Publicidad

Android One, Android Go, Android Stock y Android AOSP: qué son y en qué se diferencian

Android One, Android Go, Android Stock y Android AOSP: qué son y en qué se diferencian
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué son y cuáles son las diferencias entre Android Stock, Android One, Android Go y Android AOSP, las diferentes versiones del sistema operativo que puedes encontrarte en tu dispositivo. Si sueles frecuentar páginas especializada, es posible que hayas oído hablar de estos términos sin terminar de entender la diferencia, y eso es lo que vamos a intentar aclarar de la manera más sencilla posible.

Has de saber que de cara al usuario las diferencias son mínimas excepto en el caso de Android AOSP, ya que en el resto podrás acceder a los servicios de Google y la tienda de aplicaciones de Android sin problemas. Sin embargo, sí puede haber algunas diferencias en aspectos como la personalización del sistema operativo o la velocidad con la que recibe sus actualizaciones.

Principales diferencias entre las versiones

Antes de empezar a profundizar en las características de cada una de las versiones de Android, vamos a resumirte brevemente las principales diferencias entre ellas. A continuación las tienes todas ordenadas y explicadas en un único párrafo.

  • Android AOSP: Android tal y como lo conoces está compuesto por varias piezas, y la principal de ellas es la versión AOSP. Es el código gratuito y abierto básico de Android, con el Kernel Linux y las diferentes librerías esenciales, pero que luego necesita de los servicios controlados por Google para convertirse en Android tal cual lo conoces. No tiene acceso a los servicios de Google, como la tienda de aplicaciones, pero es un punto de partida del que beben algunas ROMs básicas.
  • Android Stock: Es el Android que todo el mundo conoce. Los fabricantes tienen total libertad para modificarlo con sus capas de personalización para adaptarlo a las experiencias que quieren ofrecer o añadirle nuevas funciones, aunque también hay quien prefiere dejarlo limpio y casi sin personalizar. Los fabricantes se encargan de actualizarlo.
  • Android One: Una versión de Android en la que Google le obliga a los fabricantes que quieran utilizarla que no añadan casi ninguna personalización, por lo que es lo más cercano que puedes tener a Android puro. Los fabricantes se encargan de actualizarlo, pero al tener menos personalización suelen tardar menos en lanzar las actualizaciones.
  • Android Go: Una versión de Android diseñada para funcionar en teléfonos de la gama más baja, esa que tiene menos de 1 GB de memoria RAM. Utiliza aplicaciones adaptadas para consumir menos, y los fabricantes no tienen permitido añadir ninguna personalización. De hecho, es la propia Google la que se encarga de las actualizaciones.

Qué es Android AOSP

Aosp

Android AOSP (Android Open Source Project) es la base esencial y mínima de Android, y a partir de la cuál se desarrollan después el resto de versiones de Android. Su código es abierto y cualquiera puede acceder a él, de manera que no necesita el permiso de nadie para poder crear un sistema operativo a partir de él, aunque si se queda en la versión AOSP sin cumplir otros requisitos, no podrá acceder al resto de elementos de Android stock como la tienda de aplicaciones.

AOSP está compuesto por múltiples niveles; el Kernel Linux, las distintas librerías hasta capas más superficiales como el gestor de descargas o el panel de notificaciones. AOSP dispone también de aplicaciones básicas como un navegador, una alarma o una aplicación de fotos. Pero Google en vez de actualizar estas versiones abiertas, lo que ha hecho ha sido crear alternativas propias y subirlas a Google Play.

Para entender la diferencia entre Android AOSP y el resto de versiones tienes que intentar no pensar en Android como un sistema operativo en sí, sino como una plataforma móvil compuesta por varias capas. La primera sería la base, Android AOSP, pero luego tendrías otras capas por encima como los Google Mobile Services y las Google Apps. Mientras que la base AOSP es abierta, el resto de componentes pertenece directamente a Google y queda bajo su regulación.

Qué es Android stock

La versión stock de Android es la que podríamos considerar como la normal, la que nació como un proyecto independiente comprado por Google, y la que sigue desarrollándose para que cualquier fabricante pueda trabajar a partir de ella. Es por lo tanto la que puedes encontrar en la mayoría de dispositivos.

Esta versión de Android está compuesta por la base AOSP, pero se le añaden otros elementos y APIs controladas directamente por Google, así como servicios como Google Play Store o aplicaciones básicas que tienen que estar en todos los dispositivos porque así lo dicta Google, como YouTube o Google Maps.

Su principal característica es que permite que el fabricante coloque personalizaciones por encima, como capas de personalización que modifiquen el aspecto de Android o sus opciones. Si compras un teléfono Huawei, verás que su aspecto es diferente a uno de Sony, LG o Samsung, porque partiendo de un mismo Android stock, cada fabricante ha colocado su capa de personalización o launcher Android para modificarlo como más conveniente crean.

También hay casos en los que los fabricantes realizan una personalización tan agresiva de Android, que casi parece un sistema operativo nuevo. A estos tipos de sistemas derivados se les considera fork, pero realmente no es ningún sistema operativo diferente sino un Android stock muy personalizado. También hay fabricantes que deciden instalarlo casi sin personalizaciones, la decisión es de cada uno de ellos.

En cualquiera de los casos, todos los fabricantes tienen que partir de la base abierta de Android, y haber pasado la certificación de Google para utilizar sus aplicaciones básicas, los servicios conocidos como Google Mobile Services. A partir de ahí, ya cada uno añade las experiencias que quiera.

Dentro de Android stock nos podemos encontrar también con los teléfonos Pixel de Google. Los Pixel tienen personalizaciones exclusivas en Android igual que el resto de teléfonos, por lo que aunque sea de Google sigue siendo una versión de Android personalizada que se diferencia del resto de versiones stock de Android.

La versión de Android normal no tiene apenas limitaciones. Puede instalarse en todo tipo de configuraciones, puede personalizarse de forma extrema o no y su mantenimiento corre a cargo del fabricante del propio teléfono. Google provee el sistema y cada constructor lo adapta a su manera y a su velocidad. De esta forma de funcionar parte el gran problema de Android, aunque no sea realmente gran grande: la fragmentación de versiones. Aunque para suavizar esto nació Project Trebble.

Qué es Android One

Android One

Android One es un programa que Google puso en marcha en el año 2014. Inicialmente el programa nació para intentar hacer una versión que pudiese ejecutarse de forma más fluida en dispositivos con menos potencia, y para eso hizo uso de un Android casi puro. Con el tiempo, el foco se ha puesto en ofrecer este Android puro.

Con lo de un Android casi puro nos referimos a que esta versión prácticamente no está personalizada por parte de los fabricantes. De hecho, Google le obliga a los fabricantes que quieran adherirse a este programa que casi no toquen para proporcionar una experiencia limpia, como si sólo tuvieras el Android Stock pero sin añadirle ninguna capa de personalización.

¿Y por qué esto le interesa a muchos usuarios? Pues porque hay dos tipos de usuarios de Android: a los que les gustan las capas de personalización de los fabricantes y los que prefieren que Android esté casi sin tocar. Este programa, por lo tanto, contenta a los segundos y facilita que los móviles vayan un poco más rápido.

Otra de las ventajas de Android One es que suelen tardar menos en recibir las nuevas versiones de Android. Las actualizaciones siguen dependiendo de los fabricantes, Google sigue facilitando el código original y cada constructor lo adapta. Pero al haber menos ajustes y aspectos del sistema que actualizar por parte de los fabricantes al no haber casi personalización, suelen tardar menos en tener la actualización optimizada.

Esto quiere decir que el ritmo de actualización de los teléfonos Android One es bastante más alto que el de los teléfonos con Android stock con su respectiva capa de personalización. Esto ayuda a que los usuarios tarden menos tiempo en recibir las novedades que Google va integrando cada año en las nuevas versiones de su sistema operativo.

En cuanto a su funcionamiento interno, al igual que la versión stock, Android One también tiene la base AOSP y los Google Mobile Services, por lo que puede acceder a la tienda de aplicaciones de Android y descargarse exactamente las mismas aplicaciones que el resto de dispositivos.

Qué es Android Go

Android Go llegó en 2017 y se ha convertido en la gran apuesta de Google para ofrecer su sistema operativo para teléfonos con poca potencia. Está destinado a los teléfonos de las gamas bajas, esas tan bajas que posiblemente no te encuentres en el mercado al estar centradas en países emergentes, y que tienen por ejemplo menos de 1 GB de memoria RAM.

Podríamos decir que Android Go es la respuesta de Google a los sistemas operativos que se emplean ahora en los "feature phones" o teléfonos móviles de toda la vida, como el caso del YunOS que llegó a bordo de los nuevos Nokia 3310. Así, Google aspira a adherir estos teléfonos más sencillos a su ecosistema, y a mejorar la experiencia de uso en ellos para fomentar que Android se siga expandiendo.

En el caso de estos dispositivos, Google no permite que haya capas ni personalizaciones de ningún tipo, ya que quieren controlar la experiencia para asegurarse de poder utilizarse en estos móviles con pocos recursos. Por lo tanto, Android Go viene a ser como un Android totalmente puro, aunque no apto para la mayoría de teléfonos.

Internamente, también cuenta con la base AOSP y los Google Mobile Services, pero otro de los elementos que lo hace diferente es que tiene un set de aplicaciones propias especialmente adaptadas. Para ellos, Google ha ido desarrollando una suite de aplicaciones alternativas que también se apellidan Go, como Google Go o YouTube Go, y que basan su experiencia en un consumo mínimo de recursos y datos, tanto móviles como a través de WiFi.

También hay otra diferencia fundamental con el resto de versiones de Android, y es que Google se encargará directamente de las actualizaciones de los teléfonos con Android Go, sin que el fabricante tenga que intervenir para nada. Esto hará que les lleguen mucho más rápido las nuevas versiones de Android, aunque al estar adaptadas a móviles de poca potencia no tendrán muchas de las funciones del resto.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir