Publicidad

Australia se está gastando 225 millones de dólares en actualizar sus coordenadas GPS: culpa de los movimientos tectónicos

Australia se está gastando 225 millones de dólares en actualizar sus coordenadas GPS: culpa de los movimientos tectónicos
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si abres Google Maps en una ciudad de Australia es posible que a pesar de que te encuentres en la calle te muestre dentro de un edifico cercano. No es que el GPS de tu móvil esté roto, es que el sistema de mapas completo de Australia está roto. En las últimas décadas el país se ha movido casi dos metros hacia el norte y ahora el gobierno australiano se está gastando millones de dólares para solucionarlo.

Cada año el país entero se desplaza alrededor de 7 centímetros hacia el noroeste. Esto se debe a los movimientos tectónicos de la Placa Indoaustraliana y no es algo precisamente nuevo, lleva cientos de años ocurriendo. Si bien 7 centímetros pueden parecer insignificantes, con el tiempo se van acumulando y llegan a ser un verdadero problema para los servicios de localización. No hay otro remedio que actualizar los mapas de forma periódica, la última vez se hizo en 1994 y en estos 26 años el país se ha desplazado 1,8 metros. En otras palabras, los mapas tienen un error de 1,8 metros. Mientras otros planean un GPS para la Luna, aquí en la Tierra aún no estamos bien ubicados.

Australia Movimiento aproximado de Australia en los últimos 26 años. Vía The Sydney Morning Herald.

Placas tectónicas vs. Google Maps

Según explican en The Sydney Morning Herald, los cambios comenzaron a ejecutarse el pasado 1 de enero de 2020. Los estados de NSW y Victoria (que se encuentran al sudeste del país) actualizaron todas sus carreteras, edificios y más propiedades estatales para ubicarlas correctamente. Es un proceso largo y costoso que implica colocar estaciones GPS en decenas de lugares para reubicar los territorios. El proyecto lleva años gestándose y todos los estados del país han acordado actualizar sus coordenadas para finales de junio de este mismo año.

Esta actualización le supone a las autoridades locales un gasto de 225 millones de dólares australianos (unos 137 millones de euros). Además de estaciones GPS por todo el país, el gobierno también va a lanzar dos satélites en órbita con el propósito de calcular mejor la posición que tienen en el planeta. Con este sistema también esperan seguir posicionando "en tiempo real" al país al conectarse con las estaciones GPS en tierra y no con un sistema estático de todo el planeta.

Móvil

Una vez las autoridades hayan conseguido las coordenadas actualizadas del territorio cada servicio de ubicación tendrá que actualizar sus mapas con respecto a Australia. Por ejemplo Google Maps deberá reubicar su mapa de Australia 1,8 metros más al noroeste para que coincida con los nuevos datos y en consecuencia con la ubicación real del usuario. Actualmente, por muy preciso que sea el smartphone posicionando al usuario, debido a que el mapa está mal "dibujado", el usuario aparece en una ubicación que no coincide con la realidad.

En un mundo analógico con mapas impresos en papel como hace 20 años los 1,8 metros realmente no suponían un problema. En la actualidad, que nos ubicamos con nuestra posición en tiempo real sobre un mapa y con precisiones asombrosas, los 1,8 metros sí que influyen. Más se espera que influya en un futuro cada vez más presente en el que los coches autónomos dependen directamente del GPS para ubicarse en carretera.

Vía | Mixx.io
Más información | Utility Magazine

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios