Si la pregunta es "cuándo se acaba la ola de calor" la respuesta es: tenemos malas noticias

Si la pregunta es "cuándo se acaba la ola de calor" la respuesta es: tenemos malas noticias
75 Comentarios

La ola de calor sigue causándonos dolores de cabeza en la península Ibérica. Con cuatro comunidades en alerta por riesgo extremo causado por las altas temperaturas, muchos estamos pendientes de las predicciones para los próximos días, y traen buenas y malas noticias. La buena es que las condiciones atmosféricas van a mejorar la semana que viene. La mala es que va a servir de poco.

La buena noticia. La ola de calor actual está causada por una masa de aire cálido atrapada entre dos zonas de bajas presiones, una sobre el Atlántico, frente a las costas de Portugal, la otra sobre los Balcanes. La DANA atlántica se ha mantenido en su sitio durante esta semana, pero parece que comenzará pronto a desplazarse hacia el noreste, lo cual debería servir para disipar la masa de aire cálido que azota ahora la península. Quizá no tengamos tanta suerte.

Nuevo ciclo. Antes de que estas predicciones hayan sido confirmadas por el tiempo, las alarmas han vuelto a encenderse. La actualización de las previsiones a medio plazo realizadas por el centro europeo especializado ECMWF muestra la aparición de una nueva depresión atlántica que llegará al lugar donde se encuentra ahora su predecesora.

Las previsiones no ven un enfriamiento sustancial entre episodio y episodio de DANA-dorsal, como ocurriera en la anterior ola de calor. Esto podría implicar que, lejos de disiparse, la ola de calor se mantendría entre el primer y el segundo ciclo.

¿Y después? La última previsión del ECMWF abarca diez días, hasta la medianoche del sábado 23 de julio. Habrá que esperar a que el organismo presente la siguiente actualización de los datos, pero una nueva situación DANA-dorsal podría alargar esta ola de calor sine die. Es lo que el metereólogo J. J. González Alemán define como una "circulación enganchada", y la posibilidad de que las temperaturas extremas se perpetúen durante más tiempo del habitual.

Mirando al récord. Aunque parezcan meses, tan solo llevamos cinco días de este episodio de ola de calor, que se extenderán como mínimo a ocho si se cumplen las predicciones a corto plazo, pero fácilmente podrían llegar a los 15 si continúa la tendencia a medio.

Estas cifras nos sitúan ya no muy lejos de la ola de calor más larga registrada en España por duración: 26 días entre el 27 de junio y el 22 de julio de 2015. El 6 de julio se alcanzó el peor día de la ola, en el cual dos estaciones meteorológicas de la provincia de Córdoba alcanzaron los 45,2 grados. 2015 fue también el año con más días bajo olas de calor, 29.

Sobrevivir al calor. Estos días es especialmente importante ser cauteloso con el calor, especialmente entre los más pequeños y los de mayor edad, que son los más vulnerables frente a esta amenaza. Evitar la calle en las horas más calurosas del día, buscar la sombra e hidratarse bien son las precauciones básicas a tomar.

Descansar bien es especialmente difícil estos días, pero tenemos a mano trucos para ayudarnos. También es buena idea refrescar nuestra casa de manera eficiente, haciendo uso del menor consumo energético posible, aunque esto pueda resultar especialmente difícil con unas temperaturas nocturnas también elevadas.

Imagen: ECMWF

Temas
Inicio