Compartir
Publicidad

El Qualcomm Snapdragon 850 quiere gobernar a los futuros portátiles con 4G y autonomías brutales

El Qualcomm Snapdragon 850 quiere gobernar a los futuros portátiles con 4G y autonomías brutales
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Microsoft y Qualcomm anunciaron la llegada de los primeros portátiles convertibles basados en procesadores ARM lo hicieron destacando las dos principales facetas de estos equipos: siempre conectados, siempre encendidos.

Esa primera apuesta estaba basada en los Snapdragon 835, pero ahora llegan unos chips específicamente diseñados para esos equipos: los Qualcomm Snapdragon 850, una variación de los actuales Snapdragon 845 que ya han demostrado su potencial en los smartphones de gama alta de los últimos meses.

A la caza del convertibles ARM

El desembarco de los primeros portátiles convertibles con esos procesadores ARM y basados en Windows 10 ha sido tímido. ASUS, HP y Lenovo ya han presentado sus propuestas, pero su alcance no ha sido tan amplio como muchos desearían, quizás limitados por esos primeros procesadores que estaban pensados para smartphones y no tanto para convertibles.

Snapdragon3

Esa es la ambición de los nuevos Qualcomm Snapdragon 850, que da respuesta a la demanda de los usuarios: un estudio de mercado de QTI Research para Estados Unidos y China demostró que un 60% de los usuarios estaría dispuesto a pagar más por contar con conectividad Gigabit LTE en sus equipos (frente al 38% en la encuesta de 2017), y un 83% pagaría más por superar las 20 horas de autonomía (frente al 56% de 2017).

Esas han sido precisamente las áreas que se han querido cubrir con el nuevo SoC de Qualcomm, que cuenta con una arquitectura en la que disponemos de un módem X20 LTE —el primero del mundo según la firma en ofrecer soporte Cat 18 con Gigabit LTE— y otros elementos clave como la GPU Adreno 630 también protagonista en los Snapdragon 845.

Casi idéntico al Snapdragon 845

De hecho todo en este nuevo Snapdragon 850 apunta a que el nuevo SoC es una versión ligeramente mejorada del Snapdragon 845en Qualcomm ya avanzaban que esto sería así a finales de 2017—, pero con la diferencia de que los ocho núcleos Kryo 385 funcionan en este caso a una frecuencia máxima de 2,95 GHz en lugar de los 2,8 GHz que como máximo alcanzan los cuatro núcleos Kryo 385 'Gold' de los Snapdragon 845.

Snapdragon

Las diferencias con respecto al Qualcomm Snapdragon 835 que era la base de los anteriores convertibles Windows 10 ARM son, claro está, notables. Según sus estimaciones, estos nuevos micros ofrecen un 30% más de rendimiento (los núcleos Kryo 385 de estos Snapdragon llegan a los 2,95 GHz por los 2,6 GHz de los Kryo 280), un 20% más de autonomía de batería y un 20% más en velocidades de descarga (1,2 Gbps frente a 1 Gbps del Snapdragon 835).

A esas mejoras en potencia, conectividad y batería se unen otras mejoras como el soporte de audio de alta fidelidad gracias a las tecnologías Qualcomm Aqstic y Qualcomm aptX —sonido virtual envolvente, por ejemplo— y la posibilidad tanto de reproducir como de capturar vídeo 4K con mayor calidad y definición que la anterior generación de equipos basados en los Snapdragon 835.

Más potencia para convertibles ARM basados en Windows 10

Para Microsoft y Qualcomm otro de los elementos clave de estos procesadores es su capacidad para asistir en tareas en las que la inteligencia artificial entre el juego. La creación de vídeos, la seguridad, los videojuegos o por supuesto el asistente de voz Cortana podrán sacar provecho de esas capacidades, algo que se aprovecha aún mejor con la actualización de abril de 2018 de Windows 10 y el SDK ARM 64.

En esa actualización llegaron mejoras importantes como la versión de 64 bits de Microsoft Edge para Windows 10 en su versión ARM, además de una compatibilidad mejorada para las aplicaciones, mejor rendimiento del sistema gracias a diversas optimizaciones, mejor soporte de audio (HDR/Hi-Fi) y el lanzamiento como decíamos del nuevo '64Bit Win32 SDK' para habilitar aplicaciones nativas ARM64 en estos equipos, una de las limitaciones de Windows 10 en ARM hasta ahora.

El lanzamiento no es desde luego revolucionario: el Snapdragon 850 es una adaptación del Snapdragon 845 a esos futuros convertibles basados en Windows 10 ARM, pero es cierto que con él Qualcomm cumple plazos y ofrece su SoC más potente a esta nueva familia de equipos en los que la autonomía y la conectividad LTE son claves. Veremos si esos futuros convertibles cumplen en la práctica.

Más información | Qualcomm
En Xataka | Estas son las desventajas de Windows 10 en ARM frente al Windows 10 para plataformas x86/x64

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio