Publicidad

La Comisión Europea multa a Qualcomm con 242 millones de euros por "vender bajo coste los chipsets 3G y expulsar a sus rivales"

La Comisión Europea multa a Qualcomm con 242 millones de euros por "vender bajo coste los chipsets 3G y expulsar a sus rivales"
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

Nueva multa de la Comisión Europea a una gran empresa tecnológica. Si ayer veíamos que Vestager apuntaba hacia Amazon, hoy vemos la resolución de un caso que llevaban desde 2015 investigando. La Comisión ha decidido multar a Qualcomm con 242 millones de euros por "abusar de su posición en el mercado de chipsets 3G.

Según explica la Comisaria Margrethe Vestager: "Los chips de banda base son componentes clave para que los dispositivos móviles puedan conectarse a Internet. Qualcomm vendió estos productos a un precio inferior al costo para los clientes clave con la intención de eliminar a un competidor. El comportamiento estratégico de Qualcomm impidió la competencia y la innovación en este mercado".

La Comisión Europa concluye que Qualcomm abusó de su posición

La decisión es resultado de un conflicto que ocurrió entre los años 2009 y 2011. Un periodo donde Qualcomm disponía, según los datos de la Comisión, con aproximadamente el 60% del mercado. Tres veces más que su más cercano competidor. Esto permitió a Qualcomm jugar con los precios y vender los chipsets por debajo del precio de coste a Huawei y ZTE, eliminando cualquier oportunidad para que estas compañías eligieran a sus rivales.

Como consecuencia de esta estrategia, el fabricante Icera fue expulsado del mercado pese a que sus componentes ofrecían un alto nivel de rendimiento. De hecho, según la Comisión, Icera era una opción viable como proveedor de chipsets UMTS, lo que llevó a Qualcomm a optar por esta estrategia de precios predatorios.

Icera

Sobre esta base, la Comisión ha concluido que la conducta de Qualcomm "tuvo un impacto perjudicial significativo en la competencia" y evitó que Icera compitiera en el mercado. Finalmente, en 2011, Nvidia compró Icera y cuatro años más tarde decidió cerrar su línea de negocio.

La multa de 242 millones de euros representa el 1,27% del volumen de negocio de Qualcomm en 2018, significativamente por debajo del máximo del 10% que pueden alcanzar este tipo de multas.

Por parte de Qualcomm, la compañía ha anunciado en un comunicado que tiene intención de apelar la resolución de la Comisión Europea y proporcionará una garantía financiera en lugar de pagar la multa mientras la apelación está pendiente. Según Qualcomm, estas empresas "preferían los chips de Qualcomm no por el precio, sino porque los chipsets rivales eran tecnológicamente inferiores".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir