Hemos probado el Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2: sus primeros benchmarks son un espectáculo

Hemos probado el Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2: sus primeros benchmarks son un espectáculo
47 comentarios

Ya queda menos para que los primeros móviles con Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2 salgan al mercado. El reto es claro para Qualcomm: necesitan mejorar su eficiencia térmica para lograr mantener los buenos picos de rendimiento de los que ya presumen, pero de forma sostenida y con consumos que no se disparen.

El Qualcomm Snapdragon 8+ Gen 1 solucionó buena parte de los problemas de su antecesor, el Snapdragon 8 Gen 1. Pero la nueva generación apunta aún más alto, quiere ser más potente (bastante más) pero conteniendo los consumos. Hemos podido probar estos procesadores a nivel de benchmarks y, a falta de conocer su integración real en dispositivos comercializables, la cosa pinta bien.

El Snapdragon 8 Gen 2 apunta alto

Los benchmark no lo son todo, pero sí son uno de los mejores indicativos de por dónde va un procesador. El principal problema con el Gen 1 era que, a nivel de potencia, no tenía problema alguno, pero le costaba mantener ese rendimiento de forma sostenida (durante mucho tiempo). De ahí los conocidos problemas de throttling de esta propuesta, que llegaba a bajar su rendimiento más de un 50% en varios de los flagship que hemos probado a lo largo del año.

Para conocer cómo rinde aquí un procesador, Wild Life Unlimited Stress Test de 3DMark es una opción obligatoria. Da 20 pasadas durante 20 minutos a su benchmark de GPU, para conocer el pico máximo, el pico mínimo, y calcular la caída de rendimiento que ha tenido. En la unidad de pruebas que Qualcomm puso a nuestra disposición, obtuvimos un desempeño con caída hasta el 67,9%. De hecho, la cifra más alta es superior a la de un A16 Bionic en este test.

Wild Life

Esta cifra indica que el procesador alcanza un pico de rendimiento muy alto, y que posteriormente baja su rendimiento para contener el consumo. Una caída que mantiene el rendimiento en un 70% de su total es una buena cifra, aunque quedará por ver cómo gestionan a nivel térmico el resto de fabricantes.

Geekbench

Otra prueba relevante es Geekbench, una herramienta que mide el rendimiento de nuestra CPU tanto en single-core como en multi-core. Este Snapdragon alcanza, en el dispositivo de pruebas de Qualcomm, 1.502 puntos en single-core y 5.071 puntos en Multi-core. Para poner en contexto, un A16 Bionic en un iPhone 14 Pro Max rinde 1.872/5.406 puntos. Por el lado de MediaTek, su nuevo Dimensity 9200 puntúa 4.458/1.421 en los primeros test venidos de China.

En AnTuTu este SoC puntúa 1.277.237 puntos, y 15.600 en PCMark. Con más de 5.000 puntos en multi-core y más de 1.500 en single (en dispositivo de pruebas), este Snapdragon muestra bastante músculo. Según Qualcomm, este procesador es hasta un 60% más eficiente por vatio, por lo que deberíamos estar ante una de las mejores generaciones hasta el momento.

Temas
Inicio