Publicidad

SATA vs RAID: qué son y cuáles son las diferencias

SATA vs RAID: qué son y cuáles son las diferencias
Sin comentarios

Vamos a explicarte las diferencias entre SATA y RAID, dos términos que suelen utilizarse a la hora de hablar discos duros, y que algunas personas podrían confundir o no saber diferenciar si no tienen experiencia en el tema. La cuestión es que pese a ser dos términos que vas a encontrarte hablando de discos duros, el SATA es un tipo de conexión, mientras que la configuración RAID son formas de configurar varios discos duros en un equipo.

Vamos a intentar hacer este artículo lo más resumido posible, ya que tenemos artículos individuales donde profundizamos en la conexión SATA o la configuración RAID de discos duros. Vamos a intentar orientarlo todo a que entiendas las diferencias, empezando con pequeñas definiciones sobre cada uno de los conceptos, y luego entrando en unas diferencias que verás claras cuando entiendas qué es cada cosa.

Qué es la conexión SATA

Sata

La conexión SATA , también conocida como Serial ATA o S-ATA, y es una interfaz de bus para la transferencia de datos entre la placa base y otros componentes que conectas a ella. Dicho de una manera que puedas entender, es un tipo de conexión que vas a encontrar tanto en la placa base como en algunos componentes internos del ordenador.

Su principal uso es para conectar unidades de almacenamiento a la placa base, y además es un conector de arquitectura de punto a punto. Esto quiere decir que tiene una conexión física entre puerto y dispositivo, que en otras palabras significa que es un conector que encontrarás tanto en la placa como en las unidades que conectas a ella, y necesitas un cable compatible para poder realizar la conexión.

Cada dispositivo se tiene que conectar a un puerto diferente, no hay adaptadores para conectar más, ya que así se evitan interferencias. El tipo de conector es siempre el mismo, y la misma ranura te servirá, por ejemplo, para discos duros tanto 3,5 como 2,5 pulgadas, lectores de unidades ópticas como DVDs o Blurays, o unidades de almacenamiento sólido SSD, que son los principales componentes que usan esta conexión.

Como todo en la tecnología, el SATA ha ido evolucionando con diferentes versiones a lo largo de los años, con diferentes estándares que usan como apellido su velocidad. Por los SATA 1,5 Gb/s, 3 Gb/s y 6 Gb/s, con esas respectivas velocidades de transferencia de datos. Cuanto más velocidad de transferencia haya, más rápidos irán los discos duros y todo lo que tengas en ellos.

Qué es la configuración RAID de discos duros

Raid

Por lo general, en un ordenador conectamos los discos duros cada uno a su ranura, funcionando todos como discos independientes. Pero también está la alternativa de la configuración RAID, popular en algunas unidades como los servidores NAS. Es un método para combinar los discos duros como un matriz que se reconoce como una sola unidad por el sistema operativo. Vamos, como tener una unidad de almacenamiento formada por varios discos duros.

Lo que hace esta configuración es enlazar los datos en varios discos duros, haciendo que las operaciones de entrada y salida de datos estén mejor balanceadas, lo que al final acaba ayudando a tener un mejor rendimiento. Pero hay diferentes tipos de RAID que puedes configurar, que hacen que los datos se repartan de diferentes maneras en los discos duros.

Existen diferentes tipos de configuraciones RAID, más de 15 diferentes, pero los más populares son 3, que son los que te vamos a decir a continuación. Sin embargo, también hay otras cuantas configuraciones que tienes en nuestro artículo específico sobre RAID de discos duros.

  • RAID 0: Una de las mejores configuraciones para aumentar la velocidad de escritura y lectura. Se necesitan al menos dos discos duros, y el tamaño total de la unidad será el del disco de menor capacidad. No se sumarán capacidades. La información se escribe de forma alterna en cada uno de los discos que forman la matriz. Esto hace que los datos se envíen de forma paralela, y que la velocidad a la que fluyen los datos pueda llegar a ser literalmente el doble que si tuviéramos sólo un disco.
  • RAID 1: Los datos se almacenan por igual en cada uno de los discos duros. Esto hace que si hay algún error en alguno de los discos o en alguno de los archivos, siempre tendrás otra copia a la que recurrir. Los datos estarán por duplicado, lo que también mejora las velocidades de escritura y lectura al poder copiar datos de forma simultánea. Las capacidades no se suman tampoco, y se usa la del disco que menor capacidad tenga.
  • RAID 5: Debes tener un mínimo de 3 discos duros. Los datos se distribuyen entre todos los discos que tengas en la matriz salvo en uno, que almacenará una copia de seguridad de todos los datos. En los discos donde se distribuyen los datos, la información se divide en bloques que se distribuyen de forma equitativa por ellos. Así, se multiplica exponencialmente la velocidad. Es una especie de mezcla entre los dos anteriores.

La diferencia entre SATA y RAID

Como puedes ver de los dos bloques anteriores, SATA y RAID son conceptos totalmente diferentes. Sin embargo, puede que en alguna ocasión los veas cerca porque ambos están relacionados con los discos duros.

Por una parte, la interfaz SATA es la que se utiliza para conectar discos duros y otras unidades de almacenamiento a la placa base del ordenador. Son los conectores que utilizan tanto la placa como los componentes para conectarse entre sí con un cable que también utilice esta interfaz. Hay otras interfaces, como el estándar M.2, pero el SATA sigue siendo de las más utilizadas.

Mientras, RAID es como se le llama a los tipos de configuración con los que se puede hacer que varios discos duros funcionen como solo uno en el ordenador, y que tu PC solo detecte uno cuando realmente son varios uniendo esfuerzos para mejorar la velocidad de lectura y escritura. Es algo que en los PC no se suele utilizar, sino en dispositivos externos como los NAS.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio