Compartir
Publicidad

Samsung Onyx: así es como quieren jubilar los proyectores de los cines para ofrecer pantallas LED 4K, HDR y hasta 3D

Samsung Onyx: así es como quieren jubilar los proyectores de los cines para ofrecer pantallas LED 4K, HDR y hasta 3D
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung va en serio en el asunto de querer cambiar las salas de cine. Hace casi un año conocimos un proyecto bautizado como Samsung Cinema Display, con el que buscaban montar pantallas LED en los cines y así poder olvidarnos de los tradicionales proyectores. Pues este proyecto ha evolucionado y ahora es conocido como Samsung Onyx.

Samsung Onyx retoma la idea de hace un año y la lleva a un paso más adelante, donde ahora no sólo se trata de la pantalla, sino de un conjunto de elementos y tecnología con el que buscan dar un giro a la idea de las salas de cine de proyección, y así poder ofrecer una mejora en la calidad de imagen y sonido.

30 pantallas Onyx para finales de año

Hoy día, existen seis de estas nuevas pantallas Onyx de Samsung en todo el mundo, dos en Corea del Sur, una en Suiza y dos más en China. Ahora, acaban de firmar una alianza con la cadena de cines Pacific Theatres Winnetka, en Estados Unidos, con quienes piensan abrir más salas bajo este formato.

Hace unos días estrenaron una de estas pantallas en Estados Unidos, la primera en el país, lo que sirvió para anunciar el nuevo nombre de esta tecnología y de paso, abandonar la idea de que es un "proyecto", porque ya hay planes para llegar a más salas en todo el mundo este año.

Las nuevas salas Samsung Onyx no necesitan un proyector, ya que todo se basa en una pantalla LED que, según la compañía, es capaz de mostrar "una relación de contraste infinita y negros verdaderos". La pantalla mide 10,3 metros de ancho por 5,4 metros de altura y cuenta con una resolución 4K (4096 × 2160 píxeles). Además, es compatible con tecnología HDR y 3D, tiene certificación de color DCI por parte de la Digital Cinema Initiatives y ofrece un brillo de hasta 500 nits, lo que ayudaría a que podamos ver la imagen sin necesidad de apagar las luces de la sala.

Más que una sola pantalla, en realidad tenemos 96 módulos conectados entre sí, lo que hace que estas pantallas sean modulares y puedan ampliar o disminuir su tamaño de acuerdo a las necesidades de la sala. Adicional a esto, cada sala es configurada por Samsung para ajustar la disposición de los asientos, así como el sistema de sonido 7.1 firmado por JBL, que es propiedad de Harman y que a su vez pertenece a Samsung.

Debido a que la pantalla no permite montar sonido detrás de ella como en las salas tradicionales, Samsung diseñó su propio sistema psicoacústico basado en los altavoces JBL, lo que hace que tengamos varios subwoofers debajo de la pantalla, mientras que los altavoces frontales están instalados en la parte superior.

Según Samsung, cada pantalla Onyx tiene una vida de al menos 11 años, considerando una operación de 15 horas diarias. Asimismo, mencionan que debido al brillo de la pantalla, no sólo está pensada para mostrar películas, sino también para transmitir eventos en directo, ya sean deportivos, conciertos e incluso eSports.

A pesar de los beneficios de esta pantalla Onyx, se estima que el precio del montaje de una sala con esta tecnología puede llegar a costar más de 800.000 dólares, que es hasta tres veces más de lo que cuesta instalar una sala de proyección tradicional. Debido a esto, el precio de las entradas será más elevado, acercándose a lo que actualmente cuesta un boleto para una sala IMAX.

Samsung también adelantó que están planeando tener 10 salas Onyx en todo el mundo para el verano y al menos 30 salas para fin de año. Asimismo, también mencionaron que mostrarán más adelante en este año una pantalla Onyx de 14 metros año, con la que buscarían competir con los nuevos sistemas de proyección láser, con los que por ejemplo IMAX ya está trabajando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio