Windows 11: primeros pasos después de instalarlo

Windows 11: primeros pasos después de instalarlo
68 comentarios

Ya ha llegado el día. Windows 11 ya está entre nosotros, y ya puedes descargarlo en tu ordenador siempre y cuando sea compatible y cumpla con sus requisitos mínimos. Si ya has instalado Windows 11 en tu ordenador pero no sabes ni por dónde empezar a utilizarlo, vamos a proponerte los primeros pasos que puedes dar una vez ya has completado su configuración inicial y te dispones a empezar a utilizarlo.

Con estos pasos, aprenderás a empezar a poner el sistema operativo a tu gusto, adaptándolo a tus necesidades o a la manera en la que quieras utilizarlo. Son pasos sencillos pensados para los principiantes, pero si eres un usuario con experiencia y quieres darle otros consejos a los primerizos, te invito a que lo hagas en la sección de comentarios.

Asegúrate de tener todas tus aplicaciones

Aplicaciones

Lo primero que debes hacer es asegurarte de tener todas las aplicaciones que necesitas. Por lo general, Windows 11 es como una actualización, y habrá mantenido todas las aplicaciones que tuvieras instaladas. Pero por si acaso, es conveniente que revises tu lista de aplicaciones en el menú de inicio, pulsando en Todas las aplicaciones, por si echas de menos alguna.

También es conveniente que explores la nueva tienda de aplicaciones de Microsoft Store. Ha cambiado muchísimo con respecto a la de Windows 11, y vas a encontrarte muchas aplicaciones nuevas que no había en la anterior versión, aunque la mayoría serán aplicaciones web progresivas. Merece la pena revisar si te interesa alguna de las nuevas que hay disponibles, y revisar las nuevas secciones de sugerencias de aplicaciones.

Carpetas

Además de esto, puede que Windows 11 haya instalado también otras aplicaciones de forma automática sin tu permiso, o lanzadores para instalar aplicaciones. Por lo tanto, puedes aprovechar para hacer limpieza y desinstalar las aplicaciones que no necesites y que tampoco tenías en Windows 10.

Organiza el nuevo menú de inicio

Menu De Inicio

Otra de las cosas que más han cambiado en Windows 11 es el nuevo menú de inicio. Adiós a las baldosas, ahora vuelve a tener un tamaño reducido, y funciona a través de aplicaciones que puedes anclar en él. Por lo tanto, otro primer paso es dedicarle un tiempo a ponerlo como quieras, añadiendo y quitando aplicaciones ancladas.

Para empezar, haz click derecho sobre las apps que no quieras que aparezcan, y pulsa en la opción Desanclar de inicio para que no aparezcan en la pantalla principal del menú de inicio. No desinstalarás las apps, simplemente dejarán de estar presentes.

Además, puedes buscar una aplicación escribiendo su nombre o en la sección Todas las aplicaciones. Al hacerlo, haz click derecho y elige la opción Anclar a Inicio para añadirlas. Una vez tengas en el menú de inicio todas las aplicaciones que quieras, puedes arrastrarlas para ordenarlas cambiándolas de sitio, y que así cada una esté en en la zona que quieras.

Debajo de las aplicaciones ancladas, tienes una sección de Recomendaciones que puedes personalizar. Para ello entra en la configuración de Windows, ve a Personalización y pulsa en Inicio. Allí podrás desactivar los elementos que no quieres que te aparezcan, como las aplicaciones más usadas, o los archivos que hayas abierto recientemente.

En esta ventana de opciones de Inicio, puedes entrar en la sección de Carpetas. Con ella, vas a poder activar accesos directos que quieras que aparezcan al lado del botón de apagado, como acceso rápido a algunas carpetas clave de tu ordenador que te llevarán a ellas en el explorador de archivos.

Pon el menú de Inicio a la izquierda

Alineacion

Otro de los cambios estéticos de Windows 11 es que se han arriesgado a poner el menú de inicio en la parte central de la pantalla. Pero esto es algo que también puedes cambiar para mover el menú de inicio a la izquierda y que esté en una posición más natural. Para ello entra en la configuración de Windows, ve a Personalización y pulsa en Barra de tareas.

En estas opciones, simplemente tienes que abrir la opción de Alineación de la barra de tareas y elegir Izquierda en vez de Centrada. De momento, en Windows 11 no puedes cambiar el sitio donde está la barra de tareas, siempre tiene que estar abajo, pero puedes elegir entre una alineación clásica a la izquierda o centrada.

Ancla aplicaciones a la barra de tareas

Anclar

Cuando abres una aplicación o programa, verás que su icono aparece en la barra de tareas, abajo del todo. Pues bien, también vas a poder anclar aplicaciones a la barra de tareas para que su icono siempre esté ahí aunque no lo utilices. Esto, junto a tener el inicio centrado, te dará un aspecto que recuerda a muchas distros de GNU/Linux o incluso a macOS.

Lo único que tienes que hacer para esto es abrir una aplicación, la que quieras. Cuando su icono aparezca en la barra de tareas haz click derecho en él y elige la opción Anclar a la barra de tareas que te aparecerá en el menú contextual.

Cambia las aplicaciones por defecto

Apps Predeterminadas

Windows 11 ha complicado el sistema de aplicaciones por defecto. Ya no puedes simplemente decir que determinada aplicación sea para esta función, como usar X app para los vídeos o X navegador en general. A cada formato de archivo le tienes que asignar una aplicación, de modo que tendrás que configurar manualmente los archivos AVI, MP4, etcétera en vez de simplemente los vídeos. Y así con todo.

Para cambiar tu navegador por defecto o cualquier otra aplicación predeterminada, tienes que entrar en la configuración de Windows e ir a la sección de Aplicaciones. Allí, entra en la opción de Aplicaciones predeterminadas. Cuando lo hagas verás una lista de apps, y tendrás que pulsar sobre ellas para elegir el tipo de archivo que quieres que reproduzca cada una.

Domina el sistema de pantalla partida

Pantalla Partida

El sistema de pantalla partida de Windows 11 ha cambiado mucho con respecto a Windows 10, y tienes diferentes configuraciones de pantalla partida dependiendo de si quieres ver dos, tres o cuatro aplicaciones en una única pantalla.

Lo único que tienes que hacer es pasar el puntero del ratón sobre el botón de maximizar en la barra superior de una de las aplicaciones. Se desplegarán las distintas disposiciones, y tienes que pulsar en la parte que quieras dentro de una disposición para colocar ahí la aplicación en la que estás. Cuando coloques esa aplicación, se te invitará que en cada una de las otras zonas de la disposición elijas otra de las aplicaciones que tengas abiertas.

Domina el sistema de notificaciones

Notificaciones

También hay cambios en las notificaciones de Windows 11, que ahora aparecen cuando pulsas en el reloj y calendario de la barra de tareas. Te aparecerán encima del calendario, y son notificaciones con las que puedes interactuar para responder mensajes o archivar correos, por ejemplo. Las interacciones en las notificaciones dependerán de cada aplicación.

Notis Apps

Puedes personalizar las notificaciones en pulsando en Notificaciones dentro de la sección Sistema de la configuración de Windows. Aquí, vas a poder desactivar todas las notificaciones o solo algunos tipos que te resulten especialmente molestos. Tendrás también una lista de aplicaciones para desactivar o configurar las notificaciones de cada una de ellas

Concentracion

También podrás configurar el Asistente de concentración de Windows 11. Se trata de una característica nueva de Windows 11, que te permite configurar momentos u horas en los que no quieres que te aparezcan notificaciones, o por lo menos que no te aparezcan las que no son importantes. Podrás elegir diferentes horas del día, o desactivar determinadas aplicaciones cuando hagas algo, como por ejemplo ampliar una aplicación o juego en pantalla completa.

Organiza tus escritorios virtuales

Escritorios

El otro gran paso es que te familiarices con la gestión de escritorios virtuales de Windows 11. Si pulsas Windows + Tabulador abrirás los escritorios virtuales, que te aparecerán abajo. Podrás crear nuevos escritorios o eliminar los que ya tengas creados, y a cada uno le puedes asignar un nombre diferente.

Luego, podrás moverte entre los escritorios pulsando Control + Windows + Izquierda o Derecha, para navegar al escritorio siguiente o anterior. La idea es que **en cada escritorio puedas tener distintas aplicaciones, y así puedas tener separado tu entorno laboral del de ocio. Además, en la vista de escritorios de Windows + Tabulador, podrás arrastrar las aplicaciones abiertas en un escritorio para moverlas a otro sin cerrarlas.

Además, haciendo click derecho sobre el fondo de un escritorio, podrás elegir la opción de Personalizar, con ellas, puedes hacer cosas como asignarle a cada escritorio virtual un fondo de pantalla diferente, de forma que puedas diferenciarlos fácilmente con solo pasar de uno a otro.

Personaliza Windows 11 a tu gusto

Y por último, dentro de las opciones de Personalización de la configuración de Windows 11 también puedes elegir entre modo claro u oscuro en la sección de Colores. Entre sus opciones, podrás elegir el modo oscuro o el claro, las transparencias de las ventanas o el color de énfasis que aparezcan en los iconos de aplicaciones.

Además, también tienes la sección de Temas en Personalización, con la que podrás cambiar el aspecto de tu escritorio por completo, desde el fondo de pantalla hasta los sonidos que quieras utilizar. También tendrás acceso a la sección de temas de la tienda de Windows para descargarte otros personalizados creados por otras personas.

Temas
Inicio