Publicidad

HBO Max retira temporalmente ‘Lo que el viento se llevó’ y Netflix elimina 'Little Britain': cómo impactan los conflictos raciales en las parrillas

HBO Max retira temporalmente ‘Lo que el viento se llevó’ y Netflix elimina 'Little Britain': cómo impactan los conflictos raciales en las parrillas
128 comentarios

La terrible muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo a manos de un policía en Mineápolis está convulsionando no solo la actualidad política y social de todo el mundo, sino también la cultural. Al retraso de unos cuantos eventos relacionados con la industria del videojuego (en sustitución del cancelado E3 de este año) que iban a tener lugar estas semanas en señal de duelo y respeto, se han sumado la retirada o reconsideración de unas cuantas producciones audiovisuales consideradas conflictivas por su contenido.

Sin duda el caso más notorio es el de 'Lo que el viento se llevó'. La histórica película producida por David O. Selznick en 1939 es un drama épico ambientado en el bando del Sur en tiempos de la Guerra Civil norteamericana y, por tanto, en una zona donde la esclavitud estaba absolutamente presente. El 8 de junio, John Ridley, guionista de '12 años de esclavitud', publicó un artículo en Los Angeles Times criticando duramente la película de Victor Fleming, y acusándola de romantizar unos tiempos oscuros para la población negra.

Ridley escribió que la película ignoraba "los horrores de la esclavitud" y perpetuaba "los estereotipos más dolorosos sobre la gente de color". Cabe recordar que Hattie McDaniel, la actriz que daba vida a la mítica criada negra Mammy ganó un Oscar por su papel, convritiéndose en la primera actriz de color en conseguirlo... en una ceremonia que no le permitía sentarse junto a sus compañeros blancos de reparto.

El impacto en redes sociales del artículo de Ridley ha llevado a Warner a retirar temporalmente de HBO Max la película. Volverá con un cartel que explique su contexto histórico, ya que, afirma Warner, "es un producto de su época y representa algunos de los prejuicios étnicos y raciales que, desafortunadamente, han sido habituales en la sociedad americana". Afirma Warner que el clásico volverá "con una denuncia de esas representaciones, pero lo hará como fue creada originalmente, porque hacerlo de otro modo sería lo mismo que asegurar que esos prejuicios nunca existieron".

lo que el viento

No se trata de la primera vez que Warner lleva a cabo una operación de este tipo. En los recopilatorios en DVD de cortos de Tom y Jerry, Warner respeta los cortos con representaciones racistas, que son abundantes, pero incluye un cartel con palabras muy similares a las de su comunicado respeto a 'Lo que el viento se llevó'. En algún caso incluso rodó unas piezas altamente constructivas protagonizadas por Whoopi Goldberg donde entraba al detalle acerca de la importancia de estos cortos, su erróneo mensaje y la necesidad de preservarlos.

Pequeña Bretaña y chicos malos

Lo que el viento se llevó no es la única película puesta en duda por la convulsa actualidad estadounidense. Una producción aparentemente lejana en el espacio, como es 'Little Britain', de BBC, que ha sido retirada de Netflix, BritBox, y del servicio de BBC iPlayer. El motivo es el empleo de blackface (actores blancos disfrazados de negros, a menudo con intención satírica, y que supone uno de los ejemplos más obvios y clásicos de apropiacionismo cultural), algo que también adfecta a otra serie retirada de los mismos creadores, David Walliams y Matt Lucas, 'Come Fly With Me'.

Article 1342025 0c9692e1000005dc 498 468x505

El motivo de la retirada, según ha declarado BBC a Daily Mail, es que "los tiempos han cambiado", y es muy posible que el propio Matt Lucas esté de acuerdo. En 2017 confesaba en una entrevista que "Si pudiese volver atrás y hacer 'Little Britain' de nuevo, no haría esos chistes (...) Hicimos un tipo de comedia más cruel de la que haría ahora". 'Little Britain' ya causó controversia en su día por la brutalidad de su humor, y fue criticada por cómo se cebaba especialmente en las clases humildes del país.

Finalmente, está el caso de 'Cops', el veterano docureality que sigue el día a día de policías estadounidenses, con una generosa cantidad de escenas de arrestos e intervenciones violentas. Después de 32 años (los siete últimos en Paramount Network), la serie desaparece sin ni siquiera estrenar su temporada 33. Su nacimiento en 1989 vino de la mano de la huelga de guionistas que afectaba a las productoras estadounidenses, y ahora su existencia se replantea debido al dramático viraje que la visión de las fuerzas de seguridad están sufriendo en el país.

Cops

'Cops' siempre ha sido criticada por su visión exhibicionista de la violencia policial y por la criminalización entre líneas de minorías raciales y clases pobres. Por ejemplo, en 2013, el grupo de lucha por los derechos civiles Color of Change encabezó una campaña para que la serie no fuera renovada debido a su visión parcializada de la realidad, donde "la policía siempre acierta, son héroes que resuelven todos los crímenes y los malos siempre son atrapados". Una suerte similar ha corrido el docureality de ambientación policial 'Live PD', de A&E y retirado de la parrilla de la cadena.

Otros contenidos conflictivos

Por supuesto, no es el único caso de películas que por su contenido conflictivo han sido retiradas o marginadas de los circuitos de distribución. Claramente en paralelo con 'Lo que el viento se llevó' tenemos la película prohibida por excelencia de Disney, 'Canción del Sur'. Es una película de 1946 duramente criticada por su contenido abiertamente racista, que lleva sin reeditarse desde los años ochenta, y que por supuesto no está incluida en el catálogo de clásicos de Disney+.

Canciondelsur Un fotograma de 'Canción del sur'

Hay casos de prohibiciones por contenido de películas tan variados como los motivos. Está aquella vez que 'Saw VI' fue clasificada X en 2009, en una de las decisiones más ridículas y arbitrarias de los últimos tiempos de la distribución de cine en España. O los múltiples problemas que ha ido encontrándose 'A Serbian Film' en su recorrido por festivales. Ángel Sala, director del Festival de Sitges, llegó a ser denunciado por exhibición de pornografía infantil con esta película de ficción, aunque con toda lógica acabó siendo absuelto.

Más políticos fue el caso de ‘The Interview’, una crítica bufa al gobierno de Corea del Norte que acabó recibiendo amenazas de ataque terrorista, lo que limitó notablemente su carrera comercial. Y en España, obras de Borja Cobeaga que han tratado con humor el tema del terrorismo, como la estupenda 'Negociador' o 'Fe de etarras' han sido acusadas de poca sensibilidad. La agresiva campaña publicitaria de esta última llegó a ser denunciada por asociaciones de víctimas del terrorismo.

La comedia más radical, de hecho, siempre ha estado perseguida: películas de Sacha Baron Cohen como 'Borat' o 'Bruno' tienen contenidos que quizás hoy, pocos años después de su estreno, no se verían con los mismos ojos, y además por motivos comparables a los que han llevado a la retirada de 'Little Britain'. Sin duda, un tema espinoso y que admite múltiples puntos de vista: ¿hablamos de censura, de adecuación a los tiempos o de obsesión por no molestar?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios