'El caballero verde': llega a Prime Video una de las sensaciones indie del año, una fantasía que reinventa los mitos artúricos

'El caballero verde': llega a Prime Video una de las sensaciones indie del año, una fantasía que reinventa los mitos artúricos
13 comentarios

Asociamos a menudo el género de fantasía con las películas épicas de gran presupuesto a lo 'El Señor de los Anillos'. ¿Cómo representar si no es con holgura de medios los escenarios de ensueño, las hordas de enemigos y las aventuras más grandes que la vida? 'El caballero verde' demuestra que es posible hacerlo con recursos limitados y que, sin embargo, en este caso conducen a una de las propuestas de fantasía más estimulantes del año, una catarata de imaginación perturbadora que llega en exclusiva a Amazon Prime Video.

'El caballero verde' parte, como toda buena película de aventuras y fantasía, de una fuente reconocida y respetable: 'Sir Gawain And The Green Knight', un poema anónimo del siglo XIV en inglés medieval que ha sido reformulado y reinterpretado incontables veces (el proipio Tolkien, por ejemplo, lo tradujo al inglés moderno). David Lowery, director de la también magnífica 'A Ghost Story' y de la versión moderna de 'Peter y el dragón', la convierte en una especie de viaje del héroe intimista, pero que no pierde la épica por el camino.

Conoceremoss a Gawain, un aún no consagrado caballero de la corte del Rey Arturo (de hecho, no está claro si el título se refiere al protagonista o a su fantástica némesis) que acepta un desafío que se le queda muy grande: el de una imponente criatura fantástica que llega a la Corte ofreciendo a cualquier caballero que quiera la posibilidad de atacarle como desee. Un año después, ese caballero tendrá que buscarle y permitir que él le devuelva el golpe.

Gawain (interpretado por un Dev Patel que es todo temores, dudas y ambición) le corta la cabeza. Un año después se verá obligado a buscar a su enemigo en una aventura que es una especie de viaje del héroe interior y que le permitirá recorrer escenarios fantásticos y retorcidos en busca de un destino que le es esquivo, hasta un shakesperiano y oscuro tramo final de la historia que no contaremos aquí pero que Lowery cuenta casi sin palabras, rubricando su talento narrativo.

Que le corten la cabeza

En su trayecto, Gawain se tropezará con guerras sin sentido, pilas de cadáveres, macabros atracadores, brujas y amantes interpretadas por una Alicia Vikander que reformula los papeles femeninos de estas historias clásicas, animales parlantes que conectan de forma insospechada 'El caballero verde' con el 'Anticristo' de Lars Von Trier... y en una de las secuencias más cautivadoras de la película, una manada de criaturas imponentes cuya existencia podría o podría no ser fruto de una apresurada ingestión de setas alucinógenas.

Todo es fotografiado por Andrew Droz Palermo en entornos naturales de los bosques irlandeses (la película usa también espacios de la Corte que se vieron, paradójicamente, en 'Excalibur') que certifican que el buen gusto y no los presupuestos millonarios es lo único que hace falta para propulsar una buena película de fantasía. Los escenarios, tan naturales como oníricos, casi propios de película de animación, son sin duda una de las bazas para convertir a 'El caballero verde' en una de las propuestas fantásticas del año.

'El caballero verde' no ofrece acción incesante ni batallas épicas (salvo la más épica de todas: el remordimiento, la maduración a golpes y los coscorrones de la vida), pero su apuesta firme por las visiones simbólicas y la reinterpretación macabra y pesimista de la mitología clásica convierte la propuesta de Lowery en imprescindible. Estampas bucólicas que parecen salidas de otro mundo y personajes que conectan a 'La Cosa del Pantano' con la historia anglosajona tienen la culpa.

'El caballero verde' tiene todo el sello de A24 -productora de donde han brotado autores tan estimulantes como Ari Aster o Robert Eggers-: su preciosismo estético y macabro marca de la casa, también responsable de que la película adopte a menudo modos de película de terror simbólica y llena de imágenes para el recuerdo. En cualquier caso, una de las fantasías oscuras del año y una pieza imprescindible para el catálogo de Prime Video.

Temas
Inicio