Compartir
Publicidad
Nada de Windows 7/8 en los Intel Kaby Lake: solo habrá soporte para Windows 10
Componentes

Nada de Windows 7/8 en los Intel Kaby Lake: solo habrá soporte para Windows 10

Publicidad
Publicidad

La presentación de la séptima generación de los procesadores Intel Core tuvo lugar ayer, y por fin pudimos conocer todos los detalles de la nueva familia Kaby Lake y de los primeros micros que la integrarán. Lo que no conocíamos es un detalle importante y que probablemente podría generar mucho debate.

Se trata de la decisión de Intel de no dar soporte oficial a otro sistema operativo que no sea Windows 10 en estos procesadores. Microsoft ya lo adelantó a principios de año, y ahora tanto Intel como AMD han realizado comentarios que confirman esa noticia. ¿Qué pasará si queréis instalar o utilizar Windows 7/8/8.1 en vuestros equipos con los nuevos Kaby Lake? Nadie lo sabe aún.

Microsoft ya avisó

A principios de año Microsoft explicó cómo su intención era la de tratar de colaborar mucho más estrechamente con los fabricantes de microprocesadores para poder hacer que Windows 10 se comportase lo mejor posible. En un post en su blog oficial sus responsables explicaban lo siguiente:

Windows 10 será la única plataforma Windows soportada en la próxima generación "Kaby Lake" de Intel, en la próxima generación "8996" de Qualcomm, y en la próxima generación "Bristol Ridge" de AMD.

Tras la presentación de Intel esta semana, PC World quiso preguntar a los responsables de Microsoft si esas declaraciones de enero se mantenían. Una portavoz de la empresa explicó que "a medida que se presentan nuevas generaciones de silicio, éstas necesitarán de la última versión de la plataforma Windows en ese momento para estar soportadas". Esta portavoz explicaba que eso permite una "mayor integración entre Windows y el silicio", algo que deja poco claro el futuro de otras versiones de Windows con Intel Kaby Lake y también con AMD Zen.

AMD e Intel parecen confirmar ese soporte exclusivo para Windows 10

Los responsables de AMD en Estados Unidos indicaron que la hoja de ruta de sus procesadores está "totalmente alineada con la estrategia software de Microsoft". Nos hemos puesto en contacto con los responsables de comunicación de la empresa en nuestro país y ellos nos han indicado que ese ese el mensaje oficial, por lo que la confirmación de ese soporte exclusivo de AMD Zen en Windows 10 parece total.

Kaby Lake

Respecto a Intel, otro portavoz confirmó que "No, Intel no actualizará los controladores para Windows 7/8 de la 7ª generación Intel Core (Kaby Lake) por el cambio de política de soporte de Microsoft". También nos hemos puesto en contacto con Intel en España, y sus responsables no han podido de momento confirmarnos esta información o ampliarla, por lo que tendremos que confiar en esas declaraciones de Intel en Estados Unidos.

Es imposible saber qué pasará con los usuarios que quieran combinar procesadores Intel Kaby Lake o AMD Zen con versiones de Windows anteriores ya que de momento no hay prácticamente acceso a estos micros o a equipos que los integren -en el caso de AMD Zen, sus micros no comenzarán a estar disponibles hasta principios del año que viene-.

Es probable que esos ordenadores funcionarán y lograrán arrancar con esas versiones anteriores de Windows, pero sin que haya controladores específicos de Intel o AMD para estos sistemas operativos también es probable que puedan aparecer conflictos y problemas de estabilidad que podrían comprometer la experiencia de usuario tanto por el sistema operativo como por las aplicaciones.

Linux siempre al rescate, ¿qué hay de Apple?

Es probable que la mayor parte de equipos que integren procesadores Intel Kaby Lake o AMD Zen sean PCs de sobremesa, portátiles y convertibles que comiencen a llegar en los próximos meses, y en esos equipos parece claro que Windows 10 llegará preinstalado.

Linux

Solo cierto segmento de usuarios se dedica a montarse sus propios PCs, y será en esos casos en los que podría presentarse el problema si esos usuarios actualizan sus equipos y cambian el procesador pero mantienen sus sistemas operativos como siempre. En el caso de combinarlos con sistemas Windows antiguos el resultado podría ser problemático, pero esos usuarios tienen una alternativa adicional.

Se trata, por supuesto, de Linux, que lleva meses preparándose para el soporte de procesadores Kaby Lake. Ya en marzo aparecía el kernel Linux 4.5, y en él se añadía soporte para esta familia y también para otros como los NVIDIA Tegra X1 / Jetson TX1.

Parece que por tanto los usuarios de Linux podrán disfrutar de Kaby Lake (y también Zen en el futuro) sin problemas, pero ¿y los usuarios de Apple? La firma de Cupertino no ha hecho comentarios al respecto, pero si los rumores son ciertos todo apunta a una renovación importante de equipos con Kaby Lake el próximo mes de octubre.

¿Necesitarán también estos usuarios la versión más reciente de macOS para poder disfrutar de sus equipos? Es probable, pero en este caso el problema no es tan grave ya que la adopción de las últimas versiones del sistema operativo de Apple es habitualmente muy rápida. Aún así, tendremos que esperar para confirmar qué ocurre con una de las decisiones más inquietantes de los últimos años en materia de procesadores.

En Xataka | Estos son los seis procesadores Intel que estrenan la séptima generación Kaby Lake

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio