Compartir
Publicidad

Gowex: la historia que ellos nos han contado

Gowex: la historia que ellos nos han contado
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De negar rotundamente las acusaciones de fraude a pedir perdón a todos por haberlo cometido. En cuestión de días, la burbuja (estafa en toda regla) Gowex ha explotado, y de qué manera. Gotham City Research LLC publicaba el martes un demoledor informe en el que acusaban a la compañía española de haber mentido en sus cuentas, entre otras cosas. Ayer, y tras varios días de negaciones, sabemos que al menos parte era verdad.

"Las cuentas de la Sociedad de, al menos, los últimos cuatro años no reflejan su imagen fiel", aseguraba el Consejo de Administración de Gowex en un comunicado esta misma madrugada. Jenaro García Martín, Consejero Delegado y Presidente, anunciaba su dimisión y se hacía responsable de la "falsedad" en las cuentas. Mucho ha llovido desde que en 1999, el mismo Jenaro García Martín creara lo que años después se convertiría en Gowex. Esta es la historia de la compañía o, al menos, la historia que ellos nos han contado.

Los inicios de Gowex

“De la burbuja salimos reforzados, ya que sirvió para separar mucho grano de la paja. Las empresas que de verdad creíamos en Internet y en los modelos de negocio rentables asociados vimos cómo no sólo no nos afectó sino que, además, supuso un aldabonazo para nuestros negocios”

Esto decía Jenaro García a Xataka en una entrevista que publicamos a finales de 2013. El hasta hoy consejero delegado de Gowex recordaba así los inicios de su compañía.

Entonces se conocía como Iber Band Exchange S.A., aunque por aquella época su objetivo era "desarrollar y explotar la primera bolsa de telecomunicaciones en España", a la que llamaron IberX. ¿Su objetivo? Ser "el primer mercado de compraventa de capacidad de telecomunicaciones en España en el que los agentes del mercado compran y venden su capacidad", según reconocen en su sitio web. No parece que la idea tuviera demasiado éxito: ahí sigue la página, que lleva sin actualizarse desde 2003.

Curiosamente, en una entrevista en Bloomberg el propio Jenaro explicaba cómo había conseguido la financiación para este proyecto: vendiendo la casa que compartía con su mujer y dedicando a su proyecto todos los ahorros que ambos tenían. Estábamos en 1999, justo en plena burbuja ".com", y nadie apostaba por ellos. Los 150.000 euros de capital que consiguieron a través de esta venta sirvieron para que la compañía comenzara a operar.

iberx.png
Iber-X, la página lleva inactiva desde 2003

Sin embargo, lo que hoy en día conocemos como Gowex comenzó a gestarse en 2004 como una filial de IberX. Constituyeron la sociedad Iber WiFi Exchange, S.L.U. y su objetivo cambió: ahora querían dar WiFi gratis en cualquier momento y cualquier lugar. Lejos quedaba todavía la época de los smartphones, que no llegaría hasta aproximadamente tres años más tarde, pero sí existían ordenadores portátiles. Gowex quería ofrecer WiFi público y además quería ofrecerlo de forma gratuita. De hecho presumían de haberse adelantado a la llegada de los teléfonos inteligentes y las conexiones de datos. “En 2004 entendimos que la tecnología WiFi se convertiría en un commodity, un producto básico”, decían.

WiFi gratis para todos

Pero ¿dónde está el beneficio de ofrecer algo "gratis"? Jenaro García nos explicaba en dicha entrevista que su modelo era freemium y no gratis realmente. La navegación estaba limitada (tanto en tiempo como en velocidad) y, si queríamos eliminar esos límites, tocaba pasar por caja. “Gowex obtiene ingresos por publicidad, cuentas freemium, offloading o roaming. Esto permite que, gracias a nuestros acuerdos con instituciones de diversa naturaleza, podamos ofrecer un servicio básico y gratuito”.

img_7016.jpg
Gowex comenzó entonces a buscar aliados: ayuntamientos, operadores, asociaciones y hasta empresas de transporte, y así pasaron los primeros años. Con la llegada de los smartphones (a modo de referencia, el primer iPhone se presentó en 2007), Gowex fue cogiendo impulso. En 2010 incluso se atrevieron a desembarcar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) presumiendo de buenos resultados. También cotiza en el Nyse-Alternetx y estaba previsto que llegara al Nasdaq, aunque estos planes parece que no llegarán a ver la luz viendo la reciente polémica.

En 2011, Jenaro García hablaba con nuestros compañeros de Xataka ON y auguraba un fuerte crecimiento:

"WiFi tiene mucho futuro en las ciudades, además no sólo tenemos el crecimiento derivado de conseguir más ciudades, sino que también, dentro de las mismas, existe un crecimiento potencial importante en horizontal, porque podemos entrar a diversos sectores a través de ayuntamientos, quioscos de prensa, franquicias, transportes públicos (como por ejemplo autobuses o trenes de cercanías), empresas, centros comerciales, lugares de ocio, edificios públicos, etc."

Los años dorados... según Gowex

Durante los años que siguieron, desde Gowex anunciaron numerosos acuerdos con instituciones de todo tipo. A comienzos de 2013, firmaron un acuerdo con T-Mobile para ofrecer WiFi en los vuelos en los que la operadora diera servicios. Estaciones del EuskoTren, red del transporte público de París, Nueva York, pasando también por otras redes públicas de ciudades como Edimburgo o algunos centros comerciales de Chile fueron otros proyectos que llevaron el sello de Gowex.

Uno de los acuerdos más recientes lo firmaron en mayo de este mismo año con el Ayuntamiento de Madrid, con el objetivo de dotar de conectividad gratuita al metro de la ciudad. A Madrid llegó precisamente, en 2012, el servicio de los Quioscos Wi-Fi, también proporcionado por Gowex. Proyectos similares llegaron a otros puntos de la geografía española (la compañía presumía de resultados en Asturias, Sevilla, Málaga y Bilbao entre otras), aunque la realidad es que poco más se supo de estas iniciativas, que acaparaban algunas portadas y después caían en el olvido.

img_0159.jpg

Paralelamente, los buenos resultados económicos (ahora puestos en duda) consiguieron que Gowex fuera una de las compañías más de moda del momento. Cuando comenzó a cotizar, la acción se pagaba a 3,5 euros. El día antes de que el escándalo se descubriera, el precio ascendía hasta los 19,91 euros, cinco veces más. En 2013 llegaron, según cifras oficiales, a una facturación de 183 millones de euros, un 60% más que en 2012. Parecían imparables...

A los buenos resultados también acompañaron numerosos premios y reconocimientos internacionales. En 2011, la Wireless Broadband Alliance daba la bienvenida a Gowex a su asociación con el premio a la Mejor Compañía Web. Un año después era su CEO, Jenaro García, el que se llevaba el galardón al Emprendedor del Año, otorgado por Ernst & Young. En 2013, la Comisión Europea les premiaba como Mejor nueva empresa cotizada. Este mismo año, recibían el Premio Nacional del Marketing.

Todo esto se traducía en, según cifras proporcionadas por la propia compañía, más de 91 ciudades en las que Gowex tenía presencia, con el objetivo fijado en alcanzar las 300 en 2020. Tenían además oficinas en diversos países y presumían de socios de la talla de Cisco, ZTE, Nintendo e Iberia, entre otros. En el Informe WiFi 2013, Gowex decía tener más de 60.000 puntos de conexión en todo el mundo y más de 20 acuerdos con compañías de transporte. Y hasta aquí, la historia que nos ha ido contando Gowex.

datos-gowex.png

Y después llegó Gotham

El día 1 de julio, todo lo que conocíamos sobre Gowex cambió. Un informe de Gotham City Research LLC aseguraba que Gowex era, básicamente, un fraude. Denunciaban que sólo habían conseguido el 10% de los ingresos que habían declarado, que en realidad tenían menos de 5.000 puntos de acceso inalámbricos, que algunos clientes que anunciaba Gowex en realidad no eran tales... En definitiva, que los cimientos de Gowex eran puro humo.

Lo que en un principio parecía un informe de unos analistas desconocidos que se dedican a sacar provecho de estas situaciones emitiendo cortos sobre empresas que después "destrozan", pronto fue cobrando sentido. Gowex no explicaba nada, no demostraba con datos certeros que las acusaciones eran falsas y antiguos trabajadores salieron a la palestra a denunciar la actuación de la compañía. Hasta Telefónica, Jazztel, Colt y Orange reconocían que nunca habían tenido relaciones comerciales con Gowex.

telefonica-gowex.png
Operadores a los que Gowex mencionaba como socios han desmentido tener relación con la compañía

Desde Gowex negaron todas las acusaciones, pero poco duró el espejismo. Todo esto culminaba ayer con la dimisión de Jenaro García y el reconocimiento, por parte de Gowex, de que las cuentas de al menos los últimos cuatro años son falsas. A día de hoy, parece poco claro qué es verdad y qué no en relación a Gowex.

Y ahora, ¿qué?

Pues lo cierto es que todavía es pronto para responder a esta pregunta. Jenaro García ha utilizado su cuenta de Twitter para disculparse: "Pido perdón a todos. Lo siento de todo corazón", decía esta mañana para poco después asegurar que había realizado su confesión voluntaria en los juzgados. "Estoy dispuesto a asumir las consecuencias y colaborar con la justicia. Encaro las cosas."

Por su parte, el Consejo de Administración de Gowex ha aceptado la dimisión de García y ha decidido presentar el concurso voluntario de acreedores al considerar que no podrá pagar las deudas actuales de la empresa.

dsc_4869.jpg
Jenaro García ha dimitido como Consejero Delegado de Gowex

A media mañana de este lunes, los trabajadores de Gowex han enviado un comunicado donde aseguran estar "en shock absoluto" y se declaran también víctimas de la situación, asegurando que estudiarán las medidas a tomar a continuación. De momento siguen en sus puestos de trabajo para "sacar la empresa adelante a pesar de las circunstancias".

Respecto a los proyectos en marcha que tiene Gowex, algunos ya se han desmarcado de las cifras "infladas" que declaraba la compañía. La Corporación de Desarrollo Económico de la Ciudad de Nueva York ha asegurado que sólo invirtieron 900.000 en dotar de conectividad WiFi a parte de la ciudad, cifra que contrasta con los 7,5 millones que Gotham asegura que Gowex ha reconocido ante diversos inversores. La empresa española, por ahora, no ha hecho mención alguna a dicha cifra.

La Comunidad de Madrid ha sido otro de los afectados que más rápido se ha manifestado. Ayer tarde, Ignacio González (presidente de la Comunidad) anunciaba que se congelaba el acuerdo con la empresa para llevar WiFi al Metro. Seguramente durante los próximos días iremos conociendo más detalles de la que ahora, viendo lo visto, podemos calificar como burbuja Gowex.

ACTUALIZADO 13.40h: Añadida la referencia al comunicado que han enviado los trabajadores esta misma mañana.

Lecturas recomendadas para entender el caso Gowex

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio