Compartir
Publicidad
'AlphaGo' es el documental de Netflix que mejor explica lo que supuso la victoria de la IA de Google al campeón de Go
Cine y TV

'AlphaGo' es el documental de Netflix que mejor explica lo que supuso la victoria de la IA de Google al campeón de Go

Publicidad
Publicidad

El 9 de marzo de 2016 el mejor jugador del mundo en el Go, Lee Sedol, llegaba al Four Seasons Hotel de Seúl para jugar contra el primer ordenador que presumía de ganar a un humano. Llegaba confiado y declarando a la prensa que no había de qué preocuparse, las cinco partidas que iba a disputar contra la inteligencia artificial AlphaGo pensaba ganarlas para demostrar a todos que las máquinas no tienen nada que hacer contra un humano en el Go, menos contra el 18 veces campeón del mundo. Ante el asombro de todos Lee Sedol perdió, AlphaGo ya no era una simple broma, era el ordenador que había vencido a Lee Sedol y para muchos (no sólo aficionados al Go) ese día pasó a la historia.

Esta es una de las escenas del documental de Netflix 'AlphaGo' dirigido por Greg Kohs. El documental trata de plasmar cómo la inteligencia artificial de DeepMind consiguió ganar al mejor jugador de la historia del Go, el que es considerado el juego de mesa más difícil del mundo. No hay ningún spoiler que evitar, AlphaGo ganó cuatro de las cinco partidas que jugó contra Lee Sedol. Con este documental Netflix busca reflejar lo que eso supuso para los participantes, para los jugadores de Go y para el progreso de la tecnología.

Go Tablero de Go, el que es considerado el juego más complejo del mundo. Vía Netflix

AlphaGo, la creación de un jugador de ajedrez que batió al 18 veces campeón del mundo de Go

AlphaGo es el producto que surge de DeepMind, una startup de aprendizaje automático con sede en Londres y con Demis Hassabis al mando. Que DeepMind ponga a prueba a su inteligencia artificial con juegos de mesa no es casualidad, Demis Hassabis fue maestro del ajedrez con 13 años y considerado el segundo mejor jugador sub-14 del mundo en su momento. Era un niño prodigio de este juego de mesa, pero como las máquinas ya eran mejores que los humanos en ajedrez, buscó otro juego más complicado como es el Go, un juego donde hasta hace poco ningún ordenador consiguió ganar al humano.

Demis Hassabis Demis Hassabis durante una entrevista de AlphaGo. Vía Netflix

Para conseguir tal objetivo, DeepMind (propiedad de Google desde 2014) aplica el aprendizaje automático y la inteligencia artificial a su sistema de juego. A AlphaGo le dieron las reglas del juego y una larga base de datos con miles de partidas del Go jugadas por profesionales y amateurs. A partir de aquí AlphaGo comenzó a jugar contra otros humanos, y a la hora de realizar cualquier movimiento tomaba decisiones como cualquier otra inteligencia artificial: analizando algunas de las opciones posibles, decenas de movimientos futuros para cada una de esas opciones y las posibilidades de ganar con ellas, escogiendo finalmente la mejor opción basándose en su experiencia.

¿Que ha evitado que un ordenador ganase hasta ahora en el Go? El juego es relativamente sencillo de jugar, pero realizar el movimiento correcto no es tan simple. Para hacernos una idea rápida, si en el ajedrez tenemos unos 20 movimientos posibles en cada jugada, en el Go pueden ser fácilmente unos 200 movimientos. En el documental explican muy bien esta idea, hay tantas opciones posibles que ningún ordenador puede calcularlas todas para encontrar la mejor. ¿La solución? Hacer lo mismo que el humano mediante inteligencia artificial: intuir cuál puede ser la mejor jugada.

AlphaGo El "backstage" de AlphaGo donde el equipo de DeepMind monitorizaba todos los movimientos. Vía Netflix

El documental 'AlphaGo' no se centra tanto en todos estos detalles técnicos, sino más bien en las cinco partidas que Lee Sedol jugó contra AlphaGo en marzo de 2016. Aún así durante el transcurso de las partidas podemos ver pequeñas pinceladas sobre el funcionamiento de la IA de DeepMind, cómo lo vivieron los asistentes y cómo el equipo de DeepMind tuvo que ingeniárselas para que AlphaGo jugase como un humano más en ese torneo.

Lo interesante del documental es que fue grabado durante el encuentro entre AlphaGo y Lee Sedol, por lo que todas las imágenes son reales y no se basa en recreaciones. Si a esto se le suma un pequeño contexto de qué es AlphaGo y declaraciones de sus creadores, tenemos como resultado un documental más que entretenido.

Sentimientos encontrados con el humano antes que con la máquina

Dado que el documental tiene que dirigirse a un público más amplio como es el de Netflix y no simplemente a técnicos, informáticos y apasionados por la inteligencia artificial, no puede entrar en muchos detalles complejos. Consigue transmitir el funcionamiento básico de AlphaGo para que todo el mundo entienda cómo se las ingenia para ganar al Go, pero el plano que más vas a ver es el de la cámara enfocando a Lee Sedol y su contrincante durante las cinco partidas que se jugaron.

Plano La acción principal del documental se desarrolla en esas cinco partidas entre AlphaGo y Lee Sedol. Vía Netflix

Como el director no puede usar la carta de los detalles técnicos, hace uso de las emociones, de cómo reacciona Lee Sedol, el equipo de DeepMind, el público y prácticamente todo el mundo. De como reaccionan no solamente durante cada partida, sino también ante el hecho de que una máquina había derrotado a un humano en el Go, al mejor de todos. Las reacciones de los asistentes al evento son de asombro, pena y cierto temor. Reacciones que reflejan el tópico de que la inteligencia artificial acabará con nosotros.

Hay una (posible) justificación en apoyar a Lee Sedol antes que a AlphaGo incluso cuando lleva tres partidas perdidas seguidas: la enorme popularidad de Lee Sedol. Cuenta a sus espaldas con 18 títulos internacionales y eso lo convierte prácticamente en un Dios en el mundo del Go y en Corea del Sur. Porque el Go no es un simple juego en esta parte del mundo, se le considera incluso un arte. Lee Sedol es el orgullo de su pueblo, y por lo tanto perder ante AlphaGo no es una opción. Este aspecto se destaca bastante en el documental, donde Lee Sedol ni tras perder 3-0 es capaz de reconocer que AlphaGo le ha superado, el orgullo y lo que supone eso hace que no consiga asumirlo.

Lee Sedol La pasión por el Go y especialmente por Lee Sedol en Corea del Sur hizo que el enfrentamiento adquiriese una gran popularidad. Vía Netflix

En compensación de esas ideas que se dejan caer a lo largo del documental, tras las cinco partidas hay una serie de declaraciones de académicos y expertos en el tema que advierten de lo mucho que queda para que Terminator acabe con los humanos, que el logro de AlphaGo no es el fin del mundo. Quizás contar las otras aplicaciones de la IA de DeepMind habría sido de más provecho, como por ejemplo las aportaciones en medicina que está realizando. Los logros de DeepMind son mayores que ganar al Go, todo lo aprendido se está aplicando a más sectores, el jugar al Go es simplemente un reto para poner a prueba los progresos que se están haciendo. Pero todo esto puede que de para otro documental.

Sea como sea, el documental 'AlphaGo' de Netflix es desde luego entretenido, una buena opción para conocer mejor a AlphaGo y cómo consiguió ganar al campeón del mundo. Aunque sabes cómo va a acabar cada una de las partidas, hay detalles y jugadas muy curiosas que demuestran la capacidad de la inteligencia artificial para actuar en ciertos contextos. Eso sí, no caigas en la tentación de pensar que esto es el principio del fin y que la IA acabará con todos nosotros. Ni tan siquiera ahora que la nueva versión de AlphaGo aprende de si misma y es 100 veces mejor que antes.

Más información | Netflix
En Xataka | La nueva versión de AlphaGo (que aprende de sí misma, no de los humanos) superó a la antigua versión 100 victorias a 0

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos