avances en este sentido han sido muy reducidos.

De hecho la mayoría de los esfuerzos se han dirigido a recortar las emisiones, y no a lograr capturar esas emisiones del aire.

La Agencia Internacional de Energía ya comentó a finales de 2020 que era necesaria una tecnología de captura de emisiones de CO2 si los países querían lograr sus objetivos de emisiones cero.

Plantar árboles como alternativa

Conocido también como "Captura y almacenamiento de carbono" (CCS), este proceso tiene como objetivo capturar el dióxido de carbono en la misma fuente de la emisión y "secuestrarlo" para que no acabe filtrándose en el aire.

Las alternativas que han aparecido hasta ahora no han demostrado ser eficientes, y añaden un coste elevado a los procesos de producción, lo que hace que la tecnología no sea competitiva. En Vox exploraron hace tiempo algunas de las alternativas para hacerlo, incluyendo una aproximación ligeramente distinta llamada CCU (Carbon Capture and Utilization) que permitiría usar el CO2 capturado para diversos productos y servicios.

En las respuestas a ese tuit parece que uno de los enfoques que Musk daría esta tecnología sería a sus cohetes para lograr hacer que pudiesen contar con algún tipo de energía renovable.

Otros comentaristas criticaban que ese dinero no se ofreciese a proyectos que acelerasen la producción y distribución de vacunas contra la COVID-19, mientras que otros respondían a Musk con una solución que ya existe: los árboles.

La deforestación es de hecho uno de los grandes problemas que contribuyen a hacer crecer las emisiones de carbono, y algunos plantean que plantar árboles sería el plan más efectivo y barato para frenar el cambio climático.

Vía | Reuters

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio