Compartir
Publicidad
Publicidad
Llegan los "Kaby Lake": más vida para los 14nm de Intel y más rendimiento para el vídeo 4K
Componentes

Llegan los "Kaby Lake": más vida para los 14nm de Intel y más rendimiento para el vídeo 4K

Publicidad
Publicidad

Tras algunas pistas que llevan circulando desde el año pasado, finalmente Intel ha revelado los primeros datos oficiales sobre Kaby Lake, la séptima generación de sus procesadores Core con el punto de enfoque puesto (entre otras cosas) en mejorar el rendimiento al reproducir vídeos 4K, incluyendo los grabados a 360 grados. Para Intel, lo importante es que esos vídeos se conviertan en mainstream sin que eso implique lentitud en los ordenadores.

Achin Bhowmik, vicepresidente y director general del grupo de computación perceptual de Intel, fue el que nos dijo algunos detalles en el IDF 2016 de San Francisco: a nivel de transistor, los Kaby Lake tienen un rendimiento de procesado un 12% mayor que sus predecesores.

Menos consumo, más potencia, más flexibilidad

Intel Kaby Lake Logo

Su consumo de energía (TDP) es de 4,5W en las versiones de bajo consumo, un buen descenso en comparación con los 18W que necesitaban los Core de primera generación, cuyo rendimiento era diez veces menor. Estos datos implican, según Bhowmik, que todos los que usen ahora mismo un PC de cinco años de edad notarían un aumento del 170% en rendimiento en términos generales (el vídeo a 4K con códec HEVC se exporta 8,6 veces más rápido, y los juegos se ejecutan tres veces mejor).

Kaby Lake también se centra en poder ser capaz de funcionar en múltiples configuraciones de ordenadores: a partir de este mismo mes de septiembre estará disponible en más de 100 tipos de máquinas (ultrabooks, convertibles, ordenadores de sobremesa...), para luego pasar a "cientos de diseños más" en el mes de enero llegando a los ordenadores tipo workstation e integrándose con los Intel iris Graphics.

Con mucha probabilidad veremos esta nueva generación de procesadores Intel en los ya próximos portátiles de Apple

El soporte nativo de Thunderbolt será otra buena baza de esta séptima generación de procesadores Intel Core: esto permitirá que esta conexión se incluya más en los ordenadores convertibles y se le dé más cancha. Puede que esto lo notemos antes que nada en la ya próxima renovación de la gama portátil de Intel, que con mucha probabilidad llevarán estos procesadores integrados.

Intel Kaby Lake Placa

Con todo, estamos ante una generación de portátiles que pretende aplicar más potencia a la arquitectura de 14 nanometros, para que no haya tanta prisa en presentar los procesadores de 10 nanometros y para que los nuevos formatos de vídeo de alta definición puedan reproducirse con menos problemas de rendimiento en máquinas como convertibles y ultraportátiles.

En Xataka | Intel prepara su nueva generación de procesadores: en 2017 llegarán los 10 nanómetros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos