Publicidad

IP pública: qué es y cómo se puede cambiar

IP pública: qué es y cómo se puede cambiar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué es una IP pública y cómo puedes cambiarla. Se trata de las matrículas que se le asigna a cada usuario cuando navega por Internet, por lo que si una página o servicio la bloquea puede hacer que dejes de poder acceder a ella. De ahí que algunos usuarios puedan querer cambiarla, ya sea por eso o por tener una navegación más anónima.

La buena noticia es que cuando se dan las condiciones oportunas, cambiar la dirección IP pública es extremadamente fácil. Pero hay casos en los que es posible que no puedas hacerlo, por lo que también mencionaremos algunas alternativas con las que tener un efecto similar. Pero antes de eso, vamos a empezar explicándote de forma entendible qué es eso de una IP pública y cómo puedes saber cuál es la tuya.

Qué es la IP Pública y cómo saberla

Ip

Una IP Pública es la dirección que te asigna tu ISP, empresas que dan acceso a Internet como Telefónica, Vodafone, etcétera, y sirve para identificarte dentro de Internet cuando te conectas. Aunque también las hay fijas, es común que estas IPs suelan ser dinámicas y vayan cambiando sin que te des cuenta cada cierto tiempo.

Nadie puede navegar por la red sin una IP, y ninguna página web puede estar online si no tiene una IP asociada. De hecho, cuando tú escribes una dirección como 'www.google.es', lo que hace el navegador es traducir ese texto a una dirección IP para poder conectarse a la página de Google y acceder a su contenido.

Por lo tanto, estas direcciones IP públicas son como la matrícula que se te asigna cuando te conectas. Es una manera de identificarte como usuario en la inmensidad de la red, ya que ninguna IP se puede repetir.

Siendo el identificador con el que sales a la red nunca está de más saber cuál es tu IP pública. Para obtenerla existen diferentes métodos depende de tu sistema operativo, pero la forma más sencilla es la de recurrir a una página especializada en mostrártela. Las hay a cientos, y es un método rápido que no depende de tu sistema operativo.

Por ejemplo, sólo con entrar a páginas como Ver mi IP o CualEsMiIP.com ya puedes ver de forma automática y sin tener que hacer click en ningún sitio cuál es tu IP pública. En ellas también podrás comprobar si navegas a través de un proxy que oculte tu IP real.

Cómo cambiar tu IP pública

Router

A la hora de estar conectado a Internet, pueden darse tres casos en relación con tu IP pública. El primero es que tengas una IP dinámica o fija, lo que quiere decir que la dirección puede variar o no variar. Si es dinámica, forzar el cambio es sencillo. Las fijas son poco probables que las tengas, porque suelen ser de pago. También puedes estar en una CG-NAT, un sistema con el que algunos operadores le asignan la misma IP a varios usuarios.

Si quieres cambiar tu IP pública dinámica tengo buenas noticias, y es que es muy fácil hacerlo. Primero cierra todas las ventanas de tu navegador, o todos los navegadores que uses. Entonces, apaga el router que tienes en casa y vuélvelo a encender al cabo de unos minutos. Si el router es interno en algún ordenador, reinícialo. Cuando te vuelvas a conectar a Internet, comprueba si tu IP pública ha cambiado.

Si el reinicio no funciona, tienes una IP fija, o navegas en una CGNAT, entonces tendrás que recurrir a otros recursos. El primero es utilizar una VPN. Esto lo tendrás que hacer a nivel local configurándola en tu PC o en tu móvil, aunque hay navegadores que también la integran. Con ello no cambiarás tu IP pública, pero estarás utilizando un servidor externo para enmascararla y, a ojos de otras páginas y servicios, será como si tuvieses una IP diferente.

El segundo método es utilizar un proxy, que hace de intermediario entre las conexiones de un cliente y un servidor de destino. Tu IP pública seguirá siendo la misma, pero al tener un intermediario, las páginas y servicios que visites creerán que utilizas otra IP porque no estarán viendo la tuya, sino la del proxy a través del que te estás conectando a ellas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir