Publicidad

Las inquietantes distopías vuelven por Navidad. "Black Mirror: White Christmas"

Las inquietantes distopías vuelven por Navidad. "Black Mirror: White Christmas"
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es una de esas series imprescindibles para los amantes de la tecnología, y desde luego va mucho más allá de producciones fantásticas como Halt and Catch Fire o una -al menos para mi- algo más floja The Good Wife. Black Mirror nos había regalado seis obras maestras en forma de seis historias independientes. Y sus creadores, que nos tenían algo abandonados, han vuelto por Navidad.

Y lo han hecho con otro regalazo. "Black Mirror: White Christmas" es un capítulo especial que en apenas 70 minutos -atentos a la cifra, hay otra referencia a ella durante el transcurso del mismo- nos vuelve a enfrentar a nuestros peores temores tecnológicos. Porque como en anteriores episodios, la distopía que nos presenta esta nueva entrega no parece estar tan lejos después de todo.

Conocer el futuro es la mejor forma de evitarlo

Evitaré aquí adelantar el argumento de esta pequeña joya: el capítulo fue emitido el pasado martes y seguramente muchos seguidores de las anteriores minitemporadas no hayáis podido disfrutarlo aún. Lo que sí es obligatorio es hablar de esa inquietante realidad alternativa que nos vuelven a pintar el guión y los actores.

Black Mirror 7

Porque lo peor es que como decía, en Black Mirror son maestros en acercarnos pesadillas que podrían convertirse en realidad. Esa voracidad tecnológica que nos atrapa en el día a día a menudo no nos deja reflexionar sobre el futuro que nos espera si no empezamos a mirar las cosas con perspectiva. Porque como ocurría en otros episodios, cada uno de los avances que nos presentan como cotidianos en la serie podrían estar bastante cerca de producirse.

De hecho, esas tecnologías presentadas de forma tan natural tanto en los escenarios como entre los actores son básicamente el siguiente paso al que nos dirigimos si no tenemos cuidado. Dispositivos y servicios que parecen inofensivos y de los cuales solo vemos el efecto 'wow' tienen una cara mucho más sombría. Una a la que probablemente no querríamos enfrentarnos si fuera real. Y "Black Mirror" representa perfectamente ese futuro.

Qué mejor que poder echar un vistazo a ese futuro para no intentar caer en esos errores. Coged las palomitas y disfrutad del espectáculo.

Más información | Channel 4 En Xataka | El terror tecnológico de Black Mirror lo tienes a tu lado: tres capítulos para pensar este fin de semana (I) | El terror tecnológico de Black Mirror: tres capítulos para pensar este fin de semana (II)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir