Compartir
Publicidad

Sprite es un dron diferente: presume de resistencia y cabe en la mochila

Sprite es un dron diferente: presume de resistencia y cabe en la mochila
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en drones, creo que lo primero que se nos viene a todos a la cabeza es un dispositivo volador con varios brazos y hélices, como los que confecciona DJI. Pero parece que todavía hay espacio para nuevos diseños e ideas, como las que nos presentan los chicos de Ascent AeroSystems con Sprite.

En las imágenes ya se puede ver claramente la diferencia, en Sprite nos encontramos con un cuerpo cilíndrico, en el que las dos hélices existentes están en un mismo eje. Al margen del nuevo formato, es interesante conocer que nos lo presentan como una propuesta modular.

La idea principal de sus desarrolladores era crear algo muy fácil de transportar, no tan aparatoso como la mayoría de los drones que tenemos en mente - no todos -, con diferentes brazos y hélices. Al final tenemos un gadget del tamaño de un termo, que sin muchos problemas podremos meter en una mochila.


Sprite tiene forma de cilindro y pesa poco más de un kilo, mide 33,6 centímetros de largo, y tiene un diámetro de 10 centímetros.

Posiblemente no tenga la agilidad y estabilidad de vuelo de modelos de la competencia, pero con su diseño diferente nos prometen que ganamos en tamaño y resistencia.

Sprite es además resistente al agua - puede flotar - y a los golpes. Como podéis comprobar en el vídeo, cuenta con un sistema para abatir las hélices muy rápidamente para que nos sufran daños cuando el drone toca superficie, o lo cogemos con las manos.

Sprite también quiere grabar

Sus aventureros desarrolladores no encuentran sentido a un dron que no pueda grabar vídeo desde las alturas, por eso le han colocado en la parte inferior un módulo en el que puede ir alojada una cámara, que bien puede ser una GoPro (trabajan en una montura para ella).

Sprite Drone 2

En la estructura vemos que hay espacio para un gimbal con dos ejes, que permite estabilizar las tomas y realizar movimientos verticales con la cámara. Precisamente esa zona es la que podemos considerar como modular, ya que la cámara se puede sustituir por otros elementos, como sensores de obstáculos o iluminación LED.

Nos cuentan que su autonomía de vuelo es de 12 minutos, y puede alejarse de nuestro punto hasta dos kilómetros

Tenemos dos formas de controlar a Sprite, bien podemos usar un mando especial o usar un dispositivo Android con la correspondiente aplicación. Alternativamente tenemos la posibilidad de planificar vuelos completamente autónomos con Mission Planner o DroidPlanner de 3D Robotics.

Ascent Aerosystems espera reclamar la atención del gran público con una propuesta diferente, pero también de aquellos que puedan ayudar a sacar el proyecto adelante en su campaña de crowdfunding. En pocos días han conseguido acercarse a su meta de recaudación, 200.000 dólares, colocándole a Sprite un precio de 800 dólares - sin transmisor -. Diciembre es el mes en el que quieren tenerlo listo para mandarlo a los primeros clientes.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio