Publicidad

Cómo funcionan los localizadores de IP y cómo de exactos son

Cómo funcionan los localizadores de IP y cómo de exactos son
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte cómo funcionan los localizadores de IP, explicándote también cuán exactos son. Se trata de unas páginas, algunas gratis y otras de pago, que le ofrecen a sus clientes poder obtener la geolocalización de las IPs que les visitan, como por ejemplo Ip2location, MaxMind, Tamo Soft o IPligence.

Empezaremos explicándote cómo funciona exactamente el tipo de localización que estas páginas suelen utilizar para saber por dónde navegas. Después pasaremos a decirte cuán precisas pueden ser, explicando por qué puede haber diferencias entre ellas.

Cómo funcionan los localizadores de IP

Navegar

Este tipo de páginas de localización hacen uso de la geolocalización por IP. Es cuando a una dirección IP se le asigna la ubicación geográfica real del dispositivo a través del que te estás conectando a Internet. Vamos, que cuando entras en la red a la dirección IP con la que lo haces se le asigna un país, una ciudad o región, así como datos de latitud y longitud de la posición donde te encuentras. También se le asigna el nombre del operador con el que te estás conectando.

Una dirección IP es algo así como la matrícula con la que sales a la carretera que supone Internet. Hay páginas que quieren o necesitan saber de dónde vienen sus visitantes para realizar acciones como, por ejemplo, dirigirles a versiones de la web con su idioma o a un contenido seleccionado para ellos. Y de ahí que a veces, para facilitarlo todo, tu IP ofrezca esa dirección.

Esta información también ayuda a la seguridad en la red, ya que los propietarios de comercios electrónicos tienen con ella una herramienta para reducir el fraude de tarjetas de crédito en función de la ubicación desde la que se utilizan. Además, en el caso de estar sufriendo un ataque informático o de spam ilegal, un administrador puede saber desde dónde se está realizando ese ataque.

El ARIN estadounidense o el RIPE NCC europeo son algunos de los centros encargados de supervisar la asignación y registro de los números de recursos de Internet en regiones específicas. Ellos tienen los Whois de las IPs, la información sobre quién es el dueño de cada uno, y le ofrecen esta información a muchas de las agencias que se lo solicitan.

Así pues, cuando te conectas a Internet tu operadora te asigna una IP con la información de la localización desde la que estás navegando, y esta información la ceden a las agencias encargadas de su supervisión. Sin embargo, esta localización de las direcciones IP no es siempre precisa, y además estas páginas también pueden tener diferencias entre ellas.

¿Cuán precisas son estas páginas?

Como te hemos dicho al principio, existen varias bases de datos y páginas web que permiten saber la geolocalización de las direcciones IP. Sin embargo, dependiendo de las páginas la precisión con la que se te geolocaliza puede variar entre un 50% o un 98%. Esto quiere decir que aunque algunas pueden aproximarse mucho a tu ubicación real, a menudo dan un barrio e incluso a veces poblaciones que no se corresponden con la tuya.

Esto es así porque la dirección que realmente está registrada en tu IP es la del proveedor con el que tienes contratada tu tarifa de Internet. Cuando te conectas, tu proveedor te asigna una de sus direcciones IP internas, y como son suyas es su dirección postal la que aparecerá en las páginas cuando busques la geolocalización.

Esto quiere decir que si tu IPS tiene las oficinas en tu misma ciudad, cuando vayas a una de estas páginas aparecerá cual es la ciudad en la que vives, pero no mostrarán la calle en la que está tu casa ni el número de portal. Además, si vives en una población pequeña o con las oficinas de tu IPS fuera, la geolocalización de la IP mostrará una población diferente.

También es posible que una misma IP de ubicaciones diferentes dependiendo de la página que uses, algo que muestra lo poco preciso que es geolocalizar estas direcciones. Puede ser por varias razones, como que tu IP pública esté compartida por otros clientes de tu operador, o que la empresa cambie la ubicación asignada a tu IP, algo que pueden hacer si quieren. Las bases de datos de las diferentes páginas no siempre actualizarán a la misma velocidad, y de ahí las diferencias.

Sea como fuere, con lo grande que es Internet y las miles de millones de personas que entran a diario, el país desde el que navegas, la provincia desde la que lo haces e incluso tu localidad no deja de ser datos importantes que quizá no quieres que cualquier web que visites pueda conocer. De ahí que el hecho de que estas páginas no sean demasiado precisas no siempre sea algo negativo para ti.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir